Carlos Rotondaro: si muero será por su culpa

1

¿Dónde está el Zoladex?

Señor presidente del Seguro Social de Venezuela. O sea, Carlos Rotondaro. Le preguntó: ¿Dónde están los medicamentos de alto costo para los enfermos de cáncer? ¿Por qué no se toman las medidas para que este medicamento no falte en los hospitales encargados de entregarlos? Yo necesito ese producto, con urgencia. Pero más lo necesitan otras personas. Yo estoy rozando el borde de los 80 años, pero hay niños y jóvenes que requieren el medicamento y no lo encuentran. Yo estoy más de allá que de acá, pero ellos no. Son niños y jóvenes que necesitan vivir. Tienen derecho a vivir, pues Dios les dio la vida, y, por lo tanto, la vida es sagrada, señor Rotondaro. Usted tiene poder. Usted está enchufado. Usted es un burócrata. Muchos dicen que es ineficiente. No me consta, pero lo que sí es cierto es que muchos venezolanos y venezolanas, de todas las edades, están con sus vidas en un hilo, por falta de los medicamentos de alto costo. En un país donde hay tanto real para todo, no se justifica que no se pueda cumplirles a los enfermos de cáncer… ¡Abajo la burocracia! ¡Abajo la ineficiencia!

2

¡Zoladex, no hay!

Le narro esta historia señor Rotondaro: en Puerto Ordaz, el encargado de entregar ese tipo de medicamento es el Hospital Uyapar. Para lo cual los enfermos tenemos que estar en el lugar desde las tres de la madrugada, con el fin de tener opción en la lista. Cada quien con su taburete para sentarse a esperar por más de 10 horas. Allí están presentes no sólo los enfermos de Ciudad Guayana, sino que vienen de El Callao, Guasipati, Tumeremo, Upata y de Ciudad Bolívar. ¿Sabe qué, señor Rotondaro? He visto a muchos enfermos, hombres y mujeres, desmayarse del hambre, del estrés y del cansancio. Todo ese esfuerzo para al final oír: "Zoladex, no hay, venga dentro de ocho días". Le pregunto, con todo el respeto que se merece, ¿usted cree que eso sea justo, señor…? Pienso que se le está haciendo un flaco servicio al proceso revolucionario. Por cierto, le envío esta perla para que la investigue: se corre un rumor de que el medicamento llega al Hospital Uyapar, y manos inescrupulosas lo desvían para ser vendidos al mejor postor. No estoy acusando a nadie. Eso debe quedar claro. Son cosas que dicen, y cuando el río suena es porque…No poseo pruebas, pero eso se comenta entre los mismos enfermos… ¿Será cierto? Para usted es fácil investigarlo. Por favor, hágalo.

Agregado:

Señor Presidente Nicolás Maduro, métale el ojo a lo que acontece con los medicamentos de alto costo. El Seguro Social es un organismo que tiene el deber de buscar donde sea y cómo sea esos productos para la salud, ya que está en juego la vida de mucha gente: vieja, madura y joven. Esto es urgente, Presidente. Usted tiene la palabra. En mi caso, tengo cerca de tres meses sin recibir la dosis que me toca, pero hay muchas personas cuya vida penden de un hilo…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2569 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a247379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO