Única alternativa

Está claro que nos jugamos un capitulo estelar para la victoria o fracaso de la revolución. El imperio desató todos sus demonios luego de la desaparición física del alfarero de la revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Tal vez no entendimos a tiempo sus desvelos por la causa de los pobres, tampoco entendimos que junto a él estuvieron quiénes nos llevaron por el camino de la traición el 11 de abril.

Una cosa le dicen al Presidente Maduro y otra muy distinta y atroz vive nuestro pueblo en la calle.

Estado comunal, plan de la Patria y golpe de timón son tareas "congeladas" por burócratas que juegan pá los dos equipos.

Si analizamos en frio la experiencia de Socialismo Productivo en marcha, los sistemas de distribución y control, el saldo arrojado es negativo porque se ha tratado de hacer una combinación de lo viejo con lo nuevo y está demostrado que "de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno".

Adicionalmente a esté intento de poner al zamuro a cuidar carne, se ha violentado la voluntad de la mayoría que en todos los procesos electorales ha elegido un Gobierno del GPP, ya caracterizado por Marta Harnecker con aquello de que, "todo aquel que ayuda a ganar elecciones es porque aspira ayudar a gobernar".
Si no se da un giro al rumbo estamos condenados al fracaso y para nosotros, está prohibido fallar.

Solo basta recordar que a principios de año el compañero Presidente Nicolás Maduro anuncio el lanzamiento del Socialismo productivo por un lado y por el otro el Consejo Federal de Gobierno anunciaba la aprobación de más de 5 mil dólares para proyectos de infraestructura y vialidad, recordemos el Golpe de Timón y la referencia hecha por el Comandante Eterno por la construcción de una carretera en Apure donde los técnicos y planificadores No pensaron en el pueblo.

El gran problema que tenemos para derrotar al imperio y las consecuencias de la guerra económica es que la burocracia desde las alcaldías, gobernaciones y el funcionariado de todos los niveles se oponen y son negligentes para la instalación del Sistema de Planificación Participativa Territorial y esta herramienta Constitucional que tiene siete leyes del Poder Popular es la única alternativa real para transitar de victoria en victoria rumbo al punto de no retorno.

Es una tarea pendiente la reunión que por razones obvias no se pudo realizar en marzo del Consejo Presidencial del GPP, es una tarea pendiente la conformación de un Gobierno del GPP para crear el nuevo sistema de Planificación, Producción y Distribución de bienes y servicios desde una perspectiva Socialista, Revolucionaria, Chavista y Antiimperialista.
Esta es nuestra UNICA ALTERNATIVA…





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1189 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Miembro de Secretariado Regional PPT Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @juanparao

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas