Bachaqueros del hermano país

Comenzaré por decir que estos comentarios no tiene nada que ver con xenofobia hacia los colombianos, pues tengo varios amigos costeños y cachacos, y un grupo grande de estos hermanos son honorables personas que han decido trabajar y convivir entre nosotros. También debo decir que gente buena y mala existe en todos los lugares del mundo, pero es el caso que en la actual situación de escasez y especulación en los precios de bienes subsidiados, de primera necesidad, ciudadanos proveniente de Colombia participan activamente e inciden en el desabastecimiento e inflación.
 
Es notorio ver que en las habituales colas de los diferentes supermercados, Mercal, PDVAL y Abastos Bicentenarios, al llegar algún alimento o artículo subsidiado, inmediatamente llegan como una colonia de hormigas, y pudiera tratarse de alguna mafia, pues en pocos minutos llegan en tropel, colapsan el lugar y acaban con la mercancía, casi al instante.
 
Se desplazan en motocicletas y hacen uso eficiente de los teléfonos celulares. Algunos de estos colombianos son transeúntes que incursionan al tener familiares y amigos donde se alojan, con el único objetivo de aprovecharse de esta situación. Otros que son residentes han dejado su habitual labor de albañilería y fontanería, para dedicarse al buhonerismo o a llevar de contrabando productos de primera necesidad para su lugar de origen, con pingues ganancias. A todo esto hay que agregar la aptitud hipócrita y acomodaticia del gobierno colombiano, quienes al reunirse con las autoridades venezolanas, acuerdan, solo como retórica, que van a combatir el contrabando de productos de primera necesidad y el bachaqueo, pero se hace la vista gorda, pues le conviene que continúe esta situación.
 
Otro aspecto que se debe considerar es que una cantidad de colombianos, antes que algunos venezolanos, han sido favorecidos con viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, así como la compra de artefactos del hogar con el programa de “Tú casa bien equipada” y hasta vehículo del convenio existente con China.
 
Por otra parte, vale comentar que en diferentes estudios de opinión de la empresa Hinterlaces, de Oscar Schemel, se ha determinado lo siguiente:
  • Las colas no son por hambre, pues se trata de personas con dinero buscando productos para comprar.
  • Solo 1 de cada 4 ciudadanos en cola, necesita el producto.
  • 78% está de acuerdo en prohibir la venta de productos de primera necesidad en el comercio informal.
  • 84% exige mano dura con el acaparamiento, contrabando y especulación.
En fin, la preocupación demostrada por el Presidente Constitucional Nicolás Maduro y su equipo de gobierno, adquiriendo y distribuyendo los productos de primera necesidad y subsidiados, siempre serán insuficientes, mientras persista esta situación. Por lo tanto, es necesario que el gobierno bolivariano meta la lupa y agudice el análisis, utilizando las maquinas capta huellas, para determinar la cantidad y frecuencia de quienes compran productos de primera necesidad, a fin de, con mano dura, tomar los correctivos correspondiente, incluyendo deportación y cárcel para los reincidentes.
 
 
anez45@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1741 veces.



Freddy J. Añez A.

Jubilado de PDVSA. Anti imperialista. Licenciado en Administración Comercial UCV - 1975

 anez45@yahoo.com

Visite el perfil de Freddy Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Añez

Freddy Añez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a204685.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO