Deme dos tarjetas señor

Son 44 bolívares, me dijo de mala gana el quiosquero. Un señor de edad avanzada que estaba detrás del mostrador. ¿Cuarenta y cuatro bolívares por qué le interrogue?, si esas tarjetas cuestan veinte bolívares. Si pero yo las vendo a veintidós, para ganar algo. ¿Y es que la telefónica no les da un margen de ganancia? Sí, pero es muy poco. Y usted no se da cuenta que está especulando con el precio, y eso es un delito penado por la ley. ¿Cuál ley?, me soltó a boca de jarro, en este país nadie respeta la ley, y no voy a ser yo el mas pendejo que lo haga. Además me da los cuarenta y cuatro bolívares o no le vendo nada ¡usted es un ladrón! le dije disgustado, lo denunciaré a la SUPERINTENDENCIA DE PRECIOS JUSTOS. Valla donde le dé la gana total esos son unos corruptos que vienen martillando y con dos lochas se quedan callados.

Tome de la mano a mi nieto que me acompañaba y me retiré a casa prácticamente con el rabo entre las piernas, como los perros acobardados. Maldiciendo entre dientes y pensando. ¿Qué carajo es esta revolución que no es capaz de meter en cintura a un simple quiosquero? Por eso cuando discuto con mis compañeros sobre la especulación les sostengo. ¡Los especuladores somos el mismo pueblo! Y no hemos tomado conciencia de ello. Nos desgastamos tildando de especulador a Lorenzo Mendoza, pero protegemos a sus obreros distribuidores que llegan a cualquier minorista y le condicionan la venta de acuerdo a sus precios personales. -Te dejo Mazeite si me pagas la caja en mil novecientos bolívares. Pero, ¿a como lo voy a vender yo? Véndeselo a los colombianos por dos mil quinientos bolívares, y te vas ganando seiscientos. ¡No está mal! ¿Si te lo pago a ese precio, me dejas harina pan?. Claro te la dejo a trescientos bolívares el paquete de 20 kilos, tu lo puedes vender a 50 bolívares el kilo, los colombianos te la arrancan de la mano. ¿Y tienes mayonesa? Si te dejo las cajas que quieras, pero me debes comprar dos cajas de migurt por cada caja de mayonesa, y esa te la pongo en 700, y tú la puedes vender en ochenta bolívares el pote de 910 gr, y va que chuta. En la frontera Ureña y San Antonio lo venden en 150 bolívares y te lo arrancan de la mano. Tengo de todo, dice el camionero distribuidor, así que empecemos a negociar que para mañana es tarde.

En ese mismo instante se está trasmitiendo por televisión y radio. – ¡¡La superintendente de precios justos, Andreina Tarazón, se dirige a país, para anunciarle a todos los venezolanos que la ofensiva económica ya comenzó y se está aplicando en todo el país con resultados muy satisfactorios, en este momento el pueblo se siente protegido de la ola de especuladores que tiene azotado a los ciudadanos de Venezuela, son más de 440 fiscalizaciones que se han realizado a lo largo y ancho del país!!. Detalló que en esta segunda ofensiva contra la guerra económica se han puesto a la orden de la fiscalía 7 personas por diversos delitos económicos tipificados en la Ley de Precios Justos y en la Constitución Nacional. “Nuestras instituciones velan por los derechos socioeconómicos del pueblo y enfrentan el acaparamiento, especulación, usura y boicot”, apuntó,

El camionero distribuidor de la Polar. Mira al comerciante minorista, y con una sonrisita cómplice a flor de labios, le comenta, ¡pura paja, eso es pura paja!.


cel2138@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2757 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ofensiva Golpista febrero 2014

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ofensiva Golpista febrero 2014


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a187316.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO