La huelguista y la leche

Hemos visto la puja entre los huelguistas de cachitos y los jóvenes del PSUV. La decisión de confrontar con movilización y eventos (foros, debates, asambleas) este nuevo intento de la oposición por abrir caminos para la desestabilización es correcta, sin embargo, se percibe una manera de considerar los conflictos y situaciones que reclaman una revisión para medir sus impactos. Se valoran unos conflictos que no dejan de ser importante afrontarlos, pero se subestiman o descuidan otras situaciones que generan conflictos y angustias en las familias y afectan con mayor impacto a la población.

La huelga de cachitos es muy en el fondo un acto mediático; político, pero se mueve por la acción de los medios y la negociación con estos jóvenes no depende exclusivamente del gobierno o de los ministerios involucrados. Están en huelga porque es parte de un plan y la posibilidad de desactivarlo depende más del lado de la oposición que de una decisión del gobierno. No hay mucha capacidad de maniobra en el asunto (gobernabilidad) y consideremos que el grueso de la población no está como muy pendiente de estos huelguistas de cachitos, porque hay muy poco malestar por estos niñitos empeñados en “empacharse” todas las noches con comida chatarra.

Si pongo en una balanza el conflicto de los huelguistas de cachitos y la situación con la escasez de leche por ejemplo; la balanza desde una perspectiva política se inclina más hacia la situación de escasez de leche y seguramente produce mayor problema (desencanto) que la huelga de cachitos. Si dudan de esta afirmación, métanse en una cola en la cual se esté despachando leche completa desde algún abasto o supermercado y pongan el oído para monitorear de lo que se habla y fíjense en la condición social de los que están en las colas. Una vez hecho este procedimiento, prepare su propia evaluación. Particularmente he estado en dos largas colas en el supermercado Sigo de Barcelona y en las dos oportunidades pude oír los mismos comentarios y ver a personas que no son oligarcas ni clase media alta. Gente que por su apariencia procedían de El Viñedo y de la Ponderosa que son dos comunidades muy cerca del supermercado sigo y son comunidades con mucha condición de pueblo.

Así como se moviliza toda una masa de militantes para eventos que tienen como objetivos confrontar estos planes; el PSUV Nacional y el Gobierno deben emprender una gran movilización para afrontar la escasez de productos básicos que es también un plan de desestabilización con mayores consecuencias políticas que la huelga de los niñitos de papá en la entrada de la sede del PNUD. Ignoro cómo está la producción de leche completa en el país. En los grandes supermercados y abastos no se ve el producto, pero acérquense por cualquiera de los mercados municipales de Barcelona y sitios de buhoneros para que vean leche completa, azúcar, café, harina de maíz de todas las marcas. En el caso de la leche completa en polvo verán en los puestos de ventas de buhoneros y de los mercados municipales, nuestra leche socialista “los Andes” a 30 y 35 bolívares el kilo.

Esta situación, es mucho más impactante que la supuesta huelga de hambre, pero no parece preocupar mucho.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2186 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a119801.htmlCd0NV CAC = Y co = US