Un artículo antipático para los camaradas y un alerta para los candidatos por Anzoátegui: Hernández, Sifontes, Moreno y Frasso

¡Qué tal, camaradas! Un saludo de luchas, de luchas del alma. Luchas contra uno mismo, no por uno mismo sino por otros y para otros. Camaradas y no.  

Sé que muchos, por ser revolucionarios integrales, se debaten por lo mismo. 

Me refiero a los idealistas y los ideales. Me refiero a la planificación y las metas. Me refiero a los hechos. Quiero referirme a nuestra Revolución, que socialista anhelamos.  

Por eso me molesta, me arrecha, que hayan tantos farsantes. Si alguno de esos me leen, aun cuando se hagan llamar revolucionarios –si es que les gusta–, más si están en funciones con responsabilidades de gobiernos, sabrán que los rechazamos.  

Que quisiéramos que solitos, sin importar el pretexto, se salieran de nuestras filas. No queremos camaradas que no quieran ni entiendan que hay que trabajar por nuestra gente humilde. Que la Revolución está en darles poder, darles trabajo, darles recursos, y para vivir decentemente organizados  

Es más, los que así  no actúan no son camaradas en el sentido político. Ni siquiera en el sentido del trato coloquial de compañero de acciones o de simplemente amigo. 

Y que trabajen con esmero, con eficiencia. Sin egoísmos ni beneficios personales y grupales muy cuartarepublicanos y, sobre todo, con honradez.  

Pero no sólo con la honradez en cuanto a pulcritud en el manejo de los dineros del pueblo, de los venezolanos y de quienes viven acá; sino con la honradez del pensamiento, en el respeto por todos. Honradez por el sentimiento: popular, colectivo y nacional. 

Honradez para comunicarse. Honradez para trabajar con ahínco, ya que en un proceso incipiente de una Revolución, hacia el Socialismo en un estado mucho más incipiente, se requieren esfuerzos mayores que para el normal desenvolvimiento de cualquier gobernante o funcionario en las democracias simplonas. 

Rogamos porque algún día se desenmascaren aquellos farsantes que llevan la Revolución en las nalgas y el Socialismo en los pies.  

Me disculpan, pero cuando vemos tanta desidia y que se mencionan tantas irregularidades y trajines, no nos queda más que entristecernos. En darnos lástima por todo y todos, al ver que mientras nuestro Líder-presidente, afanado hasta los tuétanos por llevar adelante un súper proceso de cambios, no cuenta con los apoyos, a veces ni de sus más “entrañables amigos”, o que así los cree, y que ni siquiera hacen la décima parte de su esfuerzo. 

Un eterno arar en el mar, e indirectamente amparando sinvergüenzuras. 

Por cierto, siempre me pregunté de qué subsisten los que se dedicaron a la política y que sin oficios conocidos, aun con profesiones que nunca ejercieron, los vemos en la palestra social    –comprando y gastando, y viajando–. Hoy apocados en figuración, claro.  

Y también me pregunto de qué viven nuestros ex funcionarios de alto rango. ¿Presentaron sus declaraciones de bienes antes y después de su actividad? Con la vida encareciéndose en esos niveles sociales donde se mueven, no sé cómo pueden vivir sin producir aquellos que fueron desplazados de sus importantes cargos. ¡Recuérdenlos! 

Y la otra gran pregunta: después de haber sido figuras dentro del gobierno Revolucionario, bajo la dirección y el influjo del talvez más grande revolucionario de estos tiempos, detrás del Ché y de Fidel, llamado, duélale a quien le duela, Hugo Chávez ¿cuáles funciones partidistas, de activismo político en la creación de conciencias, pateando barrios, de campaña, etc. están realizando? 

A lo mejor me equivoco, pero una de las personas desprendida de cargos de importancia que vemos como una eficiente obrera del panal de la Revolución es Ana Elisa Osorio.  Me disculpan los otros, las otras, a quienes no identifico en los medios, ni en los del Estado a los que siempre pueden acudir cuando hacen algo revolucionario. 

Ahora a lo del título, aunque lo mencionado los toca por algún frente, llamo a nuestros camaradas candidatos que, aún cuando todo está políticamente dirigido a una acción pro ganar el 26S, se pongan de acuerdo para que en los días que faltan exijan eficiencia a los Alcaldes y sus funcionarios en el mantenimiento vial.  

Por lo menos en la zona metropolitana norte que reparen calles y avenidas que en su mayoría están ahuecadas, algunas destrozadas y otras de terror, como dicen y ¡es un clamor colectivo! 

Este llamado, antipático porque aparece como opositor, lo he hecho por estas páginas electrónicas dirigiéndome a Aristóbulo como jefe regional de nuestro partido, a los directivos del partido, hasta he mencionado al Gobernador Tarek, a los alcaldes, Inés Sifontes, la querida “negra” de Barcelona y a Stalin Fuentes, el médico de Puerto la Cruz, y nada.  

Seguimos sumergidos en el asombro ante tanta ineficiencia huequil.

Sabemos que son responsabilidades que corresponden a sus ingenieros, pero como Gerentes les cae la irresponsabilidad por no supervisar, ni por exigir planes y resultados.   

Todos piensan que por el estado de destrucción de calles importantes será muy difícil que nuestros candidatos de esta zona de Anzoátegui ganen curules, salvo que sumen más por el voto duro de nosotros los chavistas que tenemos que apoyarlos por… chavistas.  

Así como también hemos oído que en Nueva Esparta será muy duro porque muchos están arrechos con Chávez, y es comentario adverso de visitantes nacionales y extranjeros, por las constantes fallas en el servicio eléctrico, el varias veces cotidiano “se fue la luz”, porque en algún momento se leyó y se oyó que se habían resuelto los problemas: “cero apagones”. ¿Y entonces?   

Y ruego me disculpen que no hable de nada bonito hoy, pero…

Ah, ¿dónde quedó el mea culpa y las R.R.R, tres “R”? 

¡P, S o M!  ¡V! 

edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2470 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social