Con mis ladrones no te metas

Frente al balcón de la oligarquía, y viendo el Waraira Repano (El Ávila), en su lujoso apartamento en Santa Paula, John Vicente Salvatierra está meditando. “Lo que estamos haciendo no tiene nombre. Estamos defendiendo a Nelson Meserhane y a Guillermo Zuloaga como si fueran honestísimos y todos sabemos lo que son. Sólo nos falta salir a la calle a escribir grafitis donde quede bien claro: Con mis ladrones no te metas.”

Después de estas profundas meditaciones, John Vicente abandona el balcón y camina lentamente hacia la cocina. Llega donde está su poderosa nevera de tres puertas, abre una de ellas y saca una Curichagua que un margariteño le trajo de regalo. Ve la fruta con admiración: “Qué grande es este país, carajo, con frutas como ésta otro país ya estaría desarrollado, pero nosotros, con este dictador, ni siquiera conocemos esta deliciosa fruta margariteña”. Le da un mordisco y siente una sensación placentera.

Ahora camina hacia su butaca Luis XVII y toma asiento, enciende su computadora y espera para leer sus correos. Toma el control remoto y enciende su televisor de plasma de 52 pulgadas. Está Leopoldo Castillo prácticamente llorando “porque el régimen continúa la persecución contra la gente decente que hace periodismo en este país”. John Vicente sonríe y se dice: “Ahora se puede decir que Globovisión es una empresa socialista porque está en manos de sus trabajadores”. Baja el volumen de Castillo y busca sus correos, todos hablan acerca de la persecución de los empresarios de la comunicación: Nelson Meserhane y Guillermo Zuloaga.

Más tarde, en la noche, John Vicente baja al estacionamiento y sale en su poderoso Audi 2010. Lleva todo su equipo comunicacional: spray, cámara y laptop. Va por Prados del Este buscando paredes para escribir su graffiti: “Con mis ladrones no te metas”. Ve una pared larga y blanca y detiene su vehículo, se baja y escribe y luego toma la foto, click, click, click, y saca su laptop, baja la foto y la envía a todos sus correos electrónicos, con el titular. Ud. los vio por Globovisión.

Una vez que comprueba que ya ha hecho lo suficiente para seguir luchando contra el socialismo del siglo XXI, John Vicente decide volver a su lujoso apartamento. Y una vez allí vuelve al balcón de la oligarquía y dice: “Así no podemos luchar contra la tiranía, tenemos que sincerarnos. Mientras sigamos apoyando vagabundos, el tirano seguirá en el poder.” Volvió a su butacón Luis XVII y vio en su computadora que una lluvia de correos estaban respondiendo el correo que había enviado con la foto del graffiti, y le decían: Traidor, chavista de mierda, ¿cuánto te pagaron?

robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3405 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: