Bolivia: miles de indígenas se atrincheran para frenar agresión de grupos fascistas


La Paz, Bolivia -- Miles de indígenas chiquitanos, en San Miguel de Velasco, se atrincheraron hoy en contra de más agresiones de grupos de choque afines al Comité Cívico pro Santa Cruz, a su vez que el Gobierno anunció que se están desplazando efectivos militares y policiales para garantizar la seguridad de esa región.

El alcalde de la población de San Miguel de Velasco, Pedro Dorado, denunció, vía teléfono a la red Erbol, que grupos de choque afines al los cívicos cruceños estuvieran cometiendo atropellos a la integridad de los pobladores, además de destrozos a casas, mercados y recintos comerciales.

La autoridad edil informó que alrededor de 12 mil chiquitanos se encuentran atrincherados en San Miguel de Velasco contra cualquier posible nueva agresión.

“En este momento existe un peligro inminente, 12 mil chiquitanos estamos atrincherados porque no vamos a tolerar la actitud de sometimiento de un grupo fascista, y pido al Gobierno tomar las medidas urgentes, puesto que en esta región no existe Ejército, ni Policía y menos autoridades locales que garanticen seguridad a la población”, aseveró Dorado en comunicación directa, vía Erbol, con el ministro de la Presidencia , Juan Ramón Quintana.

Además, fue categórico al solicitar al Gobierno que autorice a las Fuerzas Armadas para la intervención inmediata, caso contrario, declaró Dorado, “la población indígena está en su legítimo derecho de asumir la autodefensa con lo que se tenga en mano, machetes, hachas, palos o piedras”.

El alcalde chiquitano también responsabilizó al prefecto Rubén Costas y los dirigentes cívicos cruceños, e incluso al Gobierno por las muertes que arrojaría un eventual enfrentamiento con las personas afines al Comité Cívico Pro Santa Cruz, quienes desde el pasado viernes asumieron una serie de atentados en contra de personas que no comulgan con las posiciones políticas de la llamada “media luna”, no sólo en San Miguel de Velasco sino en otras poblaciones de la región.

Por su lado, el ministro de la Presidencia , Juan Ramón Quintana, lamentó lo acontecido en esa población chiquitana y señaló que “el Gobierno ya tomó todos los recaudos necesarios y ordenó al Comando de la Octava División de Santa Cruz y a la Policía a desplegar efectivos en esa región para frenar estos hechos intolerables de violencia y vandalismo”.

Asegurando que harán cumplir la ley con el mayor “rigor y firmeza”, Quintana convocó al Alcalde para que éste llame a la paz a toda la población de San Miguel de Velasco.

“Lamentamos las agresiones de grupos que transgreden el orden constitucional, realizando atropellos contra los pueblos e instituciones que protegen los derechos indígenas”, dijo Quintana.

Estos hechos de violencia se suman a los acontecidos el pasado viernes en la población de San Julián, en la que unionistas que no pudieron asistir al cabildo por las autonomías, se enfrentaron a campesinos y colonizadores que bloqueaban la principal ruta que comunica el norte cruceño con la capital oriental.

La violencia generada dejó el saldo de decenas de heridos, entre ellos dos de gravedad, actualmente internados en un hospital de la capital cruceña.

Una vez que los grupos afines al comité cívico cruceño retornaran ese día al norte del departamento, procedieron al saqueo y quema de sedes y hogares indígenas, destrozos en mercados y otros recintos públicos en poblaciones como San Ramón, San Javier, San Ignacio de Velasco, Asunción de Guarayos, Concepción, y, en las recientes horas, en San Miguel de Velasco, de la Chiquitanía cruceña.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5360 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter