Maestros, transportistas, trabajadores aéreos y de salud

Bolivia: Evo Morales enfrenta ola de huelgas y un paro general convocado por la COB

El Presidente Evo Morales se siente 'angustiado'. Comienza a trabajar a las cinco de la mañana y termina su labor pasada la medianoche y aún así no puede avanzar más rápido en su plan de gobierno. En tres meses de administración del Estado consensuó y aprobó la ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente; consolidó el apoyo de la comunidad internacional; consiguió la Tarifa Solidaria que fija un descuento de 25 por ciento para todos los hogares que consumen hasta 75 kwh/mes; puso en marcha un plan de alfabetización y una política de austeridad, pero no consigue consolidar la frágil estabilidad social. Esta semana se prevén nuevas protestas sindicales y un paro de la COB.

Los transportistas que se niegan a pagar impuestos desde el 1 de mayo, mientras que los trabajadores del LAB insisten en que el gobierno se haga cargo de los pasivos laborales de la empresa. Los maestros rurales del país pararán 48 horas a partir de este lunes, mientras que los trabajadores de salud lo harán por 72 horas desde el martes. Marcos Mercado, secretario ejecutivo de la Federación de Maestros Rurales cruceños, anunció la posibilidad de tomar por la fuerza el Seduca, como ocurrió la semana pasada.

Esta semana el Ministerio de Trabajo debe entregar la respuesta al pliego petitorio 2006 de la Central Obrera Boliviana y definir su política salarial. La COB ha convocado a un paro nacional de 24 horas para el 21 de abril porque el gobierno no ha podido atender todas las demandas del pliego cuyos puntos centrales son estabilidad laboral, incremento salarial acorde con la canasta familiar, una jubilación justa, la entrega de tierras y la derogación de la Ley de Pensiones.

La COB, en ampliado nacional en la localidad de Hununi, decidió declararse en estado de emergencia en contra del gobierno, ya que no habría cumplido con los compromisos acordados. 'A partir del 21 de abril se llevará adelante una movilización en todo el territorio boliviano, condenando la nueva administración del gobierno por no dar respuesta al pliego nacional de la COB', dijo Luis Choquetijlla, dirigente cobista. El ente matriz de los trabajadores prepara una marcha nacional para el 1 de mayo, seguida de una huelga general indefinida y el bloqueo nacional de caminos.

Los sindicatos también le exigen al gobierno la inmediata nacionalización de los hidrocarburos sin indemnización; la derogación del Decreto Supremo 21060 que instaura el libre mercado y la libre contratación; la revisión de la Ley de Capitalización, del Estatuto del Funcionario Público y otros.

El Ministro de Trabajo admitió que hay un retraso en la entrega de la respuesta a la COB sobre el pliego petitorio, pero afirmó que esto se debe a que existen demandas estructurales que requieren un amplio análisis en varias carteras de Estado como Hacienda e Hidrocarburos.

Galvez confirmó que es un hecho el incremento del salario mínimo nacional, que en la actualidad está congelado en 440 bolivianos. Morales anunció que el salario mínimo se duplicaría y ahora precisa que el aumento estará en el marco de las posibilidades económicas del Estado. 'Estamos hablando de un monto muy considerable, se está estudiando, pero no les puedo decir cuanto, porque no se trata de jugar cacho, estamos estudiando todos los índices, pero si les puedo afirmar que va a subir un porcentaje significativo', informó el Ministro de Trabajo.

'Bolivia esta en la coordenada más importante, en el punto más alto de la Comunidad Internacional. Los medios de prensa, los Estados, los organismos financieros nos están observando como una mirada positiva. Hoy día tenemos una capacidad de inserción internacional positiva, favorable. Estamos llevando a cabo un trabajo de transición en la política exterior', afirma el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

Según la autoridad, los partidos de oposición se preocupan por cuestiones banales, actitud que podría llevarlos a una 'catástrofe política' en la Constituyente. 'La oposición que tenemos hoy en el Parlamento, de verdad no esta mirando la magnitud de las potencialidades de transformación de la sociedad boliviana. Esta bastante preocupada de los asuntos mas pueriles, más domésticos, más banales', observó.

Una muestra de esta 'banalidad' e, incluso ridiculez, son los informes que solicitan los parlamentarios de oposición de aspectos tales como el consumo de energía eléctrica de la Residencia Presidencial, el costo del vehículo presidencial o el uso de combustible.

'Hoy es un momento esencialmente importante para que una oposición; un tercio del parlamento pueda superar el tercio de manera cualitativa, como oposición, y eso se produce desarrollando ideas, propuestas, generando grandes debates políticos', reflexionó. Para el gobierno, la oposición está incapacitada para generar ideas y propuestas y propiciar el debate político.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3729 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter