Declaran emergencia en cinco estados para ayudar a los miles de desplazados en EEUU

Washington, 08 de septiembre de 2006 (Agencias) / El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, declaró hasta este jueves en emergencia a cinco estados para ayudarles a financiar la reubicación de miles de personas desplazadas por el huracán "Katrina".

Al menos diez personas han muerto por infecciones bacterianas debido a la contaminación del agua y los equipos de rescate han hallado en las últimas decenas de cadáveres en un geriátrico de Nueva Orleans.

El portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, señaló que la medida incluye a los estados de Michigan, Illinois, Oregon, Washington y Nuevo México, así como al Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital del país.

A comienzos de esta semana el presidente Bush declaró en emergencia al estado de Texas, que hasta ahora ha sido el que ha recibido el mayor número de desplazados del huracán que arrasó el lunes de la semana pasada a Luisiana, Misisipi y Alabama.

La medida significa que esos estados y el Distrito de Columbia podrán disponer de inmediato de fondos federales para ayudar a los desplazados del huracán. Específicamente, se entregará asistencia a las autoridades estatales y locales que tomen medidas para salvar vidas, proteger la salud pública y la seguridad.

Macabro hallazgo

Entre 25 y 30 cadáveres han sido encontrados en un asilo de ancianos en la zona de St. Bernard Parish, en las afueras de Nueva Orleans, según ha informado la cadena de televisión CNN, que cita fuentes oficiales sin dar más detalles.

El corresponsal del diario "The New York Times" en Luisiana, señaló, a su vez, que se trata de 32 muertos de un total de 60 residentes del asilo de ancianos St. Rita. El diario citó fuentes oficiales del lugar que indicaron que después de flotar en las aguas durante más de una semana, 14 de los cuerpos están tan hinchados que son irreconocibles.

Ante la proximidad del huracán "Katrina" que arrasó a los estados de Luisiana, Misisipi y Alabama, los ancianos parece que se encerraron en el lugar como medida de precaución. Pusieron una mesa contra una de las ventanas y otra mesa sobre una silla de ruedas contra una puerta.

Este asilo de ancianos se encontraba en una de las zonas mas afectadas por las inundaciones. Hasta ahora el número de muertes en Nueva Orleans confirmadas por las autoridades asciende a 71, pero se teme que los cadáveres se cuenten por miles cuando termine la limpieza de la ciudad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3406 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter