Realizado acto de OIR con otras fuerzas políticas revolucionarias de la clase trabajadora y el movimiento popular

(Más Fotos) Dirigentes obreros y populares acordaron construcción de un Partido Revolucionario de los Trabajadores por el Socialismo

Nota de Aporrea: Algunas fotos pueden verse ampliadas haciendo sobre ellas doble click

(Fotos en procesamiento)

El sábado 9 de julio, se llevó a cabo el acto político convocado por Opción de Izquierda Revolucionaria (OIR), por la construcción de un Partido Revolucionario de los Trabajadores por el Socialismo.

El evento fue promovido también por otras organizaciones convocantes, que llaman a discutir sobre las bases constitutivas y programáticas de ese partido, al calor de las luchas cotidianas de la clase trabajadora, los campesinos y los sectores populares.

Entre las organizaciones que respaldan la propuesta de crear el PRTS junto con OIR, convirtiéndose en UNIR como fórmula transitoria en el desarrollo de ese proceso, se encuentran los colectivos obreros Verdad Obrera Sindical (SIDOR, Guayana), Opción Clasista de los Trabajadores (Petroleros de Anzoátegui), Todo el Poder a los Trabajadores (Falcón) y el grupo estudiantil Actívate (UCV).

También se suman a esta iniciativa dirigentes que vienen participando en la experiencia cogestionaria que se lleva adelante en ALCASA y VENALUM y numerosos cuadros del movimiento obrero que juegan un papel preponderante en la construcción de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y sus sindicatos. Confluyen en el mismo esfuerzo dirigentes y activistas vinculados a distintas formas de organización popular y a los medios comunitarios y alternativos, algunos de los cuales son miembros del equipo publicador del Sitio Web Aporrea.org

Vista parcial de los asistentes al acto por el PRTS
Foto: G. R. / OIR
El acto, que se efectuó en un teatro del centro de Caracas ubicado en La Candelaria, desbordó la capacidad del local, congregando a unos 500 dirigentes, militantes y activistas revolucionarios, obreros y populares, procedentes de distintas regiones del país, especialmente de los estados más industrializados.

La actividad estuvo enmarcada dentro del objetivo de propulsar, con las fuerzas promotoras y con otras organizaciones que vienen coincidiendo en acciones unitarias de movilización y en propuestas políticas, la construcción del PRTS para la profundización de la revolución, la revolución dentro de la revolución y la lucha por el socialismo, un socialismo auténtico donde el gobierno lo ejerzan los trabajadores y el pueblo en lugar de variantes mal llamadas “socialistas” de fórmulas populistas reproductoras del capitalismo que prometen preservar la propiedad privada de los medios de producción, consideradas fraudulentas y engañosas por los promotores del PRTS.

A la entrada del evento se puso a la venta un libro o folleto contentivo de una larga entrevista realizada a Orlando Chirino, Coordinador nacional de la UNT y dirigente nacional de OIR, quien da respuesta a preguntas relacionadas tanto con la materia sindical, con la concepción de lo que debe ser la UNT, como a una serie de cuestiones políticas claves que tienen que ver con la situación, las perspectivas de la revolución bolivariana y las estrategias para su defensa frente al imperialismo, para llevarla rumbo al socialismo.

Fueron invitadas fuerzas políticas y movimientos revolucionarios amigos, como el Movimiento 13 de Abril, Proyecto Nuestra América y la Corriente Marxista Bolivariana (Utopía, Gayones, Comuneros, CSB), con quienes OIR y los demás grupos convocantes vienen coincidiendo en el terreno concreto de las luchas cotidianas. Estuvieron e intervinieron en el acto Carlos Lanz, presidente de ALCASA, quien viene impulsando la cogestión revolucionaria, entendida como control obrero, y Joaquín Osorio, dirigente de Fetraelec, que viene dando la batalla en CADAFE contra una gerencia que consideran enemiga de la cogestión y sabotea la participación democrática y protagónica de los trabajadores poniéndose a espaldas de los postulados de la revolución bolivariana y del socialismo.

Stalin Pérez, de OIR y de la UNT, moderador del acto
Foto: G. R. / OIR
Stalin Pérez, de OIR, también Coordinador de la UNT fue moderador del acto, inició su presentación señalando que los que allí se reunieron son los que vienen luchando desde hace años por los derechos de los trabajadores, contra los patronos y contra los burócratas sindicales, defendiendo el proceso revolucionario, y que ahora concurren para discutir cómo nos dirigimos hacia la conquista del socialismo. Justamente, valorando el papel de esos luchadores, se le rindió homenaje a dos viejos y experimentados luchadores obreros, como Antonio Mogollón (textilero) y José Viana (trabajó en las empresas básicas de Guayana) quienes expusieron su visión sobre la naturaleza del partido revolucionario de los trabajadores.

Miguel Ángel Hernández, dirigente nacional de OIR y profesor de la UCV, habló de las razones por las cuales es necesaria la formación del PRTS como herramienta política de la clase trabajadora para impulsar la lucha por el socialismo que para él está planteada para hoy y no para un futuro lejano e incierto. Planteó la necesidad de ir hacia un gobierno de los trabajadores y el pueblo como condición para el socialismo. Hizo un esbozo de las bases programáticas sobre las que debe fundamentarse dicho partido, de tipo antiimperialista, internacionalista, de enfrentamiento a los banqueros, terratenientes y explotadores.

Panel de convocantes e invitados especiales. En el momento interviene el petrolero José Bodas.
Foto: G. R. / OIR

José Bodas, dirigente petrolero, de Opción Clasista de los Trabajadores, quien jugó un papel muy importante en el rescate de la industria petrolera en Anzoátegui, frente al sabotaje patronal ocurrido en diciembre de 2002 y enero de 2003, hizo énfasis en que para la verdadera independencia de la industria petrolera respecto al imperialismo y para que PDVSA sea efectivamente nuestra, no basta con que sea del Estado, sino que tiene que estar dirigida por los trabajadores (como la dirigieron cuando la rescataron del sabotaje patronal-imperialista del golpismo).

José Meléndez, de Verdad Obrera (SIDOR), se mostró como un contendor del actual jefe de SUTISS, Ramón Machuca, a quien considera un burócrata sindical que no garantiza los intereses de los trabajadores, no aplica la democracia obrera y fue responsable de la privatización de SIDOR. Planteó luchar por la re-estatización o re-nacionalización de esta empresa básica y estratégica. Meléndez denunció las irregularidades e injusticias que se cometen mediante las contratas en la industria siderúrgica y la estafa que se ha pretendido imponer a los sidoristas en relación con las acciones de la empresa. Se puso al servicio de la tarea de impulsar no sólo la organización sindical, sino también la organización política de los trabajadores de Guayana y del país.

Entre los invitados, Carlos Lanz, criticó el enfoque socialdemócrata de la cogestión como una forma de manipular al movimiento obrero, y al mismo tiempo defendió la cogestión como una consigna de transición para desarrollar la experiencia del control obrero en el camino hacia el socialismo. Se opone a que se entienda la cogestión como entrega de acciones de propiedad de las empresas a los trabajadores o como colocación de directivos obreros meramente decorativos, sin cambio en las relaciones sociales de producción (liquidación de la explotación capitalista). Acentuó la necesidad de dar la batalla ideológica y formar políticamente al movimiento obrero, no sólo para la cogestión sino para llenar de contenido la concepción del Socialismo del Siglo XXI. Llamó a fortalecer la corriente clasista de los trabajadores, como sujeto político para el poder obrero.

Meléndez, de Verdad Obrera (chaqueta roja, en elcentro) con trabajadores siderúrgicos dispuestos a construir el Partido Revolucionario de los Trabajadores por el Socialismo. En el extremo derecho Edgar Caldera, Director Laboral en ALCASA, al lado de Miguel Hernández de OIR y al frente, en cuclillas, a la izquierda, satalin Pérez Borges.
Foto: G. R. / OIR

Joaquín Osorio, de FETRAELEC (trabajadores de CADAFE), invitado por su defensa de la cogestión revolucionaria, denunció que el sector eléctrico la cogestión fue destruida por una gerencia pseudo-bolivariana, a todas luces contrarrevolucionaria, que pretende calificar de contrarrevolucionarios a los trabajadores por reclamar sus derechos y defender la cogestión en ese sector. Criticó que se pretenda combatir la elección de gerentes por los trabajadores con el argumento de que se trata de una empresa estratégica del Estado y eso plantearía problemas de seguridad o peligro de infiltración de agentes de la oligarquía golpista o del imperialismo, cuando resulta que son los trabajadores los principales defensores de la soberanía y la casta gerencial e incluso sectores del gobierno no se preocupan, contradictoriamente, de que una empresa transnacional se la que controle la electricidad de la ciudad de Caracas, capital de la República, o de que los norteamericanos mantengan la propiedad de la telefonía (CANTV).

En el acto estuvieron dirigentes de organizaciones revolucionarias de otros países:

Miguel Sorans, del Movimiento Socialista de Trabajadores (MST), de Argentina, y de la Unión Internacional de Trabajadores – Cuarta Internacional (UIT-CI), dijo que venía a aprender de la clase obrera venezolana, que como la boliviana, es protagonista principal de los cambios de fondo que están sucediendo en el mundo. Afirmó que para que estas luchas terminen con victorias son necesarias direcciones revolucionarias.

Participaron dirigentes de la Liga Comunista Revolucionaria (francesa) y del PSOL brasileño, así como Hector Reyes, representante de la organización de izquierda norteamericana International Socialist Organization (ISO) quien informó de la disposición solidaria de los militantes norteamericanos para con la revolución venezolana y habló de la lucha de resistencia contra la política guerrerista de Bush y la guerra en Irak por parte de sectores crecientes del pueblo de los Estados Unidos. Una militante procedente de Europa de origen venezolano, Flor Beltrán, habló en nombre de la revista Socialismo o Barbarie.

Continuaron las intervenciones de quienes encabezan la propuesta del PRTS, como las de Gonzalo Gómez (conocido por su papel en Aporrea y postulado como candidato a diputado nacional por OIR) y Orlando Chirino (dirigente de OIR e integrante de la coordinación de la UNT) se habló de las condiciones para el triunfo de la revolución antiimperialista y socialista en Venezuela y de las principales amenazas internas y externas, incluidas las que provienen de los sectores oportunistas y corruptos que se disfrazan de bolivarianos o actúan inconsecuentemente con los principios revolucionarios.

Panel: De izquierda a derecha, Joaquin Osorio, invitado del sector eléctrico; Tony León (dirigente sindical sector público); Orlando Chirino, dirigente obrero de OIR y de la UNT; Gonzalo Gómez, de OIR y de los medios alternativos (Aporrea); Carlos Lanz (invitado fraternal del M13-PNA, presidente de ALCASA e impulsor de la cogestión revolucionaria ) y un representante estudiantil de ACTIVATE. Al fondo Armando Guerra, dirigente sindical de Hidrocapital, impulsor de mesas Técnicas del Agua y Edwin Aguirre, por el Edo. Mérida.
Foto: G. R. ? OIR

G. Gómez dijo que la consolidación de la revolución no puede ser garantizada por aquellos dirigentes de los partidos que están en el gobierno y que antes del golpe del 11 de abril de 2002 le dijeron al pueblo que se quedara en la casa, en lugar de convocar a la movilización combativa; dirigentes que tienen gran responsabilidad en la persistencia de la impunidad golpista que lesiona al proceso revolucionario. Reclamó, por ejemplo, que ni siquiera con la Ley Resorte se le haya puesto coto a los abusos de los medios privados golpistas y planteó su socialización para garantizar la libre expresión del pueblo y avanzar hacia el socialismo.

Resaltó los avances de Venezuela en la lucha antiimperialista, pero llamó la atención sobre la persistencia de convenios con las transnacionales que lesionan la soberanía del país en las áreas de petróleo y gas, políticas reñidas con el rumbo al socialismo y sobre las que los trabajadores deben ser consultados e ir a la recuperación del control que lograron cuando derrotaron el sabotaje petrolero de la oligarquía.

Señaló que se ha metido en el gobierno a personajes que luego mostraron su condición de traidores y contrarrevolucionarios (como Peña, Miquelena, Puchi, por ejemplo), en lugar de constituir el gobierno con revolucionarios del movimiento obrero y popular, lo cual ha favorecido al oportunismo y a la corrupción y mantiene en cargos de gobierno a saboteadores del proceso y de las políticas del presidente.

Se refirió al hecho de que el presidente Chávez define al gobierno como un “gobierno de los trabajadores” y le reconoció esa vocación, así como las conquistas logradas en los últimos años, pero reclamó la falta de mecanismos reales de ejercicio del poder por parte de los trabajadores, ya que no se les consulta las políticas y medidas gubernamentales, lo cual constituye otra razón por la cual se necesita el partido revolucionario de los trabajadores. Un ejemplo de ello –señaló- es la devaluación monetaria, que degrada el poder adquisitivo de los salarios y no fue discutida con el movimiento sindical revolucionario (UNT), o el pago de la deuda externa fraudulenta de la IV República a los entes imperialistas, a pesar de que el programa de la UNT levanta la consigna del no pago de dicha deuda para que se destinen los recursos a la deuda social y a resolver los problemas del pueblo. Dijo que para que los trabajadores realmente gobiernen hay que aplicarle cogestión revolucionaria a todas las instituciones y empresas del Estado; es decir, el control obrero y popular de todo el Estado venezolano.

Gonzalo Gómez y Miguel Hernández
Foto: G. R / OIR
 Al cierre del acto, el dirigente obrero Orlando Chirino, afirmó que así como los trabajadores comprendieron la necesidad de construir la UNT, también están comprendiendo la necesidad de construir un partido revolucionario de los trabajadores por el socialismo.

Se preguntó cómo queremos que sea ese partido y dijo que tenía que liquidar las pretensiones caudillescas, que tenía que ser una expresión colectiva del debate democrático, internacionalista y utilizar los métodos de lucha que los trabajadores y el pueblo decidan.

En cuanto a la lucha antiimperialista habló, entre otras cosas, de la necesidad de exigir que las tropas argentinas, brasileñas y chilenas dejen de apoyar a los militares norteamericanos que ocupan Haití.

Denunció los gravísimos peligros internos que amenazan a nuestra revolución; fundamentalmente la extendida corrupción. Dijo que hay que sacar a patadas a un sector grande que está enquistado dentro del gobierno y que roba, roba y roba, que está negociando los intereses de los trabajadores.

Con este sentido le envía un mensaje al Presidente Chávez, de que “aquí estamos los trabajadores que luchamos todos los días, los que no robamos al erario público y le decimos con mucho respeto: póngase a la cabeza de un gobierno de los trabajadores y el pueblo”.

Criticó que se pretenda cercenar el derecho a huelga con la reforma del Código Penal, que penaliza con años de cárcel la promoción de huelgas o movilizaciones en industrias o instituciones del sector público, cuando resulta que los trabajadores se ven obligados a apelar a la lucha en defensa de sus derechos. Para él, los diputados promotores de esta reforma no merecen ser reelegidos, ya que la movilización, los paros y las huelgas son instrumentos de lucha de los trabajadores y no de la burguesía; no se puede tratar a los trabajadores como a la tecnocracia parasitaria de ”Gente del Petróleo” que lo que hizo fue un sabotaje y no huelga, porque los trabajadores petroleros no se pararon.

Orlando Chirino y Gonzalo Gómez. En un extremo Miguel Sorans, del MST Argentino y la UIT-CI. detrás Emilio Bastidas (OIR y UNT - Aragua) y Armando Guerra (OIR, Altos Mirandinos, sindicalista de Hidrocapital)
Foto: G. R / OIR

Coincidió con Osorio y con Lanz en que la cogestión no puede ser para darle acciones de las empresas a los dirigentes sindicales o mantener la propiedad capitalista y manifestó que nuestra visión de la cogestión consiste en meterle dualidad de poder al capitalismo en todas las empresas.

Fustigó la posición de los gerentes de ELECENTRO, como Pablo Ramírez, que aplican medidas represivas y antiobreras y anunció que si es necesario los trabajadores se movilizarán para tomar ELECENTRO hasta que salgan los canallas.

Planteó que el partido revolucionario debe impulsar a fondo la contraloría social, la democracia, las asambleas y la formación política. Exigió que el sindicalismo se oponga a la venta de empleos y a los descuentos sindicales compulsivos a los trabajadores, por ser prácticas canallescas.

Chirino dijo que hay que predicar muchísimo, pero que lo mejor es el ejemplo de lo que hacemos.

Sentenció que esta revolución no tendrá destino si no construimos un partido de los trabajadores y el pueblo por el socialismo. Para tales efectos anunció que uno de los primeros pasos será constituir un comité impulsor para que avancemos en esa construcción de la organización revolucionaria socialista que necesitan los trabajadores.

Para ver documentación más detallada de la propuesta de conformar un PRTS haga clic aquí:

http://www.aporrea.org/dameverbo.php?docid=62854

Vea más fotos del acto:

El dirigente estudiantil ucevista de ACTIVATE y el dirigente cogestionario de las empresas básicas de Guayana, Edgar Caldera, con la construcción del partido de trabajadores que empuje hacia el socialismo
Foto: G. R / OIR

Miguel Sorans (MST-A y UIT-CI) y el dirigente revolucionario Carlos Lanz, presidente de ALCASA
Foto: G. R / OIR

A la dcha. Flor Beltrán, luchadora por los derechos de los inmigrantes en Francia y representante de Socialismo o Barbarie (revista editada en Argentina)
Foto: G. R / OIR

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 15350 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas