Diputado indígena venezolano expresa solidaridad con el levantamiento del pueblo boliviano

El Diputado Jose Poyo Cascante, Coordinador del Grupo de Opinión Parlamentario CONIVE y miembro de la Comisión Especial para investigar las irregularidades detectadas en la formulación, celebración y ejecución de los Convenios Operativos, Asociaciones Estratégicas y Negocios de Internacionalización del Petróleo en la Asamblea Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela, se dirige a la Opinión Publica Nacional e Internacional ante la grave crisis de gobernabilidad e inestabilidad institucional que viene viviendo Bolivia, la cual es causante del levantamiento heroico de dicho Pueblo en especial de los Aymaras, Quechuas y hermanos indígenas de la Amazonia Boliviana y de las tierras bajas:

No es de sorprender que en la batalla que hoy se libra en el corazón de Sudamérica, en la hermana republica de Bolivia, hija predilecta de el Libertador Simón Bolívar, se enfrentan dos concepciones y dos visiones del mundo: una visión de la América india ancestral y del socialismo comunitario que, naciendo en el profundo de nuestra historia, apunta hacia el socialismo del siglo XXI y otra visión de los conquistadores y colonizadores de ayer y de hoy que procuran mantener el neoliberalismo para que el imperialismo siga imponiendo su concepción del pensamiento único sobre el mundo, a sangre y fuego.

La concepción de la América india representada por los productores de la hoja de coca y el Movimiento al socialismo-MAS- liderado por Evo Morales, el Movimiento Indígena Pachakuti-MIP- que encabeza el Amauta Felipe Quispe, la Central Obrera Boliviana -COB-, la Federación Vecinal de los Altos -FVA-, las organizaciones de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Boliviana y de las Tierras Bajas reunidos en la Confederación Indígena del Oriente Boliviano -CIDOB-, así como gremios magisteriales y universitarios, y otras agrupaciones de izquierda que aglutinan una diversidad de movimientos sociales, no cayeron en la trampa tendida por los representantes del nuevo colonialismo y la embajada de los Estados Unidos que pretenden mantener a Carlos Mesa en la Presidencia de la Republica hasta octubre con el pretexto de la convocatoria de la Asamblea Constituyente y del referéndum separatista impulsado por los terratenientes, ganaderos, madereros banqueros y parlamentarios representantes de los partidos tradicionales de los departamentos de Santa Cruz, Pando, Tarija y Beni, en fin de la oligarquía boliviana que, junto a las transnacionales, pretenden seguir controlando la explotación de los yacimientos petrolíferos, gasiferos y otros recursos naturales.

La población boliviana no está dispuesta a dejarse arrebatar la victoria nuevamente tal como sucedió en 2003, cuando lograron desalojar del poder a Gonzalo Sánchez de Losada, luego de grandes movilizaciones en las cuales sesenta manifestantes perdieron la vida y varios millares resultaron heridos.

A pesar que se ha alcanzado en forma transitoria el nombramiento del actual Presidente del Tribunal Supremo de Bolivia para que asuma la Presidencia de .la Republica mientras se convoque a elecciones en diciembre de este mismo año, el bravo pueblo Boliviano seguirá sus movilizaciones hasta lograr que un Aymara o Quechua que conforman el 70 % de la población boliviana, sea el nuevo presidente, que se convoque a una magna Asamblea Constituyente, que se recupere la plena soberanía del país, nacionalizando los yacimientos petroleros y demás recursos mineros y que se reestablezcan las instituciones indígenas y republicanas hoy en manos de la oligarquía boliviana cuya carta es la intervención imperialista

Así como en la Republica Bolivariana de Venezuela, el petróleo ya es del pueblo y sirve para financiar los programas de educación, salud, alimentación y otras necesidades básicas de los venezolanos, a través de nuestras misiones, los recursos hidrocarburiferos, gasiferos y demás riquezas naturales de Bolivia, deben estar en mano de su pueblo, a través de un gobierno auténticamente revolucionario para que los recursos que generan, sirvan a fines similares.

DESDE LA REVOLUCION BOLIVARIANA DE VENEZUELA:

Somos solidarios con el pueblo boliviano y apoyamos sus demandas:
- convocatoria a una Asamblea Constituyente
- nacionalización del gas, del petróleo y demás recursos naturales
- instauración de una autentica democracia participativa y pluricultural.


Caracas, 13 de junio del 2005





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4859 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter