Bolivia: Renuncian Presidente de Congreso y presidente de la Camara de Diputados a la sucesión presidencial

LA PAZ, junio 9.- Los titulares del Congreso, Hormando Vaca Díez, y de la Cámara de Diputados, Mario Cossío, primero y segundo en la línea de sucesión a la Presidencia de Bolivia, anunciaron hoy que renunciarán a este derecho.

Cossío, durante una rueda de prensa, también anunció que la sesión especial del Congreso para analizar la dimisión del aún presidente Carlos Mesa se celebrará esta misma noche en la ciudad de Sucre.

Las masivas protestas y los choques de los manifestantes con la policía, que provocaron la muerte de un minero por los disparos de las fuerzas del orden, no permitieron hoy la celebración de la sesión legislativa.

Los mineros, campesinos, maestros y otros sectores sociales reclaman desde hace días que tanto Vaca Díez como Marío Cossío renuncien a su derecho de sucesión constitucional y el sustituto de Mesa fuera el titular de la Corte Suprema, Eduardo Rodríguez, el único con potestad para convocar elecciones anticipadas.

"Declinaré irrevocablemente y con eso se acabó", manifestó Vaca Díez, también en una rueda de prensa, en la que culpó del desorden que vive el país al propio Mesa y al líder opositor del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales.

A ambos los calificó "falsos profetas" y dijo que forman parte de "un proceso político no democrático".

"Hemos llegado a una situación en la que los culpables se presentan como inocentes y víctimas, y en donde las víctimas aparecen como culpables y ambiciosos", señaló en referencia a la presión popular que ha recibido para que renuncie a su derecho constitucional de heredar la Presidencia de Bolivia.

"Quiero denunciar que no estamos viviendo en democracia en Bolivia, porque se impide al Congreso Nacional ejercer su función constitucional, porque se renuncia para no renunciar, porque se llama a la subversión y al levantamiento", manifestó.

Por su parte, Mario Cossío, también arremetió contra Mesa y denunció que en Bolivia "hay un verdadero plan para destruir la democracia y acabar con un sistema político".

"Tenemos un gobierno que ha instalado un terrible lógica de confrontación, que está llevando a la destrucción de Bolivia, que como nunca enfrentó región contra región, clase social contra clase social, poderes del Estado contra poderes sociales", agregó.

Asimismo acusó al Gobierno de Mesa de ser "el causante de esa anunciada guerra civil", a la que el mandatario se refirió el pasado martes cuando pidió públicamente a Vaca Díez y Mario Cossío que renunciaran a su derecho de sucesión.

Llamó a Mesa demagogo por no cumplir sus promesas y lavarse las manos al traspasar al Congreso las responsabilidades de conducir el país.

Y.D.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3222 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter