Bolivia: Gigantesca movilización va rumbo al Congreso

 
Econoticiasbolivia.com (La Paz, mayo 31, 2005. Hrs. 10:20).- Una gigantesca movilización de vecinos, trabajadores, universitarios y campesinos de El Alto marchan este martes sobre la sitiada ciudad de La Paz enarbolando la bandera de la nacionalización del gas y el petróleo. La ofensiva popular es poderosa y pone en tela de juicio el destino del poder político, ya que la exigencia popular es casi imposible que sea atendida por el pusilánime gobierno del presidente Carlos Mesa, un ferviente defensor de las transnacionales, y de un Congreso controlado por las fuerzas neoliberales que gobernaron con el ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, derrocado en octubre del 2003 por una insurrección popular.

La nacionalización y la expulsión de las transnacionales del gas como Repsol, Petrobras, Total, British Petroleum, Enron, Shell y otras --que se han apoderado de las reservas de hidrocarburos valuadas en por lo menos cien mil millones de dólares, las segundas en importancia de Sudamérica— es una consigna que virtualmente está empujando a los trabajadores a tomar el poder, tal como plantean los sectores más radicalizados de la Central Obrera Boliviana (COB), de mineros, maestros urbanos, campesinos del Altiplano y vecinos de El Alto..

Las marchas vienen de El Alto y de los barrios más pobres de la ciudad de La Paz. Todos van hacia la Plaza Murillo, hacia el Congreso y al Palacio de Gobierno. En el centro del poder, autoridades de gobierno y jefes de las brigadas parlamentarias buscan afanosamente un acuerdo para convocar a una Asamblea Constituyente y un referéndum autonómico, con los que quieren neutralizar la ofensiva popular. En este mismo afán trabajan los dirigentes del Movimiento al Socialismo (MAS), del diputado cocalero Evo Morales.

“Estamos trabajando en la búsqueda de consenso para armonizar la agenda sobre el referéndum autonómico departamental y sobre la Asamblea Constituyente. Hay que dar señales al país de que es posible lograr acuerdos entre todos. Debemos avanzar en ambas cosas”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Mario Cossío, militante del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) del ex presidente Sánchez de Lozada.

Hasta el cierre de este despacho, más y más vecinos y trabajadores se sumaban a las nutridas columnas de manifestantes que van hacia la Plaza Murillo, hacia el centro del poder político, donde varios destacamentos policiales, fuertemente armados, se alistan para preservar el orden y la vigencia del Congreso y del gobierno neoliberal. Ya estallan las dinamitas y el gas lacrimógeno muy cerca de la Plaza Murillo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2787 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter