Bolivia: Los campesinos "a un paso del palacio de gobierno", afirma Evo Morales



La Paz, 28 de mayo. El líder opositor boliviano, Evo Morales, afirmó que los campesinos de su país "están a un paso del palacio de gobierno", pues prácticamente forman parte del Parlamento, lo cual consideró que sería "algo histórico", de acuerdo con declaraciones hechas a la prensa argentina.

En tanto, el presidente Carlos Mesa advirtió seguirá gobernando conforme con la Constitución y lo hará hasta que concluya su mandato el 6 de agosto de 2007, al responder al reclamo de los empresarios de Santa Cruz y de algunos partidos de que se "haga a un lado" y convoque a elecciones anticipadas ante la crisis que afronta la nación.

En relación con los reclamos empresariales y de ciertos sectores políticos para que el gobernante se retire, Morales expresó su respaldo a la continuidad de Mesa al señalar que su renuncia y el adelanto de elecciones no son una solución para la crisis.

"Eso significaría la agonía del sistema político; la solución es convocar a una Asamblea Constituyente", pero hay falta de "decisión política" para convocarla, al considerar que "la clase política tiene miedo porque allí se va a expresar la verdadera transformación que está sufriendo Bolivia".

Si bien ratificó en declaraciones al diario argentino La Nación que "terminó el tiempo de Mesa", dijo inclinarse por "una salida institucional", y que "un gobierno campesino sería histórico: mis abuelos apenas podían salir a la calle y caminar por la ciudad. Hoy ya formamos parte del Parlamento y estamos a un paso del palacio de gobierno".

El líder cocalero y del Movimiento al Socialismo (MAS), afirmó que "acá se trata de refundar la república y no existe otra forma de hacerlo que con una Asamblea Constituyente", por eso reiteró que las protestas populares se acentuarán desde el lunes para forzar al gobierno a que la convoque.

En ambiente de calma en que las organizaciones sindicales y sociales volvieron hoy a hacer un alto en sus protestas y reclamos de nacionalizar el gas y convocar a la Asamblea Constituyente, el ministro de la Presidencia, José Galindo, aseveró que el presidente "está gobernando" y cumplirá su mandato constitucional hasta agosto de 2007.

Puntualizó que "la respuesta al pronunciamiento es clara y firme", al desestimar un llamado del líder de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Santa Cruz (Cainco), Gabriel Dabdoub, cuando dijo que "en caso que Mesa no pueda o no quiera gobernar, pedimos que se haga a un lado" y convoque a comicios anticipados.

Ante el alegato del líder empresarial de que "hay ausencia absoluta de gobierno, no existe timón, no existe mando", Galindo subrayó que había coincidencia en muchos puntos planteados por la Cainco.

"Esperamos que el país nos acompañe y nos ayude a gobernar, no perjudique al Ejecutivo, no quede el presidente más bien cercado en la Plaza Murillo, sino que todos los bolivianos coadyuven al gobierno", señaló.

El ministro del Interior, Saúl Lara, declaró que los dos militares de rango intermedio que el miércoles llamaron a derrocar al gobierno de Mesa y cerrar el Congreso serán juzgados por conspiración, sedición e incitación a levantamiento armado, delitos que tienen "connotaciones de terrorismo".

Indicó que los ex tenientes coroneles Julio Herrera y Julio César Galindo, dados de baja por el comando general del ejército, tendrán que responder por sus acciones ante los tribunales ordinarios ya que buscaban crear zozobra e incertidumbre.

Estos militares, que dijeron formar parte de un "movimiento generacional" que demanda la dimisión de Mesa, el cierre del Congreso y la nacionalización de los hidrocarburos hablaron inclusive de que el mandatario deberá "caer el martes 31 de mayo".

Lara reiteró la posición de las fuerzas armadas, de que los militares dados de baja no representan el sentir de la institución y que la actitud de ambos es un "hecho aislado" que ya fue ampliamente repudiado.

Sin embargo, el ministro dijo que los dos ex oficiales aún están siendo buscados por organismos de la inteligencia militar.

Al parecer, Herrera y Galindo estuvieron a punto de ser detenidos la tarde del viernes en una vivienda de La Paz cuando iban a ofrecer una conferencia de prensa clandestina, pero fueron alertados telefónicamente del inminente peligro de arresto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3584 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter