En medio de intensos rumores sobre aprestos golpistas

Advertencia militar ante tensa jornada de protestas en Bolivia

Las Fuerzas Armadas de Bolivia lanzaron hoy una declaración de advertencia ante los conflictos que vive el país y de respaldo al gobierno, en medio de intensos rumores sobre aprestos golpistas y en una tensa jonada de protestas.

El pronunciamiento alude en particular al referendo autonomista convocado unilateralmente por una asamblea de la región oriental de Santa Cruz y ajeno a la legalidad, según la cual solamente el gobierno o el congreso pueden llamar a la consulta.

Ese documento fue precedido por sobresaltos periodísticos, políticos y diplomáticos, debido a versiones de un cuartelazo, denunciado el sábado último por organizaciones populares del vecino municipio de El Alto.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, advirtió a los militares que no cedan a tentaciones golpistas porque serán derrotados por el pueblo y terminarán en la cárcel como el último dictador, Luis García Meza, que cumple 30 años de prisión.

El documento señala que las Fuerzas Armadas están "preocupadas por la situación que se está gestando en el país, promovida por diferentes sectores, que está generando incertidumbre en la ciudadanía y que lejos de conducir a la solución de los problemas, incrementan el riesgo de enfrentamiento entre las regiones".

Agrega que, ante tal situación, los uniformados manifiestan que estarán atentos "al desarrollo de los acontecimientos con el propósito de garantizar el respeto al orden y al Gobierno legítimamente constituidos".

Consigna la convicción militar "de que sólo la unidad del país podrá posibilitar la obtención de mejores condiciones de vida para todos los que vivimos en esta tierra".

"En ese sentido hacemos un llamado a todos los actores sociales para que conduzcan sus justas demandas por la vía del diálogo y la concertación, enmarcados en todo momento en el respeto mutuo", dice.

Añade que ese respeto es "condición indispensable para avanzar en la construcción del proceso de cambios estructurales que necesita el país pero que deben obtenerse en el marco de las Leyes de la República y de la Constitución Política del Estado".

"Cualquier decisión que vulnere estos principios, por muy legítima que pudiera ser, no será aceptada" por las Fuerzas Armadas, señala en aparente alusión a la "auto-convocatoria" del referendo por la dirigencia cruceña.

"De la misma manera el impedir con medidas de facto el proceso constitucional de las demandas planteadas, será también observada.

Permitamos que la voluntad mayoritaria expresada a través de los mecanismos legales sea la que decida sobre el futuro del país", agrega al parecer en referencia a que el congreso tiene potestad para tomar las decisiones.

El comunicado fue difundido en una tensa jornada de protestas, con el inicio de una huelga general del vecino municipio de El Alto por la nacionalización del petróleo y el gas y la convocatoria de una asamblea constituyente y contra el referendo unilateral.

También hoy llegó a La Paz una marcha popular convocada por el MAS, por la asamblea, contra el referendo y en demanda de modificar la recién aprobada ley de hidrocarburos.

La jornada empezó con un fuerte despliegue militar en resguardo del aeropuerto internacional y la planta de combustibles que abastece a la ciudad, ubicados en El Alto y el control policial de la Plaza Murillo (principal) de La Paz y otros puntos estratégicos.

Las protestas callejeras paralizaron el centro de la ciudad a diario la semana pasada, cuando la Policía se limitó a impedir, con violencia pero sin consecuencias mayores, que los manifestantes ingresen a la Plaza Murillo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2678 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter