Bolivia. Anuncian bloqueos, huelgas de hambre y movilizaciones cada vez más violentas

La Paz, 20 May. ABN.- “El Presidente Carlos Mesa ofreció regalar 100
bolivianos a las mujeres campesinas embarazadas, miles de dólares en
vales para consumo de gas natural y otros tantos programas de
asistencia, pero las promesas no surten efecto y la convulsión social
tiende a agravarse con anuncios de bloqueos, huelgas de hambre y
movilizaciones cada vez más violentas”.

El anterior es el sumario de la información que abre este
viernes la portada de la Web de Bolpress, la agencia del Estado de
Bolivia, país suramericano donde según reiteró hoy el diputado al
Congreso Evo Morales, líder del Movimiento al Socialismo (MAS), se
fragua un golpe por parte de sectores de extrema derecha.

Aseguró el parlamentario en una entrevista vía telefónica a Venezolana
de Televisión, canal estatal venezolano, que el posible golpe trataría
de frenar el movimiento indígena que lucha por la igualdad y la
justicia.

Bolpress explica que la crisis no se resuelve con asistencialismo ni
mucho menos con las "boticas" rurales prometidas o los maletines llenos
de libros que el Gobierno piensa regalar a 10 mil maestros, interpretan
los sindicatos.

La gente protesta porque no tiene ni siquiera esperanzas de conseguir
trabajo; prueba de ello es que 400 personas se van diariamente de Santa
Cruz buscando una mejor vida. "Ya no es migración, esto es un éxodo",
interpretan en la oficina regional de Migración de esa ciudad, agrega la
página digital.

Las organizaciones sociales piensan, prosigue, que este desangramiento
interno sólo se resuelve recuperando la gallina de los huevos de oro, la
fuente de recursos frescos que alivie la pobreza de la gente, es decir
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Lo trágico es que ni el Gobierno ni los partidos tradicionales de
derecha que controlan el Congreso están dispuestos a hacerlo. Y por eso,
maestros, campesinos, mineros y gremialistas marchan a diario, enfatiza
la información.

“Vivimos el preludio de una situación revolucionaria en todo el país”,
afirman autoridades indígenas de la Federación Departamental de
Campesinos de La Paz Tupaj Katari y de la Federación Departamental de
Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, que cumplieron ya el cuarto día de
huelga de hambre.

"A la nación sólo le queda organizarse y generar una verdadera saykatawi
(movilización) contra el sistema neoliberal y sus formas obsoletas de
gobernar este Estado viejo, podrido...". Se necesita "una verdadera
Constituyente que defina una nueva estructura de autogobernarnos con el
objetivo de buscar una suma jakasiña (buena vida)", indica un
pronunciamiento que lleva la firma y el sello de las 20 provincias del
Altiplano, cita el texto en referencia.

El movimiento campesino paceño, continúa la nota, tiene un pacto con el
transporte interprovincial y la Federación de maestros rurales
rechazando cualquier convenio sectorial con el Gobierno y reafirmando la
lucha por la recuperación de los recursos naturales y su
industrialización.

Los movimientos sociales de La Paz consideran que el Presidente Carlos
Mesa es "traidor y cobarde por no haber cumplido con la promesa de
recuperar los hidrocarburos y por promover un enfrentamiento entre los
habitantes de la nación", subraya.

En el pronunciamiento, desconocen a Mesa y la sucesión constitucional
que se dé (Hormando Vaca Diez y Mario Cossío). Exigen la convocatoria a
elecciones generales y llaman a tomar acciones para la recuperación
total de los recursos naturales y expulsar a las transnacionales.

"Ante la farsa de la Asamblea Constituyente, con filosofía y lógica
occidental, exigimos un cumplimiento constitutivo para establecer
mediante un Poder Constituyente (jacha ulaqa) una Constitución que esté
de acuerdo a la lógica de las naciones del país", afirman las
organizaciones, que también rechazan el referéndum autonómico por
considerarlo contrario a la unidad del país, ratifica el planteamiento
popular Bolpress.

El "Pacto de Unidad" de indígenas, originarios, colonizadores,
campesinos, sin tierra y mujeres del agro, ante los intentos del
empresariado cruceño de hacer aprobar el referéndum departamental de
autonomías, considera que la única manera de mantener la unidad del
país, preservar la democracia y resolver las aspiraciones de todos los
ciudadanos y los problemas estructurales del país, es la Asamblea
Constituyente.

"La oligarquía cruceña pretende hacer aprobar un referéndum nacional
vinculante departamentalmente sobre autonomías con claras intenciones
divisionistas y sediciosas, pues en el fondo lo que pretenden es manejar
los recursos estratégicos del país para negociarlos con las
transnacionales y seguir preservando sus intereses; no olvidemos que los
recursos más importantes como el gas, el agua, la tierra y la
biodiversidad están en Santa Cruz", señala un comunicado del "Pacto de
Unidad", cita la agencia boliviana.

Lo que pretende este grupo de poder es imponer sus pretensiones
separatistas y egoístas a todo el pueblo boliviano, con lo cual se
estaría provocando a un gran enfrentamiento nacional. Por esa difícil
situación y ante las provocaciones y mañas del Parlamento, la oligarquía
cruceña y las transnacionales de dividir al país, el Pacto de Unidad
resolvió organizar piquetes de huelga de hambre en todo el país; el
primer piquete está instalado en la sede de Derechos Humanos en La Paz,
precisa.

La marcha que se dirige desde Caracollo continúa y se refuerza a diario.
El Pacto de Unidad instruyó organizar bloqueos de caminos en lugares
estratégicos del territorio nacional.

"En caso de que el Congreso sesione en Sucre, les esperarán miles de
hermanos indígenas, campesinos y originarios para frenar el atentado a
la unidad del país", advierte el Pacto de Unidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2486 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter