Nuestra revolución que cumplió 10 años y la llegada del bicentenario de la patria

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”.
Mario Benedetti

Un 80% de los seres humanos (por no decir que tal vez somos más), dejan pasar estúpidamente sus propias alegrías, lamentándose toda su vida, de lo que no pudo ser y no fue.

Cuantas mujeres piensan que su mengano fue el amor de su vida, cuantos hombres recuerdan a su fulana como su amor, tal vez eterno… Y nuestras damas… Porque razón nos recriminan hasta el cansancio, de por que el vecino puede tener lo que nosotros no tenemos… Y recordando una carrera armamentista, nos convertimos en coautores de una carrera consumista. Y para colmo de males… Los falsos sueños son los perfectos cómplices de nuestras mentes y nos embriagamos en pensar que todo hubiera sido perfecto, con alguien que ocupa nuestro pasado…

Y la realidad te grita a cada paso, (a pesar que nos negamos a escucharla), que mejor elección no pudimos hacer, al ver a la rezongona que parió con sacrificio a tu propia sangre, para germinar en el tiempo a un José que existió, y que a pesar del paso de las décadas jamás olvidarán, y continuará siendo el mismo, como padre, abuelo, bisabuelo o el siempre recordado tatarabuelo…

Lo mismo sucede con muchas de las féminas que se pasan a escondidas con recuerdos de príncipes azules que no fueron, y no pueden apreciar al compañero que sale día a día a romperse el lomo, para que sus hijos tengan mejores oportunidades en futuros cercanos…

¡Será que razón tienen nuestras orejas!… Que cansadas de nuestra estúpida tozudez, comienzan a agrandarse… Mientras nosotros continuamos engañándonos diciéndonos que es para que oír mejor por la llegada de la vejez… Y no comprendemos que ellas lo hacen para que al fin escuchemos con sensatez, a nuestros propios corazones…

Y si hablamos de estupideces pudiéramos decir: Existen muchos compatriotas, que todavía no comprenden la diferencia del socialismo y el capitalismo.

Son seres humanos que muchos en su pasado votaron por los adecos y otros por los copeyanos, sólo buscaban un mejor vivir, y por esa cultura arraigada en sus vidas olvidan pronto…

Olvidan por ejemplo que el doctor Caldera fue uno de los políticos más egoístas y personalistas, de nuestra historia. El candidato eterno de los copeyanos y la única vez que perdió unas primarias mandó pal carajo a los copeyanos, al propio partido que él fundó y formó su propia tolda que llamo sabiamente “Chiripero”, como sabiendo de las alimañas que formaban su cuadrilla… Hoy los locos del 33 lo mostraron como un héroe contemporáneo (porque la lucha lo amerita), mientras los devaluados adecos lo culpan por el indulto de nuestro comandante transgisversando los hechos… Porque Chávez no fue presidente gracias a él, nuestro comandante fue jefe de estado por mandato de su pueblo.

Pero Caldera, sí fue presidente nuevamente gracias a Chávez, con su grito en el Congreso cuando todavía tenía fuerza en la voz, en cadena al país dándole razón al teniente coronel: “El pueblo tiene hambre”, mientras un adeco también gritó: “Muerte a los golpistas”…

Pretenden olvidar que en el gobierno del doctor Caldera a semejanzas de Obama se premió a los banqueros malhechores, dándoles más dinero del ya mal habido, para que se fueran de una buena vez… Cómo olvidar cuando con la electricidad privatizada pretendieron engañarnos, cambiando los pagos cada dos meses para mensuales, para intentar ocultar un aumento de más del doble, acompañada de una Cantv de tarifas escandalosas… Cómo se pueden olvidar los intereses bancarios impagables al 50%, el dólar galopaba felizmente por nuestra economía al precio que él quería…

Fue la época dorada y la bonanza de la oligarquía, explotando al pueblo arrinconándolos a la miseria… Y si buscáramos culpables, tendríamos que recordar otra muy distinta bonanza, que es la de la basura, con miles y miles de votos encontrados de la causa R sustraídos de las urnas, que se dejaron robar las elecciones, y hoy nos tenemos que calar escuchar a veces al mismo candidato traidor Velásquez hablar estupideces de nuestra revolución…

Es importante no olvidar cuando los gringos se burlaban de nosotros, con el petróleo a 7 dólares, y la farsa de nuestros políticos de antaño, cuando nos mentían diciendo que el petróleo pesado de la faja del Orinoco no servía y que sólo teníamos gas para extraerlo… Hoy no existe país en el mundo que no quiera una sociedad con nosotros con un pedacito de nuestra faja, y el gas que supuestamente no teníamos, florece por todos lados………………

Hoy podemos decir de una electricidad recuperada con precios solidarios en comparación de lo que nos cobrarían si continuara privatizada, al igual que la Cantv, con su telefonía celular que gracias a nuestra revolución se ha convertido en la mejor telefónica del mercado y en la más económica.

Metro de Valencia, de Maracaibo, nuevas estaciones en Caracas, trolebús de Mérida, el Metrocable que pronto inauguraremos, el teleférico del Waraira Repano recuperado para el pueblo, un viaducto construido en tiempo record vía la Guaira, el puente del Orinoco con un segundo en construcción, el tren del Tuy, el de la Encrucijada Puerto Cabello…

Mercados populares a precios solidarios, sitios de comidas diarias para los que no tienen con que, areperas socialistas solidarias, un Indecu transformado que hoy si funciona, médicos en los barrios, Centros de Diagnósticos, Cardiólogo Infantil, depuración de la antigua Diex, saliendo en busca del ciudadano para cedularlo, recuperación de los precios petroleros gracias a nuestro presidente, en vías de recuperación para nuestro país de la explotación de nuestros minerales preciosos, hoy en manos de transnacionales que lo extraen en forma indiscriminada, sin respetar el medio ambiente, etc., etc., etc., etc.……….

Que gobierno en Venezuela ha hecho tanto en sólo diez años…

En este nuevo año que comienza, acompañado también de una nueva década, con nuestro aniversario número 11 en camino y nuestro bicentenario de la patria, marcharemos más unidos y a paso de vencedores, porque la victoria siempre será nuestra…

Y desde el cielo un satélite Simón Bolívar ha suplantado la estrella de Belén para dar fe de nuestra realidad…

Un satélite que nuestra oligarquía hubiera preferido colombiano y de nombre Santander…

NECESARIO ES VENCER

jovarela33@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2537 veces.



José Varela El Charrúa Latinoamericano


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: