Capitalismo vs. Espiritualidad

El capitalismo es una monstruosidad que se sale del orden regular y común de la naturaleza, que promueve la desigualdad, la desunión, la división, y el egoísmo en su máximo grado de enfermedad mental.

Es triste y lamentable que a estas alturas de la evolución humana, la sociedad se encuentre en la encrucijada de su desaparición como especie debido exclusivamente al demoníaco y absurdo “modelo de desarrollo” basado en la acumulación de “riquezas” en unas pocas manos, la explotación del hombre por el hombre, el pillaje, la rapiña, el latrocinio, la estafa, el abuso, la depredación de la naturaleza y el brutal empobrecimiento de las mayorías.

En su loca carrera hacia el abismo el hombre a sacrificado en el altar del dios CAPITAL todo lo verdaderamente valioso, empezando por su propia calidad humana.

La “moral capitalista” esta basada en una ética bastarda que disfrazada de valores “espirituales” enmascara al mas craso de los “materialismos” cuya praxis se sustenta en el pillaje, el robo, la devastación, el saqueo a la naturaleza y a la humanidad entera.

El sistema capitalista es el engendro del egoísmo, su filosofía verdadera es la desigualdad, la división y en enfrentamiento constante de unos contra otros.

Contraria al aberrado sistema capitalista, la verdadera espiritualidad nos conduce a la unidad de todos con todo, a la búsqueda del interés común y colectivo, a la practica verdadera del amor, un amor que se conjuga en el servicio a los demás de forma desinteresada (“haz el bien y no mires a quien”) porque el hombre es esencialmente “un ser social” incapaz de sobrevivir sin la asistencia de los “otros”.

El Gran Maestro Sathya Sai Baba dice: “El propósito de la vida humana no es únicamente comer, beber, dormir y entregarse a las comodidades materiales. Hasta los animales pueden complacerse abandonarse a tales actividades; sin embargo a diferencia del hombre los animales no poseen las cualidades nocivas de acumular y robar. Actualmente, el hombre solo es humano de forma, mas no de comportamiento”.(Revista Eterno Conductor Volumen XVI. Numero 5)

“Ser Humano” no es un titulo que se obtiene al nacer, es una cualidad o mejor una serie de cualidades que bebe cultivar la persona para “graduarse” de ser humano. La codicia, la avidez por las cosas materiales, el consumismo compulsivo y la concupiscencia (características propias del egoísmo capitalista) acarrean la caída del ser humano por debajo de la categoría animal. En tanto que el cultivo de los valores “humanos”: el amor, la paz, la verdad, la rectitud y la no violencia forman el carácter del verdadero ser humano.

La nueva escalada de la agresión imperial norteamericana contra los pueblos del planeta, obliga a sus apologistas y estrategas a descalificar y desdibujar el mensaje liberador del Jesús El Cristo Redentor, cada día con menos caretas, veremos como por todos los medios a su alcance, prensa, radio, televisión (especialmente) y hasta en los celulares se presentaran imágenes grotescas y vejatorias de Jesús. Programas, “documentales”, “descubrimientos”, “nuevas teorías” y toda clase de “opinadores de oficio” con aires de “autoridad” trataran de “borrar” de la conciencia human el mensaje de amor, de paz, verdad, rectitud y no violencia del Señor Jesucristo, porque sus enseñanzas ya no le convienen a los intereses de los “monstruos de la tierra” dueños de las grandes corporaciones capitalistas, ni a sus lacayos, los políticos polichinelas al frente de los gobiernos imperiales de la “Gran Babilonia” incluido el nuevo bufón Barack Obama.


rafaelurdanet@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3352 veces.



Rafael Urdaneta D


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: