Es menester evitar los errores del pasado en las delegaciones

Recientemente dentro del PSUV se ha tenido una experiencia insatisfactoria, sobre el proceso de delegación, que ha traído como consecuencias pérdidas de un precioso tiempo, en la consecución del Socialismo del Siglo XXI. La idea no es buscar culpables, sino evitar los mismos errores. Las propuestas que se hacia en las Asambleas por las diferentes comunidades, continuamente terminaban en una discusión bizantinas, con fuertes diferencias escasamente develada, entre la clase media baja y la clase desamparadas por la cuarta republica, que hasta ahora según mi opinión esta minando la unidad del PSUV. La falta de conceptualizaciones de funciones y  atribuciones de coordinación, que supuestamente se debían de acordar entre el Delegado y  el Coordinador que debería ser designado por la Asamblea, fue un desastre. Ya que el Delegado fue nombrado por la dirección del partido y asumieron el papel de Coordinador de la Asamblea, con posición jerárquica, aunque continuamente esgrimían el slogan, de igualdad. 
 

Como lo dijo el presidente Chávez en una reunión ministerial. Se esta construyendo el Socialismo del Siglo XXI y como es lógico suponer, se cometen muchos errores. Lo que se requiere es la voluntad de seguir construyendo y enmendar los errores. Se está en un MOMENTO CORRECTIVO, para construir y después una vez construido, comenzar a desarrollar el MOMENTO PREVENTIVO, es decir;  orientar a las masas para priorizar las tareas, evitar el exceso de confianza, evitar desconfianza entre los compatriotas, eliminar el temor al riesgo de errores o incumplimiento. Para así tener el grado de desasosiego y conocimientos, que permita desarrollar los principios de la productividad social. 

Era común observar, a un delegado que no delegaba, se ocupaba de todos y cada tema o información la represaba bajo su ámbito. Es por eso que esbozaba una imagen de personal jerárquico realizando tareas y funciones que nada tenia que ver con jerarquía, statu y ni operativo, pero si tenia que ver con sus pretensiones de poder dentro del partido, consiguiendo una férrea oposición, que en la mayoría de los casos generaban  frustraciones, «continuamente» dejando a un lado decisiones trascendentales; que muchas veces colocaba a la saga la comunidad involucrada.. Cabe destacar en la gestión partidista el poder de la delegación debe  esta incluido en los reglamentos internos. 

Faltan pocos días para elegir a los Delegados, y me pregunto que es que lo van hacer los Delegados a elegir para  el Congreso Fundacional del PSUV. Permítanme inferir,  dada la magnitud del partido y a la dispersión del partido, se ideo la creación de patrullas, en busca de mayor cohesión. Y para lograr la integración, de abajo hacia arriba, es imperioso crear el proceso de delegación y para eso se debería  desarrollar los siguientes pasos: a) Estimar lo que se va a delegar. b) Conceptualizar las características que debe tener el Delegado. c) Indicar las normas internas para limitar el poder y la autoridad de coordinación del delegado. d) Desarrollar un nivel de formación del Delegado. Lo que se persigue es acordar autoridad de delegación y poder a un compatriota para el logro de objetivos, no obstante, se retiene la responsabilidad final. Cabe destacar en la gestión partidista las tareas y funciones de la delegación debe  esta incluido en el  reglamento interno a desarrollar por el Congreso Fundacional.

Los patrulleros deben  estar atentos a identificar con sabiduría entre los posibles elegidos a Delegado, seleccionando según: la competencia o experiencia para la tarea, confianza en si mismo, capacidad para evitar riesgo, carácter socialista, no sentir temor al error y a la critica, capacidad para asumir responsabilidades que se le delegue y capacidad para interpretar lo que se delega. De esa manera se tendría alta probabilidad de seleccionar a los mejores. 

Además, se puede inferir que la responsabilidad de coordinar lo que se va a delegar , debe de estar en manos del Jefe de Patrullas, En sentido general aquel que detenta la coordinación,  debe de internalizar voluntariamente que es importante comprender que es delegar y considerar los beneficios que se puede obtener: El evitar concentrar responsabilidad de coordinación tiene una consecuencia importante para el compatriota; facilidades para alejarse momentáneamente de su puesto de dirección, rodearse de colaboradores y colaborar con eficacia la construcción del nuevo socialismo, que todos ansiamos. 

La Asamblea de las patrullas debería de desarrollar los límites de bordes del Delegado, con objetivos específicos. El jefe de Patrulla, o alguna otra figura que aglutine a los jefes de patrullas, deberá de tener el derecho de coordinar con otros que pertenezca a la organización, para que actúe o no actúe, permitiendo por esta vía alcanzar el propósitos y objetivos entregándose a las labores, quien delega a dispuesto.  

El Delegado debe de estar consciente que debe tener un campo de competencia, indicado en el reglamento interno, que la delegación dependa directamente del Jefe de Patrulla o del que los coordine. El poder y la coordinación habilitan a alguien a realizar una delegación. Que se este bien claro que el quién delega, debe ser sustituido por el Delegado, en términos de acción antes la dirección del PSUV. Lo más importante es estar convencido que delegar no es perder poder o autoridad de coordinación, sino ganar disponibilidad de tiempo para realizar las tareas propias del puesto que se ocupa y así facilitar el crecimiento de la organización.  




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1886 veces.



Basilio A Lezama M


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas