Apagones *INJUSTIFICADOS* y racionamientos *IRRESPONSABLES*

Durante la década de los años 70 y 80 el sector eléctrico venezolano tuvo un auge importante de grandes inversiones aupados por los repentinos aumentos de los precios del petróleo en los años 1973-1974 y 1979-1980. Es así como fue posible construir infraestructuras tan importantes como las represas hidroeléctricas de Guri en el Estado Bolívar y Uribante-Caparo en los Andes, grandes Plantas Termoléctricas: Planta Centro ubicada en Morón y Ramón Laguna en Maracaibo, un parque termoeléctrico a gas con unidades de generación duales (combustible líquido y gas) de 20 y 50 MW cada una ubicadas en puntos de alta demanda; además de una red de transmisión de ultra (765kV), extra (400 kV) y alta tensión (230-115kV) a todo lo ancho y largo de Venezuela. Sin duda un sistema diseñado y construido para soportar las contingencias y las fallas más severas, hasta el punto que algunos expertos sostenían que el mismo fue sobredimensionado. Gracias a Dios que fue así, ¡ya veremos por qué!

Desafortunadamente, en el período 1989-1999 el sector eléctrico venezolano sufrió un grave proceso de desinversión, especialmente del parque de generación termoeléctrica, lo cual provocó una grave crisis en el suministro de potencia y energía, a pesar de que las proyecciones de la demanda (7%) previstas en el plan rector eléctrico 1990-2010  fueron  menores a las que efectivamente estaban ocurriendo (entre 3 y 4%). Esto obviamente hizo extremadamente vulnerable la planta hidroeléctrica de Guri, la cual posee un porcentaje de capacidad de generación superior al 70% respecto al total nacional, especialmente ante la probabilidad de ocurrencia de un año extremo seco, lo cual no es el caso hoy en día. Así mismo, Guri también es proclive a sabotajes terroristas o al terrorismo silencioso desde dentro del sistema operativo o desde las líneas de transmisión que hacen posible el transporte de la energía hasta el oriente, centro y occidente del país. Sin embargo, durante ese período de los 90 los problemas fueron resueltos parcialmente mediante paliativos, parches o maniobras operativas en el sistema existente, el mismo que en la década de los 80 resultó sobredimensionado, gracias a Dios. De hecho ocurrieron contingencias a nivel nacional, pero muy poco advertidas por la población por haber sido manejadas profesionalmente.

Durante el período 2000-2009 se reanudó el programa de inversiones previsto, gracias a la decisiva voluntad política del Comandante Presidente Chávez, algo muy poco difundido por los actores involucrados del sector eléctrico. En los últimos años han sido incorporados más de 1.384 MW adicionales a la capacidad instalada de generación; de ellos, 340 corresponden a nuevas infraestructuras: las centrales Argimiro Gabaldón (Lara), Termozulia II (Zulia) y Josefa Camejo (Falcón). Otros 640 MW provienen de proyectos de modernización y rehabilitación de Planta Centro (Carabobo), Peña Larga (Barinas), Pedro Camejo (Carabobo) y Ramón Laguna (Zulia). En cuanto a Generación Distribuida, las 25 plantas instaladas en todo el país gracias al convenio Cuba-Venezuela, han aportado 404 MW de capacidad de generación al Sistema Eléctrico Nacional, sin embargo es bien sabido que aun hace falta incorporar al sistema unos 4.000 MW para lograr cumplir totalmente con las condiciones óptimas de diseño del sistema eléctrico nacional.

Con respecto al área de transmisión, destaca la continuación de la obras de la segunda línea a 765 kV La Arenosa-Yaracuy, a un costo de 164 millones de dólares; y la puesta en servicio de la línea a 230 kV Calabozo-San Fernando de Apure, con una inversión de 78,4 millones de dólares; la ampliación del sistema de transmisión de la costa occidental del lago de Maracaibo a 230 kV y 138 kV, por un monto cercano a los 200 millones de dólares; la línea Isiro-Punto Fijo a 115 kV, por 12,4 millones de dólares; y la continuación de los trabajos para la instalación del segundo transformador en la Subestación El Furrial por 14,7 millones de dólares, que permitirá incrementar la confiabilidad del suministro eléctrico en los estados orientales; así como la construcción de la línea a 115 kV Palital-Barrancas-Tucupita, la cual beneficia a los habitantes de Delta Amacuro y el sur de Monagas.

La situación actual es mejor que la correspondiente a la década de los 90, a pesar de los aumentos “no esperados” de la demanda de energía eléctrica (esto último discutible porque el plan 1990-2010 previó un crecimiento interanual del 7%) y la situación generada por el fenómeno del Niño (pobre niño, ni porque es menor de edad no dejan de atribuirle responsabilidades injustas), sin embargo, igual que en los años de la década del 90, puedo afirmar categóricamente que estos eventos pueden ser manejados con los recursos tecnológicos y de infraestructura existentes siempre y cuando se haga con mística revolucionaria y de manera profesional. Al respecto me permito observar lo siguiente: 

-Siete (7) fallas de energía eléctrica de considerable magnitud a nivel nacional han ocurrido en Venezuela durante los años 2008 y 2009 de manera absolutamente *INJUSTFICADA* en mayúsculas (valga la redundancia), estadísticamente esto es poco menos que imposible en cualquier lugar del mundo incluyendo Biafra, dada la secuencia de eventos difundidas públicamente, todas ocurrieron como consecuencia de una simple contingencia que no fue debidamente solventada por el personal técnico de operaciones que estaba de turno al momento de su ocurrencia, ¿negligencia?, ¿terrorismo silencioso?, si creen que exagero es bueno recordar la actitud del oposicionismo recalcitrante durante el sabotaje petrolero, es historia demasiado reciente para obviarla.

-El Presidente de Corpoelec, Hipólito Izquierdo, declaró que todavía existe un déficit de entre un 2% y un 3% en la generación, esto unido al crecimiento de la demanda interanual desde un 4% a un 7%, todo ello, según el, ha provocado los recientes apagones que afectaron a vitales servicios como el transporte suburbano capitalino, por eso pretende "racionar de forma programada" la electricidad en distintos estados y zonas del país desde este mes, incluyendo zonas residenciales. Eso último constituye un racionamiento a realizarse de manera *IRRESPONSABLE*, con mayúscula (valga la redundancia) por cuanto, a mi entender, no se han agotado todas las medidas a tomar.

A mi General Izquierdo con todo respeto le afirmo, alguien lo está engañando, solo haga las preguntas pertinentes, pregunte por ejemplo que hay con el factor de coincidencia de los picos de demanda, que pasa con la correcta coordinación de protecciones de los sistemas de generación y transmisión. Existen programas de simulación del sistema eléctrico operativos en OPSIS, EDELCA, CADAFE, Electricidad de Caracas, ENELVEN, ENELBAR que pudieran simular todos esos eventos probables y posibles, ordene las simulaciones y exija que le presenten los resultados, a fin de investigar las distintas opciones que pudieran orientarlo para la solución de los problemas.

Paralelamente busque expertos confiables que le hagan ese trabajo de investigación, intente concertar racionamientos con los usuarios de alto consumo evitando afectar cargas vitales en áreas residenciales, pero sobre todo, no afecte a la población mas vulnerable, la de menos recursos quienes al final son quienes terminan pagando los platos rotos, eso es historia. Ponga a trabajar de inmediato a la Consultoría Jurídica de CORPOELEC para proponer a la Asamblea Nacional una legislación y reglamentación que obligue el uso de equipos y luminarias de bajo consumo.

Active con la urgencia debida del caso a las Unidades Técnicas de Generación y a la Comisión de Contrataciones para que aplique el ordenamiento legal vigente, a objeto de acelerar al máximo las compras necesarias de turbinas y máquinas de generación para el reforzamiento del sistema termoeléctrico nacional, para ello será necesario redactar una exposición de motivos contundente, lo cual no debería ser ningún escollo por ser pública y notoria la situación de emergencia del sector eléctrico nacional.

Es mi consejo respetuoso a un Gerente fundamental de la Revolución Bolivariana, quién no maneja precisamente conchas de ajo.

Patria, Socialismo o Muerte….¡VENCEREMOS!


(*) Ingeniero Eléctrico USB, Caracas, Enero 1976.

Maestría en Sistema de Potencia. RPI, Troy-NY, Agosto 1982.

Maestría en Investigación de Operaciones y Estadísticas RPI, Troy-NY, Agosto1983.

Trabajó en Cadafe en el período Marzo 1976-Abril 1994 (18 años, Ultimo cargo: Director de Planificación Nacional).

1994-2000 ejercicio libre. 2000-2009 Director General MCT y MPPCTII. Ultimo cargo 2009: Director General del Fondo de Investigación y Desarrollo de las Telecomunicaciones adscrito al Ministerio del Poder Popular de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, aunque en proceso de jubilación mas rápido que inmediatamente.

marcanoomarj@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4718 veces.



Omar Marcano(*)

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social