El internacionalismo proletario se opone a los golpistas hondureños, pero...

Pasan las semanas e impasibles vemos como el pueblo de Honduras heroicamente se enfrenta en las calles a los usurpadores del poder, a los golpistas. A un ejercito armado y entrenado para reprimir y matar hasta su madre si fuese necesario, no olvidemos que está entrenado por profesores estadounidenses de la Escuela de las Américas..

Esto ocurre, por la vieja máxima oligarca, hecha hoy costumbre que dice; que es peligroso armar al pueblo, y que más peligroso es organizarlo, claro es mejor tener tropas con su cerebro lavado por los diferentes cursos de entrenamiento recibidos para que actúen como autómatas ante una orden de sus jefes y disparan sus armas de muerte contra su pueblo de ser necesario. Esta fue una de las razones de la caída de Salvador Allende, “el temor de armar a su pueblo”, el no tener las armas en manos confiables, empuñándolas: los obreros, los trabajadores y los campesinos y no al mando de la oligarquía opresora y pitiyanqui.

No podemos seguir pensando que David puede hoy derrotar a Goliat con una honda. Cuando hoy, el enemigo del pueblo cuenta con tecnología suprema para matar y no le importa matar, pues para eso está entrenado el ejército hondureño. Para cuidar al imperio y sus intereses en tierra de Morazán, entre ellos a los pequeños pero poderosos grupos capitalistas que respaldan a Gorileti. Toda la diplomacia castrada, gastada y condicionada, dominada casi toda, por el imperio no ha podido luego de tantas semanas transcurridas lograr el regreso del presidente electo por su pueblo Emel Zelaya.

Para eso los golpistas tienen las armas, y el pueblo desarmado la honda para lanzar las piedras. Me quedo en verdad asombrado de que ni uno solo de los comandantes militares del ejército hondureño se pliegue al lado de su pueblo. Así será la magnitud del lavado de cerebro que les han hecho los gringos en sus escuelas psicológicas de guerra.

Lo mismo que hacen aquí en Venezuela algunos medios que poco a poco le lavan la memoria histórica a su propio pueblo, lo condicionan, lo aterrorizan y lo amañan a su gusto y manera.

El pueblo hoy necesita tener su propio ejército, sus propias armas. Sin él no se puede enfrentar a las tropas pitiyanquis.

Han logrado los imperialistas gringos distorsionar la historia, y que las ideas de nuestros próceres se callen y se silencien por siglos, que la verdadera historia no se enseñe a los niños en las aulas, han castrado por siglos las ideas de Bolívar, de Martí, de Sucre de Morazán. Eso lo han logrado con el poder que les da, la supremacía y tecnología de guerra expandida a todos los sectores de la sociedad que ellos oprimen gracias a los recursos baratos extraídos de los pueblos en proceso de desarrollo y por siglos dominados. Al poder temible de su garrote bélico y al servilismo gustoso de la oligarquía nativa. Que parecen gritar, viva el imperio, aunque se muera el pueblo.

Debemos reestructurar aceleradamente nuestra táctica y estrategias frente a este acontecer que se puede tornar en algo cotidiano y frecuente. Debemos activar nuestro internacionalismo proletario activar el brazo armado de todos los pueblos, para acudir en auxilio de otros ¡nuestros hermanos de clase, como lo hicieron en su día: Bolívar, Sucre, Morazán, Fidel, el Che Guevara, etc. Debemos ser hoy solidarios con nuestros hermanos hondureños, y acudir en su auxilio, como hacen los imperialistas con sus golpistas, con sus goriletis, con Colombia, y con su Uribe. Los respaldan colocando sus bases, con dinero y armas en territorios extranjeros que no le pertenecen, pero que EEUU, consideran propios como hoy a Colombia, ha vendido la soberanía de su pueblo pero a Uribe fiel sucesor de los San Martín, no le importa más que ser fiel amigo del imperio aunque venda Colombia con los colombianos al mismo demonio. Su baraja de bases militares en Honduras, Perú. Curasao, Puerto Rico y Guantánamo en Cuba etc., hablan por si solas de las intenciones yanquis.

Como un ejemplo cercano de solidaridad internacional activa están las Brigadas Internacionales, que voluntariamente actuaron en los frentes de la guerra civil española a favor de la República. Donde la brigada Lincoln de EE.UU. se cubrió de gloria y otras naciones de América, derramaron su sangre en tierra de España. Los cubanos y su brigada internacional, derrocharon su heroísmo en combates, luchando contra el fascismo de Franco, Hitler y Mussolini.

Si esas brigadas no se hubiesen retirado, gracias a la falsa diplomacia internacional. Hoy es posible que otra fuese la historia de España y el resultado de esa guerra civil, pero con toda la colaboración de otros países como Alemania e Italia fue a la final derrotada La República Española, aún cuando Franco era el golpista.

Ahora a honduras y a sus goriletis que son fruto del gobierno de Obama Husein, el Hawaiano, ¿por qué nunca usa el primer nombre? Hussein, incluso en la enciclopedia lo ocultan. Hombre por cierto inteligente y preparado pero entregado en alma corazón y vida al imperio de los halcones y fiel sucesor de la logia de los huesos y las calaveras de George W. Bush.

Sin duda que la tecnología de punta para las guerras futuras, no la tenemos a nuestro lado y aún esto pesa mucho sobre los pueblos que no cuentan con este potencial y por tanto, deben pensar antes de mover un pie, puede ser que este sea el pretexto que esperan los enemigos para hacernos polvo. ¿Dónde están nuestras armas nucleares para frenarlos? No las tenemos, eso es lo único que ellos respetan la fuerza, y es por eso que no quieren que nadie más las tenga, únicamente sus socios incondicionales

Nuestro internacionalismo proletario se ha quedado con la realidad de lo factible, de la geopolítica internacional. No se puede ir más allá de cierto límite, me refiero al diplomático, mediático, al comercial, o a las declaraciones de los organismos internacionales, cosa esta que en el caso hondureño se ha logrado. La política exterior venezolana se ha movido en este sentido

El otro camino el de las armas este es imposible, ya que el padrino de los golpistas hondureños es EE.UU, y tiene el garrote por el mango y aplastará de un solo golpe a quienes traten de colaborar de otra forma –por la vía de las armas- al pueblo hondureño. –Esta es la triste realidad- Hasta aquí nos trajo el río. Otra cosa diferente sería si a Zelaya lo respaldase una gran potencia mundial con poderío atómico o de alta tecnología bélica –pero no es así-

Recordemos que Uribe, ahora el guachimán de Colombia, tiene bases de los halcones en su territorio. En honduras, Puerto Rico y Curasao hay bases en Perú o sea que el gobierno de Hugo Chávez está rodeado por los halcones de la guerra. Aparte de los traidores y la quinta columna, que como en España desde adentro colaboraron con el derrocamiento de la República Española.

Se puede hacer todo, pero nos pone un límite la realidad, de aquellos que controlan hoy la tecnología bélica y las armas sofisticadas que por ahora nosotros no las tenemos. En la geopolítica lamentablemente el que tiene más fuerza bélica puede imponer sus condiciones. Se acercan momentos decisivos para todos.

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1776 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a82960.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO