Domingo Alberto Rangel ¿Efecto de los años o el gen adeco revivido?

Después de dos recientes artículos publicados en APORREA, sobre LA FARSA DE DOMINGO ALBERTO RANGEL, refiriéndome a un artículo publicado en PANORAMA, el domingo pasado, lleno de confusión, de falsedades i de incoherencias, errores que atribuí a la edad o a la vuelta a su inicial pasión adeca, luego traicionada por su partido que lo hundió como líder hasta el sol de hoi, creí que lo expuesto en mi respuesta era suficiente para que reflexionara (en caso de haberlos leídos) de cómo, no solamente parece vivir en otra realidad, sino que los rasgos lógicos de su lenguaje son contradictorios. Durante años he leído sus escritos de prensa i mucho de sus libros i últimamente LAS GUERRAS ISLÁMICAS i otro pequeño cuyo título pregunta ¿QUIÉN PAGA LOS MUJERTOS DEL ONCE DE ABRIL? Pero preguntándome yo, ¿éste es el mismo hombre que escribió LA OLIGARQUÍA DEL DINERO? o junto con Pérez Alfonso, en sus respuestas a Pedro Duno, originó la obra EL DESASTRE? A esto sumo la actitud de su hijo quien, pese a estar en la oposición mui particular o personal, declara que la oposición venezolana es una bruta oposición i que la actitud de los medios i sus periodistas no sirven para nada, lo que me hace pensar que, muchas veces debe haber grandes diferencias entre padre e hijo por sus opiniones políticas.

Ahora, en el más reciente número de “Quinto Día”, DAR me vuelve a sorprender a mí i a muchos hombres que sin espavientos de políticos de partidos, hemos conservado un pensamiento de izquierda racional i de principios fundados en el estudio i la experiencia; nunca las bufonadas i “poses” de “izquierdozos” como Manuel Caballero, Américo Martín, Pompeyo Márquez o Teodoro Petkoff, verdaderos payasos de la política venezolana, pero creyéndose auténticos intelectuales. Lamentablemente todos nos conocemos bien i allí está la historia vivida que, muchas veces, es diferente a la escrita años después.

La sorpresa es el artículo de título confuso o ambiguo, HUBO UNA CONSPIRACIÓN. No sabemos si se refiere al 11 de abril del 2002 o a los recientes acontecimientos de los paramilitares que, en el artículo que comenté por APORREA, en el cual DAR califica eso de un cuento o una farsa. En este escrito noto las mismas incoherencia o contradicciones en los rasgos lógicos de su lenguaje, por lo que sería largo de analizar todo; por ello me referiré solamente a los que subrayé, verdaderamente sorprendido como he dicho. Una de las primeras cosas que llama la atención, es decir que Chávez sólo tiene dos sentimientos, la cólera i la vanidad. La falsedad es tan obvia, que no merece comentarla, pero sí un aspecto que me parece un disparate mayúsculo: DAR confunde ALINEAR Con ALIENAR. Así dice: “ En Chávez hay una contradicción que media siempre entre el alineado y el mundo que lo rodea”. El subrayado es mío, mas, ratifica el error o disparate: “Al calificarlo de alineado, no estoy llamando loco a Chávez en el sentido que se le atribuye a esta palabra”. En consecuencia DAR cree que alineado significa loco i es interesante que vaya al diccionario de la DRAE o a cualquier otro, para que vea su error, En tal caso el término sería alienado i se fijará que la “e” está antes de la ene en uno de los términos, i después de la ene en el otro, pero que son dos cosas distintas. Me recordó a un político marabino que dice “suidadano” por ciudadano, pero que en este caso es solamente error de pronunciación; el de alineado i alienado, es realmente grave. Increíble en un escritor como él.

Empero, más grave son los pronóstico que hace. En uno de los apartes ¿Puede esto durar?, dice refiriéndose a “la leyenda bolivariana i a la contradicción que conduce al escándalo” lo siguiente: “una situación de esta índole, no puede perdurar. El alzamiento si reincide, la agitación si persevera, la conjura si insiste, alcanzarán sus objetivos”. Clara instigación en apoyo de esos procedimientos anticonstitucionales o antidemocráticos. Si antes ha dicho que el caso de los paramilitares es un teatro montado por el gobierno, se contradice exponiendo: “Puede ser dislocada (sic) la conspiración como debió ocurrir en días recientes y atenuada la agitación de la calle, pero todo eso será momentáneo. Ambas volverán a crecer, quien puede dudarlo”. Otro impulso a la oposición conspiradora, pero más terrible todavía, “las dos alternativas de un régimen ya condenado”. Primero da por entendido que el gobierno corre la suerte del Titanic, sin botes salvavidas i afirma: “Capitular o caerse” o sea, malo o peor. Entiende por capitular el cambio de política en Chávez “que equivalga a la entrega del poder a la oposición” (la que su hijo dice que es una porquería sin líderes) i de no “advendría la otra con el derrocamiento”. De modo que no son dos alternativas, sino una sola totalmente fatal. ¿Se puede considerar esto un razonamiento correcto? ¿Estos son juicios de análisis de la realidad? Si no está en comienzos de una patología demencial, es que regresó en el túnel del tiempo i es adeco hasta que se muera. Tan es así, que finaliza escribiendo: “La conspiración de los últimos días es ya una advertencia”. Parece un eco de lo que decía Enrique Mendoza, días atrás. Este artículo, que pensé hacerlo como una carta a la redacción de “Quinto Día”, lo envío a mis lectores por Internet i a mi página WEB, pero desearía que ese diario que menciono, lo publicara como mi derecho a réplica, pese a conocer la posición de ese semanario opositor i muchas veces alejado de la verdad, intencionalmente. I para curarme en salud, creo que ya no leeré más, a Domingo Alberto Rangel. Perdió toda credibilidad, por no decir, eticidad.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3285 veces.



Roberto Jimenez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a8246.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO