Oposición pervertida i traidora

¿Dijiste media verdad?
¡Dirán que mientes dos veces
si dices la otra mitad!
Antonio Machado

La falsa, pervertida e irracional oposición venezolana al democrático, legítimo i pacífico gobierno del presidente Hugo Chávez Frías, paciente, reflexivo i respetuoso de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, llega a impacientar por su condescendencia i perdón de sus enemigos, a quienes participamos de todo corazón con la revolución pacífica que lleva hacia delante, mientras esa “oposición” antipatriótica por excelencia, ha llegado al colmo de sus intentos de derrocar al presidente por la vía violenta e inconstitucional. Desde la elecciones del 6 diciembre de 1998 cuando, la desesperada coalición de candidatos, sacando del ruedo al analfabeto cultural de Alfaro “Usurero”, menospreció a una reina de belleza i apoyó a Frijolito Salas-Römer, la oposición se ha ido convenciendo de la imposibilidad de derrotar a Chávez, en justas eleccionarias porque la gran mayoría del pueblo venezolano lo respalda. Luego, aparentando ser demócratas –que no han sido otra cosa que payasos que siguen repitiendo los procesos i poses, de más de 4 décadas de pseudo democracia o democracia falsificada que arruinó i empobreció al país- han sometido a toda la nación a un estado de guerra permanente, mediante el veneno mediático difundido por todos los medios de comunicación posibles. Así, han pretendido construir una pirámide de mentiras mayor que la de Keops, pero como las piezas o las piedras no encajan, lo que han producido es un rompecabezas de piezas de cartón que, tampoco encajan por sus bordes ya que, una o muchas mentiras aquí i allá, cuando tratan de concatenarlas con otro montón de mentiras por otros lados, jamás forman una realidad coherente, como si sucede cuando las piezas son verdades, i en la menor brevedad construyen una realidad evidente o cierta, como sucede cuando el gobierno desenmascara su bufonadas, algunas mui malignas. Ni siquiera podemos decir que son “ideas”, “teorías” o “proyectos” (hablan “del país que queremos”) que no armonizan por ser sincréticas, (habría sincretismo si hubiese pensamiento) ya que lo que menos exhibe esta oposición pervertida i traidora, es pensamiento, es racionalidad, es filosofía política. Su juristas estrellas, elaboraron en mamarracho jurídico de la brevísima dictadura del títere Carmona i jamás hemos visto un documento de fondo que valga la pena. Es una oposición sin talento alguno.

Empero, ese trajinar de fracaso en fracaso; de ir perdiendo cada día credibilidad lo que difunden obsesivamente; de ver qué clase de “analistas” i periodistas tienen: Mingo el deplorable, el otro Blanco, Marta (comunista arrepentida) Colomina, Orlando “payaso” Urdaneta, La Maqui, la Poleo i la Pacheco corredoras, la Nitu irónica, el Kiko porno, el Matacuras bufón vacío , el Infausto Massó, i muchísimos más en Caracas; o aquí en Maracaibo, el D’Arienzo sábelotodo, el Juan Carlos Fernández petulante (otrora, apasionado de Chávez), el Spositvo negativo, i otros tantos. Allá en la capital, las contrapartidas de hombres extraordinarios i serios como Walter Martínez, o aquí, de sensatos i conocedores como Enrique Rodríguez Mota, Ramón Alberto Escalante o Gastón Guisandes.

Para estos ejemplares oposicionistas (como para los energúmenos religiosos tipo Baltasar Porras) el grave caso de los paramilitares que han invadido al país, en complicidad con militares i civiles traidores, es un “show”, por cierto bastante caro de montar, de conseguir tantos actores formidables, algunos de los cuales hasta se han dejado asesinar de verdad, para darle autenticidad teatral a la obra. A la oposición no le importa ni el ridículo, ni que le estreguen en la cara sus mentiras; son tartufos de los más auténticos que haya podido crear de nuevo, el genial Moliere. Cuando se les hace ver el tremendo desastre nacional que hubiese acaecido, de darse el baño de sangre, el deslave de tragedias peor que el natural del Estado Vargas por las lluvias -aquí de sangre, crímenes, destrucción, odios i venganzas los analistas, los payasos i los pregonadores afirman ser solamente una exhibición (teatral) pero a ellos le gusta es la palabra inglesa show, estoi convencido de que, solamente no tienen capacidad imaginativa para prever la tragedia, sino que carecen también de raciocinio para conceptuar los alcances i las consecuencias que traería semejante irresponsabilidad. La justicia, para ser justicia, tiene que ser al mismo tiempo severa. Ya es el momento que delincuentes a la luz pública, como el gobernador que esconde la nuca, Enrique Mendoza (quien anunciaba acontecimientos nuevos para mui pronto), el energúmeno tránsfuga de Alfredo Peña, el paranoico de Leopoldo López, el capo Cisneros (fíjense que la palabra “fascinerosos” se puede componer de fas (faz) i “cisnerosos”) i a propósito recuerdo que, desde hace muchos años, alertaba en mis artículos que, al paso del crecimiento de ese oligopolio nacional, Venezuela iba a llamarse Cisneroslandia, i la capital, “Don” Diego. Este traidor a la patria, junto a otros como Giusti, Granier, Quirós, etc.,deberían ser detenidos o expulsados del país. De que son delincuentes, lo son. I llegaron al colmo: invasión de paramilitares para asesinar al presidente i mil personeros más.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2931 veces.



Roberto Jimenez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a8145.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO