(Una crónica anunciada)

¿Así funcionará el plan?

El ensayo realizado el 11 de abril del 2002, cuyo éxito parcial logró desplazar del poder por 48 horas al gobierno legitimo, se basó en la muerte selectiva de venezolanos por parte de unos francotiradores, colocados estratégicamente en el teatro de operaciones escogido para tal acción. La muerte era el elemento básico que sustentaría la falsa argumentación para la instauración de un gobierno de facto, bajo la apariencia de demócrata (típica realización con sello gringo).

Pues, el plan continua en desarrollo con unas variantes mas pluralizadas desde el punto de vista de la experiencia vivida por los golpistas y sus motorizadores, en aquel menguado abril. El decomiso de armas de guerra en diferentes sitios distantes unos de otros, en tiempos diferentes; dicen que la estrategia ahora, es colocar a los asesinos en sitios claves del país, para que actúen sincronizados una vez llegado el momento de la acción pre concebida. La lección de un pueblo con libertad de movilización, cuyo desplazamiento no tenga más riesgo que el que puedan representar unas pocas policías y algunos efectivos militares descarriados a la hora del golpe ya preparado. No es conveniente a los sectores reaccionarios, de allí que la disposición de armas especializadas y franco tiradores expertos en lugares sensibles, como quien coloca una talanquera en la salida de un corral. De esa manera pretenden desmovilizar al pueblo para que no reaccione. Esta acción contempla el asesinato de miles de civiles, solo mediante ese terror podrán impedir la movilización popular para concretar sus planes. Por otro lado, ya con la captura de los paramilitares en la finca “Daktary”, demostraron que la intención es frenar a las fuerzas leales del ejercito con el uso de combatientes adiestrados y colocados también en lugares estratégicos. Necesariamente para esto necesitan de una fuerza extranjera que sirva de disuasión al grueso de los efectivos militares Venezolanos. Aquí cobra importancia la frase que soltó el sátrapa de Alberto Federico Ravell el día lunes 11 de mayo del 2009 en el programa la entrevista en RCTV. Mas o menos dijo: ante la pregunta del interlocutor “ si cierran globovision, Colombia tiene mucho que hacer a la hora que se de la reacción” creo que el gobierno nacional debe estar pendiente de la movilización hacia la frontera de Venezuela, de los paramilitares y tropas regulares colombianas y los efectivos yanquis en esa nación, debe llevar una relación de las movilizaciones aéreas militares gringas, hacia y desde Colombia. No es descabellada la idea de una guerra en la región incitada desde el departamento de estado gringo, sobre todo ahora que están resintiendo la crisis capitalista y la fuerte presencia económica en el continente sur latino caribeño de China y Rusia.

La otra cara del asunto, es que ya se conoce que en los barrios populares de caracas y las ciudades claves de país, el paramilitarismo narcoterrorista colombiano ha colocado a sus efectivos y están actuando de manera coordinada. No crean que lo asesinatos de dirigentes campesinos, sindicalistas, de las organizaciones políticas de apoyo al gobierno, es casual o producto de la llamada inseguridad. La misma inseguridad tan reconocida hoy, y cuyos causales atribuyen a motivos económicos, falta de justicia, o crisis moral. Es un producto realmente prefabricado y planificado para servir de matriz generadora de las otras consecuencias, que tienen como ultimo objetivo romper el nexo de apoyo y solidaridad entre pueblo y gobierno. El asunto es que la inteligencia nacional a pesar que está haciendo un buen papel de investigación y seguimiento, puede y debe ser mas relacionado con la inteligencia social, sabemos que las comunidades organizadas, son los que tienen buenas posibilidades de detectar movimientos extraños en sus sectores o áreas de influencia, por lo tanto se le debe facilitar medios para transmitir esa información a los centros claves.

El ultimo decomiso de armas realizado en Caracas, delata la existencia de un plan tipo red a nivel nacional. Las ultimas muertes por el sicariato, también delatan la existencia de ese plan. La utilización de noticias con formato terrorista por los medios ya conocidos y que siempre han estado activados. El amedrentamiento publico y mediático a los jueces cuando deciden en contra de los conspiradores y sus secuaces, la descalificación de funcionarios cuando cumplen con el deber de sancionar a los estafadores ladrones de cualquier índole o en circunstancias que los delatan como violadores del derecho popular o de la nación, a los que exponen al desprecio publico y cuya integridad física es expuesta junto a los de sus familias. Las declaraciones permanentes de dirigentes de baja calaña de la oposición en todos los medios y rincones del país, acusando al gobierno de dictadura, son parte de una misma jugada malévola. Hay cosas que parecen inocentes o hasta estúpidas, pero que tienen una carga muy fuerte de mala intención y de propaganda dirigida a la psiquis del común popular. Esta operación no es hecha aquí en Venezuela, es parte de un laboratorio de guerra que nace en las entrañas mismas del principal afectado por los avances del pueblo y la revolución: las elites dominantes Sion - judías Norteamericanas y Europeas.

Lo que el pueblo debe tener claro, es que ese plan no se conformará solo con tomar el poder para la oligarquía. Producirán una masacre colectiva en los barrios y calles de la Venezuela popular. Las armas decomisadas, y las que faltan por conseguir, no son para darle consejos al pueblo. éllos tienen sus planes elaborados, justificaran esa masacre presentándola al mundo como una guerra civil de pueblo contra pueblo y de esa manera garantizaran la intervención extranjera, en Haití lo ensayaron lo ensayaron. En este momento, no se debe ni puede confiar en algunos amigos, que han demostrado que son serviles del imperio, aunque quieran aparentar que no es así. Me estoy refiriendo en concreto a Brasil y Colombia. Brasil ya se ha convertido en brazo ejecutor de los Estados Unidos y Europa en su reciente acción contra el pueblo Haitiano. Allí están, matando, sometiendo a ese glorioso pueblo en nombre de una falsa democracia y de una falsa libertad. Éllos solo quieren los favores de los amos imperiales, si no vean como tratan lo sin tierras y como utilizan las drogas en las favelas, para adormecer y someter a su propio pueblo. de Colombia, la historia de esa escoria oligárquica ya es conocida; menos mal que sus pueblos están despertando.

Son momentos de definiciones y acciones. El enemigo ataca. Hay que atacar al enemigo. O es ahora o no será nunca. No perdamos la oportunidad.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1968 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a77698.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO