El chavismo sin Chávez

La revolución bolivariana ha sido permanentemente acechada por diferentes actores de la contra revolución, aun antes de la toma del pode `por Hugo Chávez ya la canalla imperialista desplegaba sus estrategias para cerrar el paso al emergente huracán bolivariano. Los lacayos hicieron lo imposible por detener la marcha de los acontecimientos, pervirtieron leyes, se traicionaron entre ellos, tapándose las narices crearon el “TOCOCHA” (todos contra Chávez). Pero, el sistema estaba herido de muerte y los cambios eran indetenibles, Chávez ganó las elecciones abriendo las compuertas del proceso político más importante de Venezuela después de la gesta por la independencia contra el imperio español.

            Sin darle tregua al nuevo gobierno bolivariano, la embajada imperial norteamericana, la del “reino de España” y la del narco-gobierno de Colombia, unen sus esfuerzos y logran  organizar a los lacayos oposicionistas en “La Coordinadora Democrática” para salir de Chávez a como diera lugar. Se inició “el plan del golpe de estado” que culminó con los sangrientos acontecimientos de abril del 2.002.

De las reuniones de la “Coordinadora Democrática” traigo a colación estos extractos:

   “El Gobierno está colocado a la defensiva y sin capacidad de respuesta en casi todas las líneas que venimos impulsando (ya hemos evaluado sus carencias y déficit), perdiendo capacidad de maniobra y espacios de gobernabilidad”, considera el Equipo Técnico Asesor de la Comisión de Estrategia de la Coordinadora Democrática.

En términos mediáticos, hemos consolidado nuestras posiciones en amplias capas de la opinión publica, contando con el apoyo de los medios comprometidos y operacionalizando las estrategias recomendadas: desgobierno, corrupción, pobreza, desempleo, inflación, IVA, IDB, aumento del precio de la gasolina, represión y violencia.

“Aun cuando el Gobierno denunció el golpe económico y se adelantó al desarrollo del plan en el ámbito financiero, no tiene capacidad de controlar el impacto de nuestras acciones en lo referente al lío de la venta de los bonos, la fuga de divisas, la obstrucción de créditos, la desinformación en torno a las cuentas fiscales y el desempeño”.

“Aquí hay que denotar el éxito de nuestras operaciones en el BCV, particularmente con la operación de las cifras sobre la caída del PIB; igualmente en el impacto psicológico de la información sobre la ejecución presupuestaria de este año, donde se señala el agotamiento del gasto en 90% en este período”.

“A ello hay que agregarle el papel que viene cumpliendo el equipo que trabaja en el área administrativa, cuya coordinación efectiva puede conducir a paralizar órdenes de pago, retardar los desembolsos en el nivel central”.

Y por último esta perla que es por donde quiero encaminar este análisis

“La emergencia del ‘chavismo sin Chávez ’, no es solamente una hipótesis, ya se asoman nombres...”, dice el documento.

   El chavismo sin Chávez”” es una estrategia de los aparatos de inteligencia norteamericanos, para “implosionar” el proceso revolucionario venezolano desde la “5ta columna”, que se activó inmediatamente después del fracaso del golpe de abril y el paro petrolero. (Arrancaron tratando de “salvar a PDVSA por dentro”, intentaron “retomar la industria” y crear el “caos petrolero revolucionario” inmediatamente después del triunfo de la revolución sobre los meritocratas.

    Se trata de operadores políticos sembrados en el corazón de la revolución, que comienzan a levantar las banderas del “purismo revolucionario”, que hacen de la cultura de la queja “una forma de ser muy revolucionaria” (si no me quejo de todo no soy revolucionario), que promueve el desprecio y la descalificación de todo aquel que ocupe un cargo en el partido o en la administración publica, que disemina “denuncias” a diestra y siniestra sin presentar prueba alguna de lo que afirma, siempre tienen “familiares”, “militares”, “funcionarios”, “gente cercana a Chávez” que les dicen todo lo que “anda mal”.

     Promueven la desesperación y el desanimo de las base revolucionarias, hacen causa común con la canalla fascista, repitiendo las matrices de la dominación mediática disfrazadas de ropaje revolucionario. Les encanta denunciar haciendo énfasis en la condición de “rojo rojito” del supuesto corrupto. Hablan del  “secuestro del PSUV” por parte de la “derecha endógena” y se aprestan a “salvar al partido”, pero muchas veces NO MILITAN EN EL, no asisten a las reuniones o sabotean a las que asisten. NO CONSTRUYEN, DESTRUYEN.

    El  PSUV debe a salirle al paso a estos personajes ultra revolucionarios, súper marxistas, más papistas que el Papa, más chavistas que Chávez, que tienen la solución a todos los problemas, enfrentarlos con toda la fuerzas y cortar de raíz el proyecto fraccionalista de la CIA  contra el PSUV, llevado adelante por estos  pájaros de mal agüero que andan esparciendo el  veneno del “ultra izquierdismo” en las bases de la revolución.

   Ya lo han hecho en otras oportunidades y han logrado su objetivo divisionista, como cuando con los  “cantos de sirenas” de: “El poder a los jóvenes”, “Socialismo a la venezolana”, “Nuevo mensaje, nuevo modelo” Pompeyo Márquez, Teodoro Pekoff y Cia dividieron al movimiento revolucionario y hoy los vemos, sin vergüenza, arrastrados a los pies del amo yanqui, llevando en hocico las 12 monedas de plata con que el imperio pagó su traición.

Allí están también esos furibundos ultra izquierdistas de “Bandera Roja” haciendo el trabajo sucio de la canalla fascista, recibiendo las ordenes de los “paramilitares” infiltrados por las “Redes Populares” de la contra revolución.

rafaelurdanet@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2681 veces.



Rafael S. Urdaneta D.


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: