(Argumentos para el Debate Sobre la Reforma LODDTCPP)

Los descentralizadores de ayer, ¿Qué descentralizaron?

Con la Reforma a la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público se abre otro escenario de guerra mediática y es muy importante tener la conciencia y el conocimiento en estado de alerta para debatir con el adversario y evitar que el poder mediático imponga su visión manipulada de un proceso, que en honor a la verdad, fue desvirtuado por los opositores que ahora dicen defenderla.

Un primer aspecto a considerar, es no perder de vistas que todos los opositores que están cuestionando la Reforma a la Ley Orgánica de Descentralización, porque según ellos es un golpe a la democracia, son los mismos que acompañaron, festejaron y aplaudieron el golpe de estado y la concentración de todo el poder en mano de Carmona. Nada más centralizador que el decreto Carmona. Es un hecho, propio de la doble moral que caracteriza el comportamiento de los líderes e intelectuales de la oposición, que simplemente tienen como política y proyecto de país, oponerse a toda decisión que adopte el gobierno nacional o promover el caos y desestabilización.

Es importante preguntar: ¿Cuándo se promulgó la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencia del Poder Público? ¿Cuántas competencias fueron efectivamente transferidas a los estados y Municipios durante la IV República? ¿Cuáles fueron esas competencias? ¿Cuántas evaluaciones se han hecho de esas transferencias para conocer de su efectividad?

No son muchos los casos de transferencia dejado por los que hoy se colocan como defensores de la Ley Orgánica de Descentralización y se oponen a la reforma. Algunos de los Gobernadores de hoy que estaban en funciones de gobierno ayer y tenían poder político, no transfirieron una de sus competencias a los municipios ni a las parroquia. Cuando mucho, se quitaron las prefecturas y se la ofrecieron a las Alcaldías. El poder nacional transfirió algunos hospitales, los puertos, aeropuertos y autopistas y se conoce, que esos servicios no se han mejorado sustancialmente. Ese interés desesperado por la Ley de Descentralización es simplemente asumido como una forma de tener un tema para hacer oposición a Chávez.

Para darle viabilidad a la descentralización, el antiguo congreso nacional aprobó la Ley del Fondo Intergubernamental para la Descentralización (FIDES) y en el artículo 1 de esa ley que ha permanecido inalterable después de dos reformas, se lee lo siguiente:

“Esta ley tienen por objeto crear un fondo de inversiones denominado Fondo Intergubernamental para la Descentralización (FIDES), con la finalidad de promover la descentralización administrativa, la solidaridad interterritorial y el desarrollo de los estados y Municipios, así como propiciar la participación ciudadana para un mejor logro de tales fines”

Ante el contenido de este artículo hay que preguntarse: ¿Cuánta descentralización promovieron? ¿Cuánta participación ciudadana propiciaron para un mejor logro de tales fines? ¿Cuántas leyes preparó ese congreso para colocar el poder al pueblo?

La descentralización de puertos, aeropuertos y autopistas ha servido como una fuente de financiamiento y enriquecimiento para particulares y por esa única razón, se multiplicaron las estaciones y cobros de peajes en las carreteras violentando la ley. Mientras los peajes daban jugosos dividendos a los particulares, las vías estaban sin mantenimiento y los hospitales en franco deterioro.

Cuando la comisión de notables colocó a COPEI y AD contra la pared para darle salidas a la reforma del Estado, oímos en muchas oportunidades un lema que nunca se cumplió, según el cual; la descentralización debía poner el poder cerca del pueblo. Esa consigna incumplida, permite preguntarnos: ¿Desde la IV hasta estos momentos, cuáles han sido los eventos y decisiones que han reivindicado esa consigna? ¿Cuáles hechos han dado un empuje notable al proceso de descentralización? ¿Quién promovió y ejecutó esos acontecimientos?

Se pueden citar muchos casos de iniciativas dignas de ser reconocidos como auténticos procesos de descentralización; sin embargo, no deseo extenderme más en esta reflexión y paso a especificar varias: 1) La experiencias de los Consejos Locales de Planificación de Políticas Públicas, 2) Los Consejos Estadales de Coordinación y Planificación de Políticas Públicas, 3) Las Mesas Técnicas y 4) Los Consejos Comunales. Esas son iniciativas que aun con sus defectos y deficiencias son auténticos procesos de descentralización y de colocar el poder más cerca del pueblo.

En correspondencia con estas iniciativas impulsadas por Chávez, está otro acontecimiento (HECHO) importante que se recoge en la última reforma a la Ley del Fondo Intergubernamental para la Descentralización (FIDES), cuya orientación, responde al lema colocar el poder cerca de pueblo. Fue precisamente Chávez, el que promovió la reforma de esa ley para que los consejos comunales recibieran “una cantidad equivalente al treinta por ciento” de los recursos provenientes por la aplicación de esta Ley. Es un acontecimiento imposible de concretar en la visión que tienen los líderes de la oposición sobre la descentralizadora, porque su interés está centrado en cuánto más billetes tienen.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1493 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a74541.htmlCd0NV CAC = Y co = US