Histórica victoria en el Referéndum, pero tiene una pata de barro

El pueblo bolivariano ha conquistado una importante victoria en el referéndum que aprobó la enmienda constitucional que permite la postulación indefinida a los cargos públicos. La victoria se hizo posible gracias al involucramiento directo del presidente Chávez en la campaña, y a la motivación generada a partir de allí, en centenares de miles de activistas sociales que en todo el país se movilizaron sin desmayar durante varias semanas en pro del SI.

El triunfo de la enmienda constituye una respuesta contundente a las reiteradas acusaciones que dentro y fuera del país se han realizado contra la supuesta dictadura que impera en Venezuela. Una vez más, como ha ocurrido muchas veces en estos diez años, el rumbo revolucionario del proceso bolivariano ha sido ratificado electoralmente, demostrando con ello la voluntad de cambio del pueblo venezolano, y derrotando una vez más a la derecha pitiyanqui, la cual ya colecciona en una década un impresionante rosario de limpias derrotas electorales.

La victoria popular es una respuesta a las fuerzas fascistas e imperialistas que desde otros países conspiran para acabar con la revolución bolivariana. Es una respuesta a Obama y a su gran número de funcionarios que no han dado una sola declaración a favor de Chávez y nuestra revolución, y que por el contrario han continuado con la misma campañita de descrédito que nos tenían Bush y compañía. Es una respuesta al estado genocida de Israel, a los fascistas del Partido Popular español, a los narcoparacos del uribismo en Colombia, y a todos aquellos que niegan el carácter profundamente democrático y participativo de la revolución bolivariana.

El triunfo del SI significa la voluntad del pueblo venezolano de construir una patria socialista, de llevar adelante el socialismo del siglo XXI, como propuesta alternativa al capitalismo que hoy cobra una importancia histórica ante la debacle financiera mundial y el colapso absoluto del modelo neoliberal. Los seis millones de votos por el SI son votos por el socialismo, son votos por la profundización de la revolución en todos los órdenes, y hacia allá debe orientarse la acción de gobierno de aquí en adelante.

La democracia participativa y protagónica, fundamento político del socialismo del siglo XXI, tiene su embrión en los consejos comunales como órganos básicos del poder popular. A partir del desarrollo de los consejos comunales, de sus mancomunidades, de las comunas, debe erigirse toda una estructura política que progresivamente vaya sustituyendo a las actuales instituciones que en su momento se construyeron a imagen y semejanza de la IV república.

La economía social, el otro pilar del socialismo del siglo XXI, aún espera por la culminación del debate sobre su implementación específica en nuestra estructura productiva. Muchas han sido las experiencias, desde el cooperativismo hasta la cogestión, desde los consejos de trabajadores hasta las empresas de producción social, pero aún no termina de consolidarse un modelo de producción que realmente supere las relaciones capitalistas de explotación y avance hacia un verdadero socialismo, con participación plena de los trabajadores en el control del aparato productivo nacional.

Pero el avance de la revolución hacia el socialismo se ve amenazado por el crecimiento electoral de la derecha en este referéndum, crecimiento que ha venido produciéndose en las últimas elecciones, y que consideramos es producto de la ineficiente gestión de gobierno (aspectos que hemos analizado muchas veces en artículos a través de aporrea). Los cinco millones de votos de la derecha, por sólo seis millones de las fuerzas bolivarianas, establecen un peligroso acercamiento que pudiera convertirse más adelante en derrotas electorales para la revolución, tal como lo analizamos luego de las elecciones regionales del 23 de noviembre pasado (ver en: “La derecha avanza en las grandes ciudades” http://www.aporrea.org/actualidad/a67548.html ).

El crecimiento electoral de la derecha se constituye en amenaza directa para las elecciones de diputados a la Asamblea Nacional previstas para el 2010. Está amenazada la mayoría bolivariana en la Asamblea Nacional , pues de seguir esta tendencia electoral, es de prever que la derecha obtendrá cerca de la mitad de los diputados a elegirse en diciembre del 2010. Si se perdiera la mayoría en la AN , la gobernabilidad del ejecutivo se vería considerablemente entrabada, y crearía una situación poco favorable para enfrentar las elecciones presidenciales del 2012.

La derrota del SI en estados claves como Zulia y Miranda ratifica lo dicho por nosotros en el artículo “La derecha avanza en las grandes ciudades”, ya mencionado. Es urgente una rectificación profunda de la acción de gobierno en el Zulia. Respaldamos la propuesta que ayer dijera Chávez de aplicar de verdad las llamadas 3R: revisión, rectificación y reimpulso del proceso revolucionario en todas y cada una de las instituciones. Es urgente hacer realidad las palabras de Chávez acerca del combate contra la inseguridad y la corrupción, que son algunos de los males que están corroyendo la acción de gobierno.

Las 3R no pueden volver a quedar como una consigna vacía. Especialmente debe ponerse el ojo en las grandes empresas e instituciones que actúan en el Zulia: PDVSA, Pequivén, Corpozulia, Enelvén, Carbones, etc., cuya acción social pareciera no obtener los frutos políticos buscados, pese al derroche de recursos que se observa desde afuera. Igual rectificación debe apuntar hacia la cúpula del PSUV en el Zulia, la cual hace aguas por todos lados y se insiste en mantener una dirigencia absolutamente incapaz y desconectada de la base y el sentir popular.

Pero algunos puntos clave de rectificación tienen carácter nacional: Uno de ellos es la política del gobierno hacia el movimiento obrero, que no sólo tiene que ver con el ministerio del trabajo, sino que se relaciona directamente con las formas de participación que tendrán los trabajadores en las nuevas empresas socialistas.

Otro punto relevante es la política educativa, tanto hacia las universidades autónomas (sobre lo que hemos escrito bastante) como hacia la educación básica. Estos sectores son reducto de la derecha y en ellos nos vienen derrotando reiteradamente, siendo lo más resaltante la derrota sufrida por la propuesta de currículo bolivariano en la educación básica, y el auge del movimiento estudiantil opositor en las autónomas.

La forma cómo se desarrolle la vida interna del PSUV determinará igualmente las posibilidades de avance de la revolución. Hasta ahora, los mecanismos democráticos internos son bastante imperfectos, y están sirviendo para prolongar los vicios de la burocracia más que para permitir la verdadera participación de la militancia. Si se eligen los candidatos a diputados para el 2010 sin modificar radicalmente los mecanismos internos que hasta ahora han imperado en el PSUV, simplemente se ratificarán los actuales burócratas o serán sustituidos por otros similares, lo que pondrá en entredicho su aceptación por las bases popular y colocará a la vuelta de la esquina una posible derrota electoral que daría a la derecha el control de la Asamblea Nacional.

Finalmente, ratificamos la relevancia del triunfo obtenido, y su significado: es demostración de la voluntad popular de avanzar hacia el socialismo, rumbo revolucionario que ante la crisis capitalista mundial cobra inusitada relevancia como faro que alumbra las luchas de los pueblos de toda América Latina y el mundo.

Maracaibo, 16 de febrero de 2009.



* Militante del PSUV y miembro de la Unión Nacional de Trabajadores Profesor de la Universidad del Zulia. Director de la División de Extensión de la Facultad Experimental de Ciencias LUZ. Coordinador de la Unidad Académica de Antropología y de los Diplomados en Consejos Comunales y en Formación Sindical y Consejos de Trabajadores. Promotor de la Escuela de Formación Popular Nuestra América.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1968 veces.



Roberto López Sánchez*

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72655.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO