Muchas Razones para votar porel SI

Son muchas las razones por las cuales votar este 15 de febrero por el “SI”, ¡SON TANTAS , MILLARES! Que quisiera nómbrarlas todas a la vez, pero me atraganto de una sublime emoción y siendo millones los que estamos con esta democrática situación, dejaré a ellos que nombren algunas y yo otras tantas.

Les debo decir que de lo que se trata, es de no entregar nuestra patria, nuestro hermoso país, incluso con su gente, a la peste transnacional. Recursos que nos pertenecen a cada uno de nosotros y si se quiere, a la patria grande a través del ALBA, esa patria grande que soñó Bolívar. Recursos que asegurarían la estabilidad y el futuro de nuestros hijos, nietos y muchos más allá.

En estos días caminaba por el centro de la ciudad y veía algo de verdad digno de aplaudir: Dos grupos de jóvenes; unos por el “SI” y otros por el “NO”, compartiendo el mismo lugar, la misma plaza, arengando a cada uno de sus simpatizantes, sin que el estado opresor y represivo, que por antonomasia es el mismo estado capitalista-neoliberal, viniera a acallar con bombas y proyectiles las consignas y gritos de lucha, como lo hicieron tantas veces en el pasado. Un buen ejercicio democrático que solo puede ser posible en un país como el nuestro, con características bien marcadas de lo que es la participación constitucional en un ambiente de verdadera democracia, donde el pueblo; a quien se les respeta todos sus derechos civiles políticos como nunca antes.

Cosa que no se vería jamás en los años de la seudo-democracia cuarto republicana.

Dos bandos; uno triste con sonrisas sardónicas y faltos de sinceridad y otro feliz y aferrado a la vida, a la dignidad, al amor, a la paz, a la justicia y a la igualdad. Esto es, aferrado al SOCIALISMO como modo de vida.

Unos guiados y sujetos a los dictámenes de la alocada oposición, que en Venezuela forman una rara cofradía de piromaníacos. Y me refiero a los medios de comunicación burgueses y sus empleados, como son: la otrora clase dirigente adeco-copeyana y sus apéndices y ciertos jerarcas de la iglesia hasta el momento católica. Sin embargo, estos no mueven un dedo sin que el infame e inefable imperio – su verdadero mentor – les diga lo que deben hacer respecto al proceso revolucionario que valientemente lidera Hugo Chávez.

Lacayos vende patrias, rastreros y genuflexus, tarifados por el imperio Yankee, hacen lo imposible por entregar el país a la barbarie capitalista y a su estado burgués, solapado por una democracia representativa. Esa la del pacto de punto fijo; la de las desapariciones forzosas; esa, la que segó tantas vidas por el solo hecho de contravenir sus nefastas, e impopulares políticas entreguistas; la del “dispare primero y averigüe después”, de los gobiernos adeco-copeyanos; Esa, la que quitó la vida a tantas personas que con gran dignidad decidió tomar los fusibles y junto con sus ideas nobles y humanistas, irse a las montañas y tomarlas como sus aliadas en la lucha armada. Esa, que aniquiló por medio de la cobarde e infame tortura, a innumerables compatriotas en sus funestas y tenebrosas masmorras, sencillamente por tener ideas socialistas. Esa, la que masacró a jóvenes, que con sus ideas y fusiles de la dignidad quisieron “tomar el cielo por asalto” y liberar la patria de nuestros hijos. Valga nombrar, Yumare y la masacre de Cantaura y seguramente otras más. Esa, la de las privatizaciones neoliberales y asociaciones estratégicas. Esa, la hambriadora de nuestros pueblos y culpable de la desnutrición y muerte infantil. Esa, la que quiso derrocar al presidente Chávez por medio de un golpe fascista; fraguado y apoyado por las transnacionales de la muerte y seguido en nuestro país al pie de la letra, por los lacayos de siempre. Sólo porque nuestro presidente le dio el poder al pueblo y además hirió de muerte al capitalismo internacional y a su séquito de pusilánimes seguidores de nuestro país, gracias a sus acertadas e incluyentes políticas de estado (sociales, políticas, económicas y culturales) que vinieron a saldar y honrar la deuda histórica que se tenía con nuestro pueblo. Y mostrarle al resto de los pueblos del mundo que el socialismo es el elemento génico, generatriz de otro mundo. De otro mundo posible donde la solidaridad, la justicia, la igualdad, la libertad y otros más, son los principios que en conjunto forman la ética socialista para salvar a la humanidad de la aberración capitalista imperial. Y no la acumulación grosera de capital del neoliberalismo, que con sus antivalores: el individualismo, el egoísmo, las intervenciones armadas, la guerra preventiva, la seguridad democrática, el saqueo de nuestro recursos, el mercado depredador y finalmente la muerte; pretende ser los salvadores del mundo, amparado por su modelo ejemplar estado democrático.

Este estado capitalista, burgués y pro-imperialista asimilado por todas las democracias representativas jamás debe volver.

Por eso debemos decir “SI” este 15 de febrero, debemos decir ¡SI! porque decidimos no ser, más colonia de nadie.

La Revolución Bolivariana es el faro que muestra a nuestro pueblo y al resto de los pueblos del mundo, al camino a seguir, es el faro que muestra el camino hacia el socialismo. La Revolución Bolivariana, conjuntamente con nuestro líder el presidente Hugo Rafael Chávez Frías, está contagiando y entusiasmando a nuestros hermanos de otros países a que construyan sus propias luchas libertarias.

Por esto, la firme idea del imperio es sacar a Chávez por todos los medios posibles, ya que él logró despertar y animar los pueblos a construir otro mundo, e indudablemente que esto sólo puede hacerse a través del Socialismo. Esto es, distribuir las riquezas y bondades de nuestro país a todos por igual, y esto golpea y va en contra de los intereses del Capitalismo, puesto que promovió y pregonó por mucho tiempo a sangre y fuego; la idea del pensamiento único; fundamentado en la muerte de las ideas y e la historia, con el fin de hacerles creer a los pueblos del mundo que no existía otro sistema para satisfacer sus necesidades más allá del Capitalismo.

Pensar lo contrario y construir las luchas necesarias en pos de un mundo mejor, es decir, más humano, libre, donde lo que prive sea el amor, la justicia, la solidaridad y la agualdad entre todos, era además de exponerse a una invación, ser tratados de brutos, ya que estas ideas socialistas sólo podían existir en unas mentes ilusas y enfermas por el hambre y embelezadas por la ignorancia, (condiciones comunes de los países tercermundistas). Por lo tanto, según esto debíamos aceptar el pensamiento único, que es lo mismo decir, Democracia Representativa, con su
natural estado burgués y resignarnos a la barbarie imperial.

asiesliz@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1380 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72036.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO