¿Es Chávez un mito?

No, Chávez no es un mito! Sin embargo, reflexiono sobre las palabras que, en 1925, expresara el peruano José Carlos Mariátegui, fundador de la revista Amauta y primer marxista de América, quien escribió: “…la civilización burguesa sufre de la falta de un mito, de una fe, de una esperanza [...] El mito mueve al hombre en la historia. Sin un mito la existencia del hombre no tiene ningún sentido histórico [...] Los pueblos capaces de la victoria fueron los pueblos capaces de un mito multitudinario”. 

Esa reflexión de Mariátegui nos lleva a otras: ¿fue o es Bolívar un mito, lo fueron o lo son Ernesto Ché Guevara y Fidel Castro?

Hay quienes demonizan a Hugo Chávez por asumir el ejemplo de Fidel. Hay quienes acusan a la Revolución Bolivariana de querer hacer de nuestra patria otra Cuba. ¡Qué equivocados están si piensan que nos ofenden! Somos y estamos orgullosos de sentirnos hermanos, como pueblo, de Cuba. La Revolución Cubana, a cincuenta años de su victoria, es, ya lo dijimos, el gran ejemplo de los pueblos de la América mestiza. Sí, queremos, como Cuba, ser el primer país de América, del Mundo, en la lucha contra el oscurantismo, en la lucha contra la pobreza, tanto en lo material como en lo espiritual; queremos ser los campeones de la solidaridad entre los pueblos del mundo, queremos ser, como Cuba, una potencia deportiva, queremos ser los campeones de la seguridad social.

Y hacia allá vamos, bajo la batuta enhiesta del Presidente Chávez. No, Chávez no es un mito, es un hombre de carne y hueso, un hombre surgido de las entrañas del pueblo que constituye nuestro ejército bolivariano, un líder que ha logrado despertar la FE y la ESPERANZA del pueblo de Bolívar y que hoy lucha en la búsqueda de un socialismo diferente, un socialismo a la venezolana.

La FE del venezolano, representado en la mayoría que personifica al pueblo bolivariano, refrendará con un rotundo SÍ su voluntad por que el Comandante Hugo Chávez lo represente, lo guíe soberana, democrática y participativamente hacia un SOCIALISMO A LA VENEZOLANA, sin los errores de los anteriores intentos socialistas, asumiendo los aciertos de aquellos ensayos pretéritos y siempre oyendo la voz del soberano, POR EL TIEMPO QUE LO CONSIDERE NECESARIO.

Cuando se instaló la Revolución Bolivariana en 1999, Cuba era un país solitario en la lucha por la implantación de la justicia social en los pueblos amerindios del continente. A partir de entonces, la prédica de Fidel y de Chávez cobró eco en los pueblos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y hoy es una realidad concreta el Alba, Petrocaribe, Petrosur; es un hecho concreto UNASUR, la voz de la América mestiza ya tiene tribuna en las ondas radioeléctricas a través de TELESUR, y tiene presencia en los escenarios del Foro Mundial, porque a los antes nombrados se han sumado y se están sumando Argentina, Brasil, Guatemala, Paraguay, Uruguay, y los pueblos anglófonos y francófonos del Caribe. Es innegable que el verbo encendido y lleno de fervor revolucionario del Comandante Chávez ha jugado un papel decisorio. Y esa palabra, vertical, clara, contundente, ha impregnado también de FE, de ESPERANZA, a los pueblos del continente.

Bolívar, para refrendar su gesta heroica, quiso hacer de los pueblos de la América Hispana una sólida nación; así lo manifestó cuando expresó: "Yo deseo más que otro alguno formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria"

¿Estará haciéndose realidad ese deseo del Libertador cuando, en noviembre de 2008, el Grupo de Río acordó acoger en su seno como miembro pleno a la República de Cuba? En efecto, el Grupo de Río anunció el ingreso de Cuba como miembro de pleno derecho el jueves, durante su XXVII reunión ministerial, celebraba en Zacatecas (México), sin que previamente se hubiera notificado que el asunto iba a ser tratado, sacudiéndose, al fin, de la ominosa Doctrina Monroe.

¿Y quién puede dudar de la gran influencia del Presidente Chávez en esta decisión? El pueblo venezolano se ha convertido, eso sí, parafraseando a Mariátegui, en un mito multitudinario.

Las transformaciones que ha estado sufriendo América Latina en esta alborada del siglo XXI, nos llevan a tener una gran ESPERANZA, una gran FE en el Comandante de la Revolución Bolivariana.

*Profesor



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1378 veces.



*César Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a71364.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO