Chávez, cuídate de los ¡idus de marzo!

Si algo ha caracterizado todo este proceso, ha sido la conducta del ahora Presidente y candidato a la reelección. Siempre da la cara, va de frente y con todo. Pero ¿podremos decir lo mismo de aquellos colaboradores y hermanos del alma, que durante estos últimos diez años lo han acompañado? Bueno, eso que no los responda el “camarada” Pancho, quien ya anduvo por esos caminos cenagosos de la “lealtad política” y hoy anda gritando al igual que estos nuevos gobernadores, ¡Uh! ¡Ah! Chávez no se va. 

“Nosotros aquí no somos importantes y aquí el importante, y por eso exigimos y estamos dispuestos a trabajar hasta el último momento para que siga, es el presidente Hugo Rafael Chávez Frías". Han manifestado los gobernadores, con una “fidelidad” perruna, que hasta el más imberbe de los militantes chavistas la coloca bajo sospecha. 

Ya la historia en más de una oportunidad ha dado demostraciones del resquebrajamiento de lealtades, sobre todo cuando se trata del poder y del poder perpetuo. Dicen que el Emperador Julio Cesar antes de ser victima, un 15 de Marzo, de la mayor felonía producida en el Senado romano; un invidente que acostumbraba lanzar anatemas y presagios, le había advertido del grave peligro que le amenazaba en esos días de jubileo, llamado los ¡idus de marzo! Ese día cuando Julio Cesar iba al Senado  llamó al invidente y riendo le dijo: “Los idus de marzo ya han llegado”; a lo que el invidente contestó compasivamente: “Si, pero no se han ido”.  Después todo el mundo hasta el sol de hoy, recordaría lo que sucedió aquella tarde en el estrado de la ciudad de Roma. 

“Hay que señalar que el líder es Chávez. En ninguno de nosotros hay una aspiración, absurdo sería pensarlo. Tenemos un líder que queremos siga llevando la bandera revolucionaria”. Han dicho en el cónclave los mandatarios regionales, con un cinismo tan espantoso, que nos obliga a recordar que en la vida y en especial en la política, el que no aspira expira; y eso lo sabe hasta mi vecino Tito, quien después de dos años de directivo en el consejo comunal, anda amenazando a todo el barrio con el cuento de que él también tiene derecho a la  reelección.  

A pesar de las sugerencias del proponente, en cuanto a que esta enmienda debe ser realizada en febrero; la elecciones para éste referéndum, según los técnicos y recomendaciones del mismísimo directorio del CNE, deben realizarse en Marzo; por lo que el Presidente debe tener presente aquella frase que Shakespeare por allá por el 1599, en su obra “Julio Cesar”, coloquialmente lanzó para los siguientes siglos: !Cuídate de los idus de marzo! Y diría yo, cuídese camarada Chávez, de esos gritos destemplados agitando “lealtad infinita”; y sobre todo cuídese  del “General Abstención”, quien ya en las primeras escaramuzas del combate saboreó su primera victoria.  Cuídese de los que no votaron por el ¡Si! ni por el ¡No! el 2D y mejor proponga en esa “enmiendita requetechiquitica”, la reelección para todos los cargos de elección popular, como garantía de su deseada victoria perfecta. 

douglas.zabala@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2213 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas