La oposición en el Zulia

Tres derrotas seguidas en la gobernación por parte de quienes siguen al presidente son muestra de que las bases y sus dirigentes no han logrado engranarse y concretar resultados efectivos, la maquinaria de la derecha en éste Estado se mueve gracias al dinero, la compra de conciencias y el engaño de los medios.

Los seguidores del presidente deben tener claro que las fuerzas revolucionarias en el Zulia son de oposición, en éste Estado el PSUV es un partido de oposición y no puede asumirse como partido de gobierno, como de hecho sí lo es en el 77% de las gobernaciones y 81% de las alcaldías de Venezuela. Por ésta razón la estrategia del PSUV no puede ser la misma en Mérida o Falcón que en el Zulia o Carabobo, es necesario un partido con dos estrategias.

¿Cuál debe ser la actitud ante la arremetida de la contrarrevolución? La respuesta es sencilla ¡Profundizar la Revolución! El peor miedo de la derecha es saber que, a pesar de derrotas coyunturales, la revolución avanza y se consolida. Cuando los ciudadanos han ganado derechos y mejorado su calidad de vida no aceptaran luego un gobierno que les quite esos derechos, por lo menos desde el punto de vista objetivo. El proyecto bolivariano propone inclusión en la toma de decisiones y a su vez le brinda al pueblo la oportunidad de generar su propio bienestar, las misiones no son ayudas electorales, significan mecanismos de impulso para lograr la suprema felicidad de la sociedad, sin imposiciones de un grupo o de partidos, la soberanía radica en el pueblo. En contraposición los sectores de derecha pretenden la misma propuesta neoliberal que aplicaron en el pasado adeco-copeyano; privatizaciones, predominio de una cúpula, desvío de recursos, aumento de la pobreza, convenios con mafias, dádivas, así como la instauración de una democracia representativa y excluyente, entre otros muchos vicios, vicios que sólo tienen como fin mantener el modo de producción capitalista. Por estas razones las personas que votaron por la oposición en nuestro país no lo hicieron a favor de un proyecto de país sino en contra del Hugo Chávez, el proyecto capitalista está destinado al fracaso. Si analizamos de forma objetiva la gestión de Rosales, es un hecho que 5 de los 10 municipios más pobres de Venezuela se encuentran en el Zulia, y entonces ¿Por qué ganaron Pérez y Rosales? Objetivamente existe una realidad, pero la opinión de las personas es subjetiva y depende de como se interpreten los hechos. El problema consiste en que la subjetividad esta moldeada por los medios de comunicación, estos legitiman o deslegitiman matrices de opinión. En lo objetivo la propuesta socialista es el único camino que permitirá la igualdad, pero en los subjetivo muchas personas siguen creyendo que el capitalismo no es tan malo, que Ledezma ésta vez lo hará bien y que Manuel Rosales ya no es adeco.

La gran debilidad del gobierno siempre ha sido su política de comunicación y la inconsistencia ideológica. Es urgente una política comunicacional, la cual es precaria debido a que la actual política no es de comunicación sino de información. En la información en mensaje va en un solo sentido, no hay debate ni discusión. El gobierno publica páginas enteras de periódicos y presenta micros informativos o programas de televisión, estos esfuerzos son muy importantes pero no pueden ser los únicos. En la comunicación debe existir un dialogo en donde se pueda establecer un debate que permita la interpretación correcta de la realidad. Del estudio crítico-reflexivo se podrá avanzar en una formación ideológica firme que logre orientar en la dirección correcta, no sólo al PSUV, sino el movimiento revolucionario en todo el país.



astolfosangronis@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2064 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas