¿Qué pasó el 23-N?

Primero que todo quisiera felicitar al pueblo Venezolano que acudió masivamente a las urnas en las recientes elecciones de Gobernadores y Alcaldes, demostrando una vez más la madurez política que se ha venido adquiriendo en los últimos años, tumbando la tesis de que en Venezuela se vive una dictadura o de que estamos en un régimen autoritario.
 
Segundo, considero que hay mucha tela que cortar luego de los resultados por lo que me atrevo a efectuar las siguientes reflexiones al respecto:
 
Ilusa idea
Quienes pensaron en la oposición que se repetirían los resultados del pasado 2 de Diciembre, donde se consultó la aprobación o no de la Reforma Constitucional, en donde la opción apoyada por la oposición obtuvo una pequeña victoria; fueron bien ilusos.
 
Quedó demostrado lo que anuncié en esa ocasión “La oposición no ganó, el Chavismo perdió”, el Referéndum no se ganó por los 3 millones de Chavista que no salieron a votar y que habían apoyado al Presidente Chávez en las Elecciones Presidenciales de 2006, es decir que el propio Chavismo es responsable de lo que pasó el año pasado.
 
Ahora, me parece que los ilusos que pensaron que el mapa político actual se vestiría de otro color, definitivamente no analizaron bien los resultados de la pasada consulta, de haberlo hecho quizás no les costara reconocer algunas cosas que iré mencionado.
 
Dos grande derrotados
Me parece importante destacar que tras estas elecciones hay dos grandes derrotados, “la abstención” la cual fue boicoteada por la masiva participación de votantes que llega al 65,45% por primera vez en la historia en este tipo de comicios.
 
Y el otro gran derrotado fue el partido “PODEMOS”, que perdió sus dos grandes estados, Sucre y Aragua. Este partido tuvo 15 y 18 años gobernado esos estados respectivamente desde antes de su separación del Movimiento al Socialismo “MAS”.
 
Y es lamentable pero así como lo dijo el Presidente, “los Traidores se mueren políticamente”.
 
Miranda y la Mayor por Sucre
Pero todo no puede ser flores, hay que reconocer la gran derrota que significa perder Miranda y la Alcaldía Mayor de Caracas, dos resultados causados por un factor que vengo alarmando desde hace meses, el Municipio Sucre del Edo. Miranda perteneciente a la Gran Caracas.
 
Definitivamente la mala gestión de Rangél Avalos como alcalde del Municipio Sucre, nos ha dado un buen golpe en el hígado y era de saberse que si se perdía en este municipio automáticamente se perdería en Miranda y la Alcaldía Mayor, pues la Alcaldía Mayor conformada por Libertador, Baruta, Chacao, El Hatillo y Sucre, en donde Libertador y Sucre concentran la mayor población de Caracas y donde existen mayores zonas populares; y Baruta, Chacao y El Hatillo se concentran menos población y con zonas más pudientes. Era de suponer que si Sucre se sumaba a las ya entregadas Baruta, Chacao y El Hatillo, la Alcaldía Mayor estaría perdida. Sumado a eso el PSUV ganó en todos los municipios de Miranda, menos en las que pertenecen a la Gran Caracas.
 
Es decir, que se pierden Miranda y la Alcaldía Mayor por la ineficiencia a lo largo de estos 4 años que se tuvo en este municipio que concentra la mayor barriada de Venezuela, Petare.
 
17 y 5
En el 2004 el Chavismo ganó 20 de los 22 Estados, pero en 4 años 5 gobernadores saltaron la Talanquera, es decir que la oposición pasó de tener 2 estados en 2004, a 7 estados, mientras que el Chavismo de 20 pasó a 15.
 
Tras estas elecciones el PSUV obtiene 17 Gobernaciones de las cuales se recuperan 4 estados (Sucre, Aragua, Trujillo y Guarico), pero se pierden 2 (Miranda y Táchira) que se tenían en 2004. La oposición mientras tanto obtiene 5 estados (Zulia, Nueva Esparta, Miranda, Carabobo y Táchira), pierden 4, pero ganan 2.
 
Quizás por números se podría decir que el Chavismo arrolló, 17 a 5, en Béisbol es una paliza, pero políticamente si se analiza ni tan paliza es, porque la oposición ahora se concentra en los estados de mayor población: Zulia, Miranda y Carabobo.
 
¿Que pasara en Caracas?
La oposición ahora le tocará demostrar lo que tanto estuvieron propagandeando durante sus respectivas candidaturas, que podrán darle solución al problema de la basura, la inseguridad y el transporte público.
 
Si no lo hacen bien, saben que en el 2012 las cosas pueden volver a cambiar de color, sobretodo en el Municipio Sucre en donde se ve ahora lo tan importante que es gobernar con eficiencia.
 
Aspiro que de verdad y de una buena vez se lleven a cabo los diversos proyectos que hagan de Caracas una ciudad más vivible y tranquila, Ledezma sabe que no la tiene fácil, pues el Oeste de la ciudad es rojo rojito. Así que tendrá que echarle pichón.
 
Creo que ha llegado la hora de que se tiendan los puntes entre los factores políticos, los Caraqueños lo estamos exigiendo, existen muchos problemas en la capital como para seguir con los mismos problemas de siempre.
 
Apoyo las palabras de Ledezma hacia Chávez y hacia Aristóbulo, solo espero que las mantenga en los próximos 4 años.
 
Hay Ganadores
Existen muchos ganadores en esta contienda a parte de los candidatos que resultaron electos, primero, el pueblo Venezolano que ya se le es costumbre participar todos los años en una consulta electoral ya ha ido creciendo el apoyo a este tipo de actividades año tras año.
 
El CNE es otro ganador de este proceso electoral, ya la oposición tiene que pensarlo dos veces para gritar ¡FRAUDE! Cuando pierde alguna contienda, es decir que crece la confianza (como debe ser) en esta institución. Todavía se espera que la oposición presente las pruebas del supuesto fraude en el Referéndum Revocatorio.
 
El chavismo en cuanto a la maquinaria se le puede anotar entre esta lista de ganadores por la organización que mostró entre sus militantes.
 
La oposición celebra
Si, creo que la oposición puede celebrar, pero ¿Celebrar qué? Que ganaron en los estados con más población, pero apenas han superado su techo de 4 millones, (4,2 millones), mas bien, perdió 10% de sus votos conseguidos en el 2007, eso les debería preocupar; mientras que el oficialismo se recuperó en un 20%, comparando con los resultados de Diciembre pasado.
 
Se puede seguir analizando y cortando tela a partir de los resultados, pero sería justificar lo injustificable (para quienes perdieron) pero también se debe reconocer lo que se tiene que reconocer y con eso me refiero a que en el 2009 pueden haber sorpresas electorales, prefiero dejar que sea el tiempo el que hable.
 
¡Por ahora! Lo que queda es orar para que realmente se trabaje por el bien del país y se dejen las confrontaciones de parte y parte que en nada le han hecho bien a nuestra Venezuela.
 

www.cvxvenezuela.org.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1531 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas