Venezuela en medio de triunfos y fracasos

A propósito de los recientes comicios electorales para elegir gobernadores y alcaldes y demás autoridades políticas, es bueno destacar la importancia histórica por la cual el país político, Venezuela, en vía de transición hacia una sociedad de democracia definida por el pueblo, ha concluido, luego de una larga trayectoria de triunfos y de fracasos, aludiendo en este último al fracaso ocasionado en el referéndum para la reforma constitucional de 2007. En primer lugar es imprescindible recordarle a toda la opinión pública que, aunque no me une ningún vínculo con el gobierno nacional, por ello no hablo en nombre ni del gobierno, ni mucho menos del partido que suele ser la "plataforma ideológica" del chavismo. El PSUV, no ha constituido la vanguardia para saber sustentar lo que podría ser el representante de los cambios que la región demanda a raíz de las grandes definiciones a nivel mundial de una sociedad mas participativa producto del desgaste de las exigencias del capitalismo en una de sus consecuentes fases cíclicas.

Indudablemente que hoy en día la demanda social exige mayor respuesta que el capitalismo no puede cumplir como producto de la gran hecatombe financiera de los grandes centros capitalistas. Venezuela, como uno de los principales proveedores de crudo y gas ha sabido mantener, gracias a la política económica llevada a cabo que ha favorecido a los sectores mas desfavorecidos producto de la herencia dejada por las anteriores políticas neoliberales del siglo pasado.

El gobierno presidido por el comandante Chávez ha sido un gobierno de indudable apoyo a los mas débiles económicamente, aunque con manifestaciones de algunos desórdenes a la hora de distribuir las ganancias petroleras en el bienestar interno. Por un lado, los sistemas de apoyo y de inclusión social han arrojado resultados que no pasan de lo cuantitativo, pues sus resultados efectistas, se ha sabido identificar con las necesidades del pueblo, pues los efectos cualitativos, de formulación, de respuesta a las medidas integrales de los planes sociales han sido de muy bajo efecto, un ejemplo de ellos esta en la conformación o impulso a las organizaciones asociadas y a las organizaciones de apoyo comunitario, no han sido mas que cifras escandalosas tanto de gastos como de irregular distribución para responder al desempleo, al hambre, a la oportunidad de resarcir la actual situación social. El denominado esquema endógeno de desarrollo se ha llevado a cabo de manera poco rigurosa y atomizada. Los organismos del estado trabajan sin articulación, igualmente PDVSA, tampoco ha sido consecuente con su metodología de intervención social. Los Distritos Sociales fracasan por no saber interpretar la idiosincrasia social, mas aún, de baja productividad en acompañamiento producto de un personal incompetente y poco capacitado.

El otro lado de este mensaje está en la vanguardia que sustenta al gobierno, amen de un pueblo que no deja de creer en la esperanza de una sociedad justa, equitativa y con mejores oportunidades, eso es por un lado, aquí me refiero al partido de gobierno, el partido que nace de una necesidad desde las bases pero con "dominios de las mas aptos", las eternas cúpulas. Manejadas de los bunkers parasitarios por quienes esperan las grandes oportunidades para ser lanzados al ámbito del poder. Hay que recordar también que el estilo actual de la conducción política en Venezuela es la copia fiel de aquellos grandes partidos que en otrora se eternizaron en el poder y que por circunstancias morales y el papel de sus cuadros principales no supieron interpretar el verdadero papel de las masas ansiosas de ser escuchadas. Creo que el PSUV esta cayendo en el papel de los partidos políticos que han fracasado. Este debe ser un partido para el debate, de la clase obrera, campesinos, estudiantes, para el sepa interpretar el papel histórico de los cambios sociales. No partidos de cúpulas y de bases para ser utilizadas a la hora de pegar pancartas, de llenar calles, de calentar esquinas y de gritar consignas. Ese no debe ser el papel del nuevo esquema político de la región. Debemos estar atentos en los acontecimientos que se suscitan a nivel regional, los cambios ideológicos, la comunicación ideológica, los debates permanentes a nivel de las circunstancias, como decía Freire. Aquí no es necesario teorizar, sino necesario es convertir al hombre en las nuevas circunstancias y construir al hombre para todas las circunstancias, construir al hombre del conocimiento, para que construya espacios para el conocimiento para el espacio productivo, creo que es la mejor forma de que se den respuestas y que se aprenda a construir circunstancias para construir soluciones.

Lenin nos enseñó que la revolución es proletaria y requiere de una organización profesional de revolucionarios, requiere del partido de clase, de la clase obrera. El descubrió la necesidad del partido de la clase obrera. El organizó al partido bolchevique, él lo dirigió y él lo condujo a la victoria.

Todo partido de vanguardia es indispensable porque mientras el imperialismo y las clases explotadas cuentan con una gran organización que va desde la estructura económica, hasta los sofisticados medios modernos de difusión y propaganda, el pueblo va perdiendo capacidad y credibilidad mientras no tenga base sólida de formación, no puede luchar contra la explotación y la manipulación. Hay que construir un partido que interprete que la lucha política de la clase obrera, del campesino, del estudiante requiere de todos los conocimientos, de toda la cultura que la humanidad ha forjado a través de su devenir histórico y porque sólo el partido de clase aglutina a los elementos más conscientes del pueblo, a los más atrevidos, a los más decididos a arrastrar los peligros que entraña enfrentarse a los intereses de los explotadores, del imperialismo.

El actual panorama político que hasta los momentos he podido visualizar es que cuantitativamente se lograron 17 gobernaciones y un número considerable de alcaldías, pero lo cuantitativo nada mas refleja un solo lado de la realidad. Es una realidad simplemente numérica y que me perdonen los matemáticos, lo que interesa es que tengamos un país que no le tema al pensar, que piense, que construya y que desarrolle sus recursos imaginativos.

Se perdieron los espacios más importantes, escenarios que podrían constituir un dolor de cabezas al presidente. El estado Zulia, en manos del peor enemigo de la revolución constituye un espacio económicamente petrolero, económicamente productor, agrícola y muy cerca del Plan Colombia.

La Gobernación del Táchira en manos de uno de los peores políticos y mas embusteros del debate actual, constituye una región que está a pocos metros de Colombia, es un estado estratégico en materia de seguridad. La Alcaldía metropolitana y el resto de las alcaldías que rodean la faja central, entorno al Palacio de Mira flores, constituye una perturbable amenaza permanente para el sistema revolucionario. Otros espacios como Carabobo, Nueva Esparta, deben ser evaluados con toda la profundizaron política y sociológica.

Venezuela es un país petrolero, nada mas, con unas grandes reservas apetecidas por las grandes corporaciones para el sustento del capitalismo en crisis, con una industria estratégica como lo es PDVSA que está en manos de una minoría oligárquica que sustituyó a aquella oligarquía petrolera diseñada por Luis Gusti, pues cuidado con estos nuevos actores que no han sabido combinar la inquietud del presidente para con el pueblo organizado. Tanto PDVSA, como la gobernación del estado Zulia pudieran muy bien ser el eje principal para el nuevo poder capitalista o el eje motor para impulsar el fracaso del proyecto revolucionario. Ojo pelao presidente con PDVSA y los nuevos actores en la gobernación, ellos serán el circuito mas expedito para acabar con este importante proceso. Es por ello que un cambio a nivel político, hay tiempo, desde el PSUV y un cambio profundo desde PDVSA, estarán asegurando la permanencia revolucionaria.

juanpablomitre@yahoo.com.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2146 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas