Sólo Chávez con el pueblo construirán el socialismo: ¡A votar pueblo revolucionario!

Votar el próximo 23 permitirá continuar con el plan revolucionario del Comandante Chávez. En él el Comandante traza la edificación del socialismo, incluyendo el pueblo y previendo la creación de la base material y técnica del socialismo mediante la industrialización del país, la transformación socialista de la agricultura y la realización de la revolución cultural.

El principal método de creación de la base material y técnica del socialismo en la República Bolivariana de Venezuela será la industrialización socialista. La concepción del Comandante Presidente Chávez acerca de la construcción del socialismo supone el desarrollo de la pequeña, mediana y gran industria, la reorganización de toda la economía nacional sobre la base de la técnica más avanzada y sobre las necesidades de la población. El gobierno bolivariano ha llevado a cabo nacionalizaciones, lo que significa que la burguesía -transnacional y nacional- ha sido despojada de las riquezas que había robado al pueblo.

Por su parte, el desarrollo agrario e industrial creará la base material indispensable para afianzar la independencia económica del país. Las nacionalizaciones de las industrias y de los latifundios conducirán a la socialización de la propiedad de los medios de producción. En fin, reconvertirá todas las ramas de la economía nacional y, así, emprenderá la agricultura el camino del socialismo. También será la transformación de la economía de puerto en una economía agraria e industrial nacional altamente productiva.

Una importante condición de la edificación socialista será, sin dudas, la puesta en práctica de profundas transformaciones agrarias. En ese sentido, esa transformación socialista de la agricultura como un vital eslabón en la edificación del socialismo consistirá en el transito de las pequeñas explotaciones individuales y de los latifundios a la gran unidad productiva agrícola socialista (GUPAS), la cual, requerirá de la incorporación masiva de los campesinos en la producción. Por otro lado, la colectivización total de la agricultura en la República Bolivariana de Venezuela significará una transformación radical del actual régimen de propiedad de la tierra (latifundios) y de producción agrícola. Como resultado de la colectivización, las relaciones burguesas de producción que rigen en este momento en el campo, finalmente, serán sustituidas por otras nuevas, las socialistas.

Además, la colectivización resolverá tres problemas cardinales de la edificación socialista en Venezuela. Primero, liquidará los latifundistas la clase más explotadora del país (en los latifundios existen condiciones de trabajo esclavistas). Segundo, dará lugar a un viraje tal, que el trabajador campesino, pasará del latifundio a la unidad de producción agrícola socialista. Tercero, la colectivización proporcionará al Poder Popular una base socialista en la agricultura, rama de la economía nacional, que debido al cambio de régimen de producción –capitalista sin planificación a socialista con planificación- catapultará su productividad, es decir, la producción de alimentos cubriría inminentemente las necesidades de la población.

Igualmente, con la construcción de la sociedad socialista se elevará el nivel cultural de las vastas masas populares, o sea, que se llevará adelante la revolución cultural. Ahora bien, en Venezuela esta revolución comenzó en la educación. Ya nuestro país fue declarado libre de analfabetas. Se está formando a los trabajadores en diversas áreas del conocimiento. La mitad de la población estudia. La publicación de libros ha aumentado exponencialmente. Asimismo, se ha promocionado la ciencia vinculada a la producción. La revolución cultural que está ocurriendo en Venezuela sacará definitivamente al pueblo de la esclavitud espiritual y del atraso, le abrirá acceso a los tesoros de la cultura, acumulado por la Humanidad.

En el socialismo concebido por el Comandante Chávez y su pueblo, ningún individuo o grupo social podrá explotar a otros, nadie podrá vivir a cuenta de otro, todos deberán trabajar. El socialismo que estamos edificando todos tenemos que asegurar el bienestar general y el desarrollo integral y libre de todos los miembros de la sociedad, sobre la base del continuo crecimiento y perfeccionamiento social. Todo indica, en suma, que en la edificación del socialismo, tanto el avance de la producción social como el incremento del bienestar social, serán alcanzados mediante el desarrollo y el perfeccionamiento de la producción y, por medio del desarrollo armónico de la sociedad.

Como vemos, quedan muchas tareas por hacer en cuanto a edificar el socialismo. De ahí la importancia estratégica de seguir apoyando al Comandante Presidente Chávez. Este apoyo se concretará el domingo, eligiendo los candidatos del PSUV.


 

marialinares36@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1593 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas