Enfrentar a los Amigos

Tìo Hugo, hay críticas que nacen del amor

No estoy seguro, creo que es en la primera película de Harry Potter, donde la profesora-maga, les dice a los estudiantes, refiriéndose a un niño que estaba felicitando "Es difícil enfrentarse a los enemigos, pero requiere más valor enfrentarse a los amigos". Eso he sentido cuando leí la nota del señor Ramón E. García S. a quién no conozco, pero imagino sincero luchador socialista de la revolución bolivariana de Venezuela. En su nota, refiriéndose a "De los peligros que nadie se atreve a nombrar para el 23 de noviembre. Cuidado Presidente Chávez", este compañero nombra 5 peligros INTERNOS para la revolución.

Atreviéndome a resumirlos, éstos serían:

1)-Apoyo de Chávez a ciertos candidatos regionales que no han sabido ganarse por sí solos un lugar importante en la preferencia del electorado.
2 y 3)-Chávez, cuando está "caliente" se maldispone con aquel que, sin pertenecer a la oposición, manifiesta su desacuerdo con ciertos candidatos regionales apoyados por el presidente; y tiende a "ganar" a su lado ciertos personajes, que después terminan dándose vuelta.
4)-No haber formado en estos años cuadros políticos y líderes de recambio; y que varias de las elecciones han sido ganadas gracias a aciertos propios, pero también a errores de la oposición.
5)-Creer que de quienes no son socialistas, surgirá socialismo.

Coincidencias I
Con respecto al primer punto, coincido con García. En el artículo "Los socialismos y los gusanos de Cuba, Bolivia y Venezuela", escribí hace unos días "Creo que el PSUV, el partido del presidente Chávez debe hacer un mayor esfuerzo para promocionar líderes regionales, leales a la Revolución Bolivariana, con peso propio. Que se diga 'votá por Fulano de Tal, que acompañará a Tío Hugo', y no 'votá por el candidato de Tío Hugo'. Como hemos visto en Bolivia, la socialización del Poder fortalece la Revolución y la garantiza."
Con respecto al segundo y tercer puntos, en el artículo "La oposición en serio, también sirve a la Revolución", escribí "La oposición (aquí equivaldría a la crítica), bien utilizada, puede convertirse en motor de cambio, de estímulo, de acicate para que nos dediquemos a las zonas débiles u oscuras del Proceso."
Relaciono con el cuarto punto, lo escrito "...la oposición en serio, no el sabotaje terrorista, es nuestro fiscal gratuito, no nos cuesta un peso, y nos ayuda a perfeccionarnos continuamente. Pienso que impedir la existencia de la oposición es un error. Su desarticulación total o inhabilitación forzada puede tener un costo interno grave."

Coincidencias II
Acuerdo también con el quinto punto. En "el socialista, el cristiano y el ecologista empiezan por casa", dije "El auténtico socialista no espera la revolución, la practica ahora, desde el ámbito en que le toque actuar, su propia familia, su lugar de trabajo, su barrio. No espera que otros produzcan el hecho, lo produce él. Está creando socialismo hacia la sociedad, a través de su socialismo personal, ayudar a otros, compartir con el que necesita, escuchar al que está triste, no dejar solo al amigo o al compañero, no desentenderse de sus hijos y de sus animales, participar en su vecinal. El verdadero socialista irradia su ideología a través de la acción cotidiana, contagiando con el ejemplo y creando la 'Conciencia del Pueblo'. No espera la Revolución, porque él es la Revolución embrionaria. El falso socialista deja caer sus lágrimas por el bloqueo a Cuba, pero pasa indiferente ante la necesidad de un vecino. El auténtico socialista apoya a Cuba, pero también a su vecino, aunque éste no piense como él. Predica con el ejemplo. Cuando llegue la Revolución General ésta se alimentará y habrá crecido a partir de todas esas pequeñas y aparentemente insignificantes manifestaciones de amor al prójimo. Y aunque estas pequeñas acciones no figuren en ningún libro de historia, serán las células formativas de lo que luego vendrá en grande. Sí, el socialismo empieza por Casa."

Cuidado con los forros
Dejo en claro mi admiración por el Comandante Hugo Chávez, por su valor frente a los grandes molinos de viento, por torcer el rumbo del barco venezolano que atracaba en el puerto de la indignidad colonial, por su visión inspiradora de una Patria Grande, por su generosidad ilimitada con respecto a otros procesos hermanos de Cambio en el continente. Y desde esta admiración y desde este Amor por Chávez, me sumo también a la crítica amorosa en bien de NUESTRA Revolución; porque cuando suenen los tambores de la guerra, estaremos junto a él y otros revolucionarios defendiendo la Patria Entera del enemigo exterior e interior. De lo que dudo, es que estén con nosotros los oportunistas y los paracaidístas, especializados en adular a quién esté arriba (sea quien sea) y adaptarse como un preservativo al pene que le venga bien. Los gusanos pululan, afuera y adentro.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1835 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas