Soberanía en órbita

Desde la llegada del Comandante Hugo Chávez Frías el país avanza a paso seguro. En los últimos años el gran beneficiario ha sido el colectivo venezolano. Las misiones llevan alegría y esperanza no sólo a los olvidados y excluidos por décadas sino también a quienes permanecieron al lado de los que usufructuaron el poder. La preocupación del gobierno de Chávez está enfocada a redistribuir la riqueza de manera equitativa, a llevar hasta cada hogar un poco de certidumbre ante las amenazas económicas que hoy plagan el planeta. La soberanía, el derecho a decidir nuestro destino lo hemos conquistado. La batalla es dura. Sabemos  que no es fácil enfrentar a un enemigo poderoso, a un adversario que se dedica a someter y explotar a la humanidad con el cuento de luchar por la defensa de los derechos humanos, a un invasor que masacra al pueblo en nombre de la libertad pero que su objetivo principal es apoderarse de las riquezas minerales del mundo.

El lanzamiento del satélite geoestacional Venesat-1 Simón Bolívar, marca el inicio de una nueva era tecnológica para Venezuela. Cuando se hizo la propuesta de comprar un satélite para atender la demanda comunicacional del país, sectores adversos al gobierno se dedicaron a denigrar del proyecto pues suponían que no estábamos en capacidad de comprarlo y mucho menos de operarlo; incluso se tejió una gran cantidad  de intrigas pues se pretendió crear una matriz de opinión negativa para frenar la adquisición del satélite. Parte de la oposición política auguró el fracaso de la negociación con China y se dedicó a torpedearla  por considerarla innecesaria. El camino hacia la independencia tecnológica venezolana comienza a marcarlo el Venesat- 1. La preocupación del gobierno ha estado centrada siempre en obtener transferencia de tecnología cada vez que adquiere sistemas de avanzada en el exterior. Resulta lamentable que los medios de comunicación intentaran callar el acontecimiento. Pudimos observar como parte de la prensa escrita y algunos canales de televisión omitieron deliberadamente la noticia o le dieron poca importancia. Para ellos no existen éxitos en la gestión del gobierno, simplemente responden a la miserable posición de los eunucos políticos que les pagan o les prometen poder cuando salgan de Chávez.

Hoy nos sentimos orgullosos  porque en el espacio transita parte de nuestro territorio. Navegar en el cosmos implica para el país allanar las grandes distancias que nos separan de otros estados. El satélite Simón Bolívar nos permitirá independizarnos en materia de comunicación; será favorecido el sistema educativo y además los países hermanos se enlazarán  en una cadena de solidaridad pues también tendrán acceso a las bondades del Venesat-1. 

caminosaltair@hotmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2316 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El satélite Simón Bolívar - Venesat-1

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El satélite Simón Bolívar - Venesat-1