¡¡¡¡Saludamos el logro histórico del Satélite Venezolano Simón Bolívar que surca de socialismo el propio cosmos y la humanidad toda !!!!

El Círculo Bolivariano José G.Artigas saluda el exitoso lanzamiento del Satélite Venesat I que muestra que el progreso de la humanidad es a saltos y el nuevo logro de Venezuela es parte de la revolución socialista siglo XXI y de la función de Estado obrero de China Popular, de su revolución política como parte del proceso mundial.

De aquel «querer tomar el cielo por asalto » (C.Marx) cuando el primer intento del poder proletario en 1871 por los heroicos comuneros de París, a la puesta en el cosmos del Satélite Venesat I, es la materialización de « audacia y más audacia» de los pueblos que desde los originarios del «comunismos primitivo» a los científicos y técnicos de hoy, todos unificados en la política, métodos y objetivos de la clase obrera, avanzan desde las comarcas y tribus más lejanas y postergadas a las revolucionarias masas de Venezuela, de América Latina, del Mundo todo! Mientras el imperialismo y el conjunto del capitalismo se desmorona, en su crisis financiera, de sistema y fundamentalmente en su derrota y aislamiento, como lo muestra la rotunda votación de 185 votos- tres abstenciones- y dos en contra ( EE.UU. e Israel) condenando ayer por 17ma. vez, el criminal bloqueo imperialista a la heroica Cuba socialista. 

La dignidad de la Humanidad le dice NO de mil formas, al poder capitalista, a su decrépito sistema de la propiedad privada. Ayer el Congreso de Colombia rechazó la reelección del payaso Uribe, títere del imperialismo. El sábado pdo. dos millones y medio de italianos en las calles, condenaron en toda Italia-con los jóvenes al frente- la política reaccionaria de Berlussconi. También en Estados Unidos el 70% rechaza la recapitalización financiera de 700.000 millones de dólares, robados a los pueblos del mundincluido el norteamericano.

Por eso los 400 millones de dólares invertidos por el gobierno revolucionario de Chávez enVenesat, es mera parte de las millonarias energías sociales del proceso bolivariano-socialista, como epicentro de la revolución permanente de América Latina. Así como en 2003 un obrero metalúrgico ganó la presidencia de Brasil, en enero del 2006 la mayoría de Bolivia eligió presidente a un indígena aymará, sindicalista cocalero - también con su Movimiento al Socialismo, hoy este logro  del satélite Simón Olivar. es obra del extraordinario desarrollo social y cientifico-técnico del Estado obrero chino, extendido a un equipo de 100 venezolanos que por años aprendieron la ciencia satelital,que incluye 10 sistemas, de electricidad, telemetría, comunicaciones, controles hasta criptología que es el necesario y preventivo uso de métodos en claves para eludir el sabotaje imperialista. También la mayoría de las masas de Uruguay con su presidente Tabaré Vázquez ambientó este salto satelital socialista al ceder su Órbita cósmica otorgada por la ONU, al gobierno de Chávez, reafirmando su función dirigente continental y mundial.  

Así el Venesat I unifica e identifica en un trascendente triunfo de China, de Venezuela, de Uruguay, de inteligencia, ciencia-técnica y conciencia de la Humanidad por el Socialismo Siglo XXI. Todo ello se basa en las estructuras del Estado, sea Estado Obrero, o Estado Revolucionario, pero significando una vela -cósmica- más del velorio del Estado y del poder capitalista. Y como parte de este proceso, Cuba con el maestro Fidel Castro, junto al apoyo casi unánime de los gobiernos del mundo, -también como lo ha hecho Chávez y Venezuela-  acaba de retomar los acuerdos militares con el gobierno de Rusia, en un proceso de regeneración de la burocracia que rompió y aisló a la revolución socialista cubana. Todo es progreso, y a saltos, porque como lo explicaba Evo a Chávez viendo el triunfal Venesat I,  sus lejanos y postergados lugareños, de la comunicación a señales de humo o de chasques, ahora saltarán al uso comunicacional, medicinal, educacional, social, de plenitud solidaria, no sólo para Venezuela, sino desde México hasta la Patagonia argentina. Y asi, este satélite del Socialismo venezolano, unifica y reencuentra a toda Latinoamérica en lucha y en progreso permanente, saltando de sus comunidades indígenas originarias, de su cultura y conciencia colectiva, de sus ayllús, y de ahí la función de este continente en revolución de ser centro del reencuentro humano, de la regeneración de sectores de burocracia y tecnocracia estatal, partidaria, sindical.

Antiguos pueblos indígenas hoy están al frente de nuevos movimientos, de nuevas direcciones, improvisadas algunas de ellas, pero asumiendo la voluntad y conciencia de que el capitalismo es sinónimo de muerte y sólo el socialismo garantiza la Vida, retoma caudalosamente una imparable marea de creaciones participativas, de Asambleas Constituyentes populares, de nuevas Constituciones participativas -superiores a las caducas representativas- de Comités, de Consejos, de Coordinadoras, de Cabildos de indígenas, campesinos, obreros, estudiantiles, religiosos, militares, intelectuales, científicos y técnicos progresistas. Todos ellos en este proceso de unificación  (Unasur, ALBA, Petrocaribe, Petrosur, Bancosur, Gasoducto del Sur, Telesur, etc.) suman sus energías sociales históricas para colocar en el Cosmos, su gran logro científico-técnico: el satélite Simón Bolívar. Esto es irreversible, al ocultarlo los falsos «medios de comunicación» están evidenciando su sentimiento y conciencia de que están fuera de la Vida, de la propia Historia, que ayer, hoy y siempre es de los pueblos.  Salud querido pueblo y gobierno bolivariano. Salud compañero Hugo Chávez!!!  

otto_radiccioni@hotmail.com                                                                                             

               



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3133 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas