Apagones

 No sé si muchos lectores recordaran que tras aquel paro golpista, por el que nadie asumió responsabilidades, fue denunciado a través de un artículo publicado en Aporrea que se preparaba un golpe eléctrico, a ser perpetrado desde las entrañas de las empresas eléctricas en manos del Estado.

     Incluso, los denunciantes publicaron nombres y apellidos de algunos de los saboteadores en potencia; en el caso de varios de ellos se dio hasta el cargo que ocupaban. Por supuesto, ninguno era obrero ni electricista raso na iseador, ni nada parecido.

     Lo cierto es que el plan de sabotaje denunciado no se dio; bien porque los saboteadores se vieron descubiertos a partir de la denuncia o bien porque los denunciantes no estaban informados a cabalidad. También pudo ser un pase de factura entre gente del sector.

     Lo que sí no pudimos saber es qué demonios sucedió con los fulanos que aparecían en la lista de presuntos saboteadores. ¿Los investigaron? ¿Los despidieron? ¿Los ascendieron?.

     Esto último cabe dentro de las posibilidades, pues tenemos entendido que cuando este año se hizo cargo una nueva gerencia de Seneca, en la ya nacionalizada y socialista empresa de electricidad había jefes que participaron en el paro golpista del 2002-2003.

     Hago esta referencia a partir de lo que está sucediendo con los constantes apagones que se están dando en todo el país y que en el caso de Margarita son parte de la rutina diaria.

     A lo mejor es que yo soy bruto y no entiendo nada del asunto, pero en las explicaciones dadas por los responsables del servicio eléctrico en el país no encuentro algo que me convenza. Percibo un lenguaje que enreda, embrolla, pero que no termina de explicar a fondo lo que está pasando.

     Incluso, se despide a la Junta Directiva de Cadafe-Sur y uno queda en el aire, ¿por qué es el despido? ¿Estaban saboteando? ¿Se quedaron dormidos y se los comió el tiburón? ¿Le contestaron mal al jefe? ¿Escribieron electricidad con H al principio? ¿Chávez pidió la cabeza de alguien y encontraron a los chivos expiatorios? Vaya usted a saber.

     Esto es preocupante, en especial cuando tenemos a un Presidente y líder de un proceso que no tiene entre sus virtudes la discreción con la lengua. En su programa dominical ha despedido en público más de una junta directiva, por muy pomposa que ésta sea, ¿por qué tanta mesura en el asunto de la electricidad?.

     Lo cierto es que los apagones continúan. Siguen las explicaciones que nada explican. Y permanecen presentes nuestras dudas. El Presidente hasta se culpa por los apagones y el caballero Hipolito Izquierdo sigue sin convencernos. 

     En un año electoral el asunto se torna peligroso. Si recordamos que antes del Referéndum de la Reforma Constitucional los precios de los productos subieron bárbaramente, pudiéramos afirmar que la oposición encontró una manera de restarle votos al chavismo. Algo que resultó más eficiente que el Golpe de Estado, el paro y las guarimbas.

     ¿O es que los saboteadores están tan cerca de Chávez que comen en el mismo plato?.

     Vaya, cuidado con esos apagones, bajo el amparo de las sombras las traiciones son efectivas.  

 
salima36@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2304 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a63433.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO