Chavismo sin Chávez

Cuando se habla de Chavismo sin Chávez, debemos estar bien claro que estamos hablando de una forma de gobierno, que personas muy cercanas al actual proceso, quieren imponer. Su mayor exponente fue el ex contituyentista y ex ministro del interior y justicia, Luis Miquelena. Estas personas andan disfrazadas de chavistas parecen ser en los tiempos de calma y en reuniones muy pequeñas los mas radicales revolucionarios, pero son muy tímidos al mostrar su compromiso revolucionario con el actual proceso cuando estan frente a un medio de comunicación. Su característica mas resaltante es su amplitud de negociar con la oposición. Esta tendencia salió a relucir con fuerza el 11 de abril, y se debe tener claro que solo un pequeño grupo de ellos se encuentran en la oposición. La gran mayoría de estos señores todavía estan acompañándonos. Ocultándose tras las sigla de algún partido progresista. Estan agazapados esperando la misma oportunidad que se les presento el 11 de abril del 2001. Buscan escalar en instituciones importantes para dar en su momento el zarpazo. Andan tras centros neurales como PDVSA, ALCALDÍAS, GOBERNACIONES. Son la quinta columna de este proceso. Todos sabemos quienes son pero inexplicablemente permanecen en cargos importantes dentro del gobierno.


Muchos creen que solo el cerdo David de Lima, y el traidor Rojas Suárez, conforman esta tendencia, pero lamentablemente la realidad es otra, existen muchos otros con los mismos pensamientos e ideales que estos. Lo que sorprende de ellos es su facilidad de camuflajearse, utilizan mucho la técnica del camaleón. Como lo hicieron otros que consideramos durante mucho tiempo lideres revolucionarios y hoy nos damos cuenta, que solo tenían la revolución en la boca para vivir de ella y no en el corazón para morir por ella, como predicaba el CHE. Cuando se les dio la oportunidad de asumir un verdadero proceso de cambios profundos, se ubicaron en el lado contrario, prefirieron aliarse a los asesinos de los revolucionarios de los años 60 y 70. Aquellos hombres que en algún momento acompañaron físicamente, pero nunca en sus sueños de una Venezuela diferente. Al igual que en aquellos años, donde hombres como Teodoro Pekoff, Americo Martí y otros aparentaban ser los mas radicales revolucionarios, cuando en realidad eran lo que son hoy unos malditos traidores reaccionarios. Hoy presentamos la misma situación.


Existen muchos señores que estan incómodos con la nueva Venezuela que se esta creando, muchos de ellos estan en contra de la actual constitución y de muchas leyes que buscan beneficiar al pueblo. Gobernadores, alcaldes que por si solos jamás hubiesen llegado a ser nada, hoy se oponen de manera encubierta a cumplir, con las leyes revolucionarias, con mandatos constitucionales. Es inaceptable que hasta el día de hoy, a mas de 4 años de revolución, existan alcaldías en manos de supuestos revolucionarios que se opongan a crear los consejos locales de planificación, personas que se opongan dentro del mismo gobierno a darle participación al pueblo, que se opongan a crear la Venezuela diferente. Cabria preguntarle a estos individuos ¿qué entienden ellos por democracia participativa?. Pero claro ellos saben lo que estan haciendo, buscan hacerle daño al proceso. Y además se cuidan de decidir unilateralmente, cuales son las obras a realizar, y cuales son aquellas contratistas que les dan las mas grandes comisiones. Se han dado cuenta que la participación del pueblo limitaría sus ingresos.


Son muchos los seudo revolucionarios que se oponen a la profundización del proceso. Frecuentemente vemos con impotencia como parlamentarios nuestro, se oponen a la promulgación de leyes revolucionarias, solo porque estas afectan sus intereses, para ellos los deseos del pueblo no significan nada, no se mortifican en ningún momento por cumplir las promesas hechas por el presidente. Estas personas tienen sus propios proyectos personales, unilaterales, los cuales estan bastante alejados de los intereses del pueblo. Es inaceptable que esta gente vuelvan a ser los abanderados del gobierno para las próximas elecciones. Todos aquellos revolucionarios que se opusieron a las leyes revolucionarias durante la revolución cubana fueron fusilados, en esta, no queremos que los fusilen porque su sangre maldita pudiera esterilizar nuestras tierras, pero si que sean alejados de los órganos de dirección y de gestión de este proceso y del gobierno.


Estos seres mencionados son los que desean el Chavismo sin Chávez y de hecho apuestan para que esto suceda. Se sienten muy cómodos con la forma de gobernar de la Cuarta Republica, no han entendido estos malditos que el pueblo que voto por ellos pide un cambio, pide participar.


Lamentablemente muchas de estas personas estan ubicadas en sitios estratégicos dentro del gobierno, no les interesa profundizar el proceso. A pesar de que han mostrado sus ganas de saltar la talanquera muchas veces, se les ve sentado todavía en los Aló presidente (esperemos que sea por estrategia).


Es hora de incluir a nuevos participantes, nuevos actores con verdadero compromiso revolucionarios y que sean cónsonos con lo que se quiere crear, es necesario que nuestros lideres dejen de ser funcionarios públicos y pasen a ser servidores públicos. Se requiere de hombres y mujeres con mentalidad revolucionaria.


Es inaceptable que se halla creado una constitución y unas leyes con fines sociales y estos funcionarios se nieguen a cumplirla. Existe una diferencia muy marcada entre lo que el presidente le promete al pueblo y lo que muchos de sus abanderados hacen.


Esta gente ha demostrado que no les gusta la Quinta Republica, ni sus leyes, es hora de mandarlos que se coman un cerro de mier.., de lo contrario esta V Republica va ser una replica de la IV.


Estos son los que quieren crear un Chavismo al estilo Cuarto Republicano. Donde ellos puedan robar como lo hicieron los otros y no pase nada. Estos miserables se olvidan que el pueblo en el 27 de febrero del 89, hizo temblar a Latinoamérica, y Chávez todavía no aparecía. Hay que excretarlos antes que comiencen a hacer el mismo papel que hicieron los militares traidores. Ubicados en sitios envidiables, van a maldecir del gobierno.


Gracias a dios el pueblo venezolano ha madurado mucho, y el único liderazgo nacional que aceptan y respetan es el del Presidente de la Republica, porque de lo contrario este proceso ya se hubiera destrozado o mejor dicho ya lo hubieran destrozado. Por eso se hace necesario cada día, cuidar de nuestro Presidente y fortalecer su liderazgo, porque al igual que pasó durante los últimos años de Simón Bolívar, existen muchos que están en puesto principales y que no están claro o no les interesa que se haga presente la justicia social en nuestro país. Y con un escenario de este tipo su presencia y su liderazgo se hace cada día mucho mas indispensable.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2760 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a5973.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO