Estas no son unas elecciones democráticas

Lo que llama la politología actual la "definición mínima de democracia", consiste en que los ciudadanos puedan elegir a sus gobernantes. Para conseguir esto, a su vez, hay unas condiciones también mínimas, varias de ellas fundadas en tradiciones de siglos: debido proceso, libertad de expresión, organización y manifestación, derecho a la vida; en fin, lo que se conoce desde la época del Rey Juan de Inglaterra y la "Carta Magna", los "derechos políticos" y desde la Revolución Francesa "Derechos Humanos".

Nótese que pretendo hablar de una definición MINIMA, de condiciones MÍNIMAS. Nada de extremismos ni maximalismos. Es irónico que en una época "tan linda como esta" (y como muchas anteriores, estoy consciente), marcada por polarizaciones, conflictos explosivos y sangrientos, extremismos y terrorismos, incluidos genocidios y desapariciones forzadas, sea tan importante subrayar e insistir que uno no es, para nada, un extremista ni, mucho menos, terrorista. Hay que hacer constar que tampoco somos seres insuflados de odio. Para nada. Somos de lo más amorosos con nuestros hijos, pareja, amigos y conocidos. Somos todo un amor con la Humanidad en general, y con cada ser humano concreto y particular, aunque mal paguen. Es importante que conste en alguna acta, porque, justo en esta época, cuando el odio y todos esos instintos destructivos que Freud categorizó como "Tánatos", están desbordados y a veces hasta fundamenta políticas de Estado, lo que hace la diferencia es el amor y la compasión y la Unidad y la Buena Voluntad. Como dice Lacava y Maduro: que se respire Cristo. Aunque no sé cómo olería el violín de Cristo después de esas torturas y ese solazo llevando esa carga hacia la cumbre de un cerro. Pero, ese es otro tema. Perdón por esa digresión cuasi herética.

Volvamos al tema ¿Cuáles son las condiciones mínimas que deben cumplirse para definir algo como "democracia"? Ya la forma de plantear el problema evidencia un enfoque metodológico. Claro: si hablas de "mínimo" y "máximo" estas hablando de medir. La politología de inspiración norteamericana y neopositivista, gusta de las escalas y las estadísticas; es decir, tiene un enfoque cuantitativo. Los conceptos de un autor de estos temas, Przeworsky (¡qué apellido!) explica que una definición mediana y "máxima" (¿extremista? ¿llena de odio? Pregunto por si acaso) comprendería, por ejemplo, una "cultura democrática" donde se respete el pluralismo político-ideológico, una conciencia cívica que permitiría, incluso, que ciertas materias puedan resolverlas los ciudadanos directamente mediante "prácticas democráticas" como la deliberación pública y las votaciones, siempre defendiendo los derechos de la minoría y hasta de los individuos "diferentes". También, en esa "democracia máxima" se buscaría la igualdad, la justicia o la equidad, que no son lo mismo, pero es igual. Además, habría libertad de expresión, de organización, de manifestación, debido proceso, etc. Ya lo hemos dicho en relación al mínimo. Si es propio del mínimo, también debiera serlo del máximo.

Pero volvamos a lo mínimo de una democracia y perdonen tantas vueltas, pero es que quiero que quede muy claro que no odio a nadie. Soy Lennonista (de John Lennon, ojo; nada que ver con el feo y violento Lenin): te quiero para hacer el amor y no la guerra. Respiro Beatles. Ese mínimo de democracia debiera medirse con una escala, una especie de lista de cotejo donde se le pone una rayita a cada característica observable. Veamos esta lista de cotejo: participación de todos los ciudadanos que aspiren a los cargos elegibles, libertad para organizarse y manifestar el apoyo a cada candidatura, libertad de expresión para argumentar las ideas a favor de uno u otro candidato, debido proceso a todos los acusados de alguna actividad ilícita que viole las normas de participación política. Por ahí va la cosa. Tampoco voy a dar una clase de metodología, aunque esa era la materia de daba en la Universidad. Yo soy paz y amor, no lo olviden. Aplico la regla de oro de la Biblia: no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. Perdón que no me sepa el versículo.

Primer rasgo mínimo observable: participación de todos los aspirantes. Bueno; ya lo sabemos: hay varios inhabilitados. Sería llover sobre mojado hablar del caso de MCM, asunto que se viene convirtiendo en una película de suspenso: ¿qué hará María Corina? ¿Designará a un sustituto? ¿Si no lo designa o apoya, qué hará? ¿Lo apoyará a última hora (digamos, fecha límite, el 27 de julio), para que no puedan inhabilitar al escogido? ¿Cómo interpretar el llamado de Capriles y de Caleca para que se señale ya al sucesor o sucesora, y su inmediato rechazo por parte del Comando de la señora? ¿Qué hace Eduardo Fernández hablando con Rosales? ¿Por qué, de inmediato, Rosales y Borges advirtieron que hay que esperar por la decisión de la señora (casi iba a escribir "la Doña", pero…¡paz y amor!¡respiremos a Cristo!), dándole hasta un carácter bíblico a esa espera, porque se trata de evitar un pecado capital: la arrogancia"? ¿El viejito Eduardo Fernández (es cariño, vale) logrará el "consenso" de María? Hasta el presunto candidato de consenso es un suspenso.

Todo este suspenso responde a que inhabilitados hay, como diría Aristóteles, "actuales" y "potenciales". Por ejemplo, ¿cómo se iba a imaginar Andrés Giussepe que era un inhabilitado potencial? Supongo que lo era desde el momento en que se permitió criticar la política económica del gobierno, caracterizada por el beneficio de los sectores empresariales, la entrega al capital transnacional y el castigo a los trabajadores y a los pensionados, la violación de artículos de la Constitución como el 91 (sobre el salario). También Giussepe criticó otros asuntos, tales como la prioridad de la liberación de Alex Saab sobre el asunto de CITGO, el silencio oficial en torno al caso El Aissami, sin presentación, seguimiento ni acusación alguna de la Fiscalía, después que el propio gobierno reveló que él y su gente robaron la bicoca de más de 20 mil millones de dólares. La sorpresa fue grande cuando el compatriota Giussepe, buen chavista y revolucionario por cierto, le informaron en el CNE (porque todavía está esperando la respuesta de la Contraloría), que está inhabilitado.

No quiero pensar mal, ni llenarme de rabia ni de ningún sentimiento malo. Tomo una bocanada de aire de Cristo. Pero toso ¿Acaso estas inhabilitaciones no evidencian una actitud parecida a la de Ortega y la Chayo en Nicaragua, de eliminar sistemáticamente a todos los posibles candidatos opuestos a Maduro? No solo de derecha, como es el caso de MCM, sino también de izquierda. Especialmente de izquierda, porque le sacan cosas como el incumplimiento del "Plan de la Patria" y al Comandante ni con el pétalo de una rosa, más cuando se usa la fecha de su nacimiento para fijar el día de las elecciones? ¿Acaso no atendió a esa política de imposibilitar cualquier expresión crítica de izquierda, por ejemplo, el "asalto" (¿cómo llamarlo amorosamente?) al PCV?

No menciono, porque estoy lleno de paz y amor, la desaparición forzada de Rocío San Miguel, la cantidad de presos políticos, de denuncias procesadas por la Corte de Derechos Humanos, y otros elementos que hacen que en la lista de cotejo del mínimo democrático este gobierno quede raspao. Solo quiero destacar que sí, hay varios candidatos no inhabilitados actuales, pero sí potenciales. María Alejandra Díaz lo sabe. Por eso me respondió que no se iba a inscribir. Igual, cualquiera que, a última hora, sea respaldada por la señora aquella que está recorriendo el país agitando "candelitas" que pronto serán aplastadas, será otro inhabilitado.

De tal manera, que los mínimos democráticos no se están cumpliendo; es decir, aquí no hay democracia; estas no son elecciones democráticas. Padre Nuestro. Aquí tampoco hay debido proceso. Que estás en el Cielo. Tampoco libertad de expresión. Santificado sea tu nombre. Tampoco libertad de organización y manifestación. Venga a nos tu Reino. Cualquiera puede ser acusado de terrorista, magnicida, agente de la CIA, odiante. Hágase tu Voluntad así en la Tierra como en el Cielo.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1173 veces.



Jesús Puerta


Visite el perfil de Jesús Puerta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: