Antipatriotas opuestos al referendo cavaron su propia tumba y Maduro para el 2025-2032

1.-El estado Esequibo… Siempre lo he dicho: el presidente Nicolás Maduro cumple. Tan pronto el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, le planteó la propuesta del referendo en defensa de nuestro territorio, de una vez la aprobó, consciente de que Venezuela es una patria unida por encima de ideologías, colores partidistas, religiones, más allá de cualquier diferencia.

Ahora, si al reducido grupo de apátridas venezolanos le resultó una sorpresa los más de 10 millones de votos del SI, mayor sorpresa le resultaron todas las acciones que el Presidente ordenó para ejercer nuestro derecho en esa entidad, en el marco de la paz, el diálogo, la diplomacia, el respeto mutuo, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el derecho internacional. Suscribo cada una de las decisiones tomadas por el máximo jefe de la revolución. La patria amorosa lo aplaude de pie.

2.- Felicitaciones… Un reconocimiento de mi parte a la Venezuela patriota por el triunfo del referendo, principalmente a nuestro pueblo heroico que acostumbra a crecerse en los momentos decisivos. Igual que a las organizaciones, asociaciones, gremios, sindicatos, personas e instituciones que de alguna manera tuvieron que ver con esa histórica jornada; al Comando de Campaña Toda Venezuela, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), consejos comunales, jefes de calle y, por supuesto, al Consejo Nacional Electoral (CNE) por su gran efectividad y eficacia; de nuevo da lecciones al mundo de cómo efectuar unos comicios de manera transparente perfectamente auditable y verificable.

3.-Plebiscito… La realidad es que el referendo sobre el Esequibo no se trataba de una competencia entre chavistas y opositores que incluyera vencedores ni vencidos. Solo había una protagonista, y como tal, la única triunfadora: Venezuela.

Sin embargo, los enemigos adeptos al terrorismo, siempre buscando cómo hacer daño, politizaron el evento sin medir las consecuencias, de allí que hasta lo calificaron de plebiscito. Ahora, desde ese punto de vista, es de interpretar que los revolucionarios les dieron tremenda paliza a los adversarios, tomando en cuenta que el SI se impuso sobre el NO de forma abrumadora.

4.- Referendo vinculante… Los perversos profetas opositores del referendo, apoyados en la canalla mediática nacional e internacional, decían que ese evento electoral no se justificaba; primero, esgrimían que la soberanía no se consulta, sino que se ejerce, segundo, que no es vinculante, pero el presidente Nicolás Maduro les quitó la careta leyendo el artículo 70 de la Constitución, el cual dice: "son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de soberanía, el referéndum, cuyas decisiones serán de carácter vinculante".

5.-Un dato de tantos que ocultó la canalla mediática… Los medios de comunicación y las redes sociales, de una manera premeditada, le restaron importancia a que, para ese referendo, además de la facilidad y rapidez que proporcionaba el sistema automatizado, se incrementó la cantidad de mesas de votación a 28.027 en 15.857 centros electorales, lo que evidentemente evitaba las colas y el desorden en la entrada de los recintos comiciales.

6.-El desespero mediático… El llanto de editores, periodistas, influencers, no ha cesado por el contundente triunfo del SI en el referendo sobre el Esequibo. Y se les comprende. Primero, no tienen ni candidatas ni candidatos para enfrentar al presidente Nicolás Maduro en 2024. Aparte de estar inhabilitados, se declararon traidores a la patria, pasándose al bando de los que quieren robarnos nuestro territorio. Segundo, temen que se les pueda acabar el millonario negocio que tienen cayéndoles a mentiras a los gringos, al decirles que la revolución bolivariana está derrotada y el referendo demostró lo contrario al hacer arraso el SI, la propuesta del Gobierno bolivariano.

7.- Duda, bendita duda... Tuve mi recelo con esos terroristas que dijeron públicamente que votarían en el referendo. Obviamente participaron para no echarse encima a la mayoría patriota, pero tengo la certeza de que, como mínimo, votaron NO en las preguntas 4 y 5, mientras que los forajidos de las bandas Voluntad Popular y Vente Venezuela, como buenos apátridas, llamaron a la abstención.

8.- Henrique Capriles Radonski… Este hampón sigue aferrado a esta perversa táctica propagandística "goebbeliana": una mentira repetida mil veces se convierte en verdad, pero este bandido no sólo busca que el país crea que el presidente Nicolás Maduro es el responsable de la crisis que ocasionó él junto a los terroristas de las bandas Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Vente Venezuela y la Acción Democrática del malandro Henry Ramos Allup, sino que los venezolanos y las venezolanas se olviden de que era uno de los que le suplicaba a los gringos las medidas coercitivas y unilaterales que llenaron de hambre y miseria al país.

9.- Henry Ramos Allup... No crean que este choro de la política votó en el referendo porque ama a la patria. A este adeco de "uña en el rabo" de Venezuela, solo le interesa 1) ser presidente 2) los dólares que le proporciona la política a través de Acción Democrática. Pero, con respecto a la presidencia, pensó que derrocar a Nicolás Maduro era como pelar mandarinas, y en ese error le ocurrió como a Piero en la canción: la edad se le vino encima sin carnaval ni comparsa, ahora, pese a la edad, aún le queda vigor y perversión para los chanchullos. Por eso, sabiendo que no votar era sepultarse él mismo, anunció que participaría en el referendo. Debió votar NO.

 

10.-El trabalenguas comicial de Luis Vicente León… Revisé la cuenta de este señor afecto a la oposición, en busca de una explicación sobre lo que dijo después que el presidente del CNE, Elvis Amoroso, anunció los resultados del referendo: "Realmente el reporte del CNE no tiene suficiente información, para analizar el referéndum desde la perspectiva de la participación...".

Y en el mismo post añade: "habló de números de votos y no de votantes, lo que deja la duda razonable de si se trata de 10.5 millones de votos por pregunta (10,5 millones de votantes), o se trata de 10.5 millones de votos totales, sumando todas las 5 preguntas, correspondiendo a 2 millones cien mil electores…".

Con respeto porque, aunque conocemos la tendencia política de Luis Vicente León y el trabajo de las encuestadoras en Venezuela, es un hombre que se expresa de manera respetuosa, pero creo que esos resultados lo dejaron aturdido. Y se expresó sin salir del aturdimiento.

Al golpe en el oído de los 10.5 millones del SI, le brotó el maricorino que lleva por dentro y no lo pudo controlar. ¿Cómo iban a ser 10.5 millones por pregunta? El muy bien sabe que el padrón electoral venezolano es poco más de 20 millones de electores. Y si son 10. 5 millones por pregunta, eso daría un total de 52.5 millones de votos.

De todos modos, por experiencia sabemos que el CNE en las elecciones presidenciales, por ejemplo, proporciona los resultados de cada candidato, para luego dar los generales, que obtiene de la sumatoria de los votos válidos, los nulos y la abstención. Después ordena a las regiones dar sus números, lo que permite a los analistas estudiar el comportamiento de los electores, incluso en cada uno de los municipios y hasta en las parroquias. Así de simple.

Nunca había escuchado eso de si son electores, votantes, votos… Lo que si no se puede saber en el referendo es cuántos de los 10.5 millones de electores que depositaron su voto son opositores o chavistas, que es lo que tiene locos a los terroristas que llamaron a la abstención.

11.- Nicolás Maduro Moros para el 2025-2032… Mientras la oposición terrorista sigue en el negocio con la Exxon Mobil, cumpliendo órdenes de entregar el territorio Esequibo y enfocada en que habiliten a los delincuentes inhabilitados e inhabilitadas, el Partido Socialista Unido de Venezuela ya tiene listo al Presidente, para su reelección el próximo año.

 

Maduro es un patriota de verdad, un hombre que ama a su país, que gobierna en función del bienestar de su pueblo, que lleva 10 años enfrentando un golpe de estado permanente que ha incluido hasta un intento de asesinarlo, acción ejecutada por esos mismos homicidas que son precandidatas y precandidatos, porque ahora quieren ser presidentes, sin embargo, él sigue en el poder gobernando y buscando alternativas, moviéndose como un malabarista en función de evadir y superar las vilezas que contemplan la conspiración en su contra, para aminorar el impacto negativo de la crisis en los hermanos venezolanos y venezolanas.

Sobre los promotores de la crisis, la patria está consciente. Sabe quiénes pidieron y siguen pidiendo medidas coercitivas y unilaterales en detrimento de Venezuela, quiénes sembraron el caos, quiénes con las guarimbas llenaron de sangre y de pólvora las calles de nuestro país.

Sabe quiénes aplaudían cuando el psicópata Donald Trump perseguía los barcos con gasolina, comida y alimentos que venían para Venezuela, quiénes disfrutaban torpedeando las importaciones de vacunas contra el covid-19, quiénes se frotaban las manos viendo cómo venezolanos y venezolanas morían a causa de la pandemia.

Nosotros sabemos que los responsables de todo ese desastre en mi país son los terroristas y las terroristas, criminales que aún persisten en la violencia, que todavía siguen entregados a los gringos en función de derrocar o matar a Maduro.

12.- Antipatriotas opuestos al referendo cavaron su propia tumba… Después del referendo consultivo en defensa de nuestro Esequibo, tenemos que desechar a los traidores y traidoras de la patria, integrantes de las pandillas Voluntad Popular y Vente Venezuela, quienes no votaron haciéndole honor a su consabida condición de apátridas.

Y cuando hablo de señalar y condenar a esos vendepatria que se colocaron públicamente de espaldas a Venezuela, no me refiero a que deba hacerlo el Gobierno revolucionario, sino el propio pueblo. El mismo que decide en elecciones, el que manda en la Patria de Bolívar.

Las compatriotas y los compatriotas somos los que debemos estar conscientes de que, si un aspirante a la presidencia se pone en contra de su propia patria, qué podemos esperar de ese candidato o esa candidata al llegar al poder. Nada.

Los hemos visto pidiendo medidas coercitivas y unilaterales para que el pueblo pase hambre, en las guarimbas asesinando gente por ser morena o pensar distinto, lanzando objetos incendiarios hacia preescolares con niños y niñas adentro, colocando guayas para que se degüellen los motorizados, acciones brutales para llegar al poder a toda costa.

Sin embargo, pensé que, pese a todo ese malvado proceder, iban a respaldar el referendo, porque no se trataba de Maduro, sino de la patria, pero no fue así. Esos asesinos de la oposición terrorista detestan al pueblo, no quieren a Venezuela, no la sienten, no la sueñan, no la viven.

Ellos aman a los gringos. Y eso es un sentimiento que ese grupúsculo tiene clavado en el alma. Y contra eso no pueden ni ellos mismos. Desean ser norteamericanos. Se sienten orgullosamente estadounidenses. Lo que deberían sentir por Venezuela, lo siente por EEUU. Quisieran sacarse la sangre venezolana e inyectarse la gringa.

Pero todo tiene un límite. Hubo gente que los apoyó, como ocurrió con Guaidó, hasta que se cansó de hacer el papel de imbécil; descubrió que era un maleante, un ladrón que armó un gobierno interino solo para robar y hacerse millonario como se hizo.

Y todas sus malas acciones se le revirtieron, el apoyo de sus admiradores se le convirtió en odio, incluso, capitalizó un desprecio indescriptible de los simpatizantes que lo consideraban un presidente de verdad. Tal fue el rechazo que salió del país intentando que alguien del Gobierno bolivariano le lanzara, aunque fuese, una mirada.

Necesitaba una excusa para que no lo vieran marcharse como un cobarde, sino que iba huyendo acosado por la revolución, pero nada de eso le funcionó. Qué le va a funcionar. Se iba la nada. La miseria humana. El viento arrastrando la basura de la calle.

Llegó a Colombia, y en el aeropuerto de Bogotá habló de un hostigamiento que solo existía en su cabeza. Qué iba a estar pensando el presidente Gustavo Petro en alguna acción sobre ese mediocre, que ya no significaba nada en Venezuela y menos en el país neogranadino.

Llegó a Miami solo y siguió solo. El mismo se cavó su propia tumba. Y creo que los vendepatria y las vendepatria de la oposición terrorista, al ponerse de espaldas al referendo sobre el Esequibo, principalmente los de Voluntad Popular y Vente Venezuela, también cavaron su tumba. El pueblo venezolano no les va a perdonar esa traición. Son una quinta columna. Insisten en entregar su territorio por unas cuantas monedas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1559 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas