Cuento o razón

¿Cuál es el defecto que tiene este bello mundo?

El periodista Juancho Marcano y su perro Pipo, salieron rumbo al conuco, aunque las ganas no eran muchas de llegar hasta el sembradío, pues las lluvias asomaron sus caricias y se retiraron, y las plantas en vista del látigo del sol, apagaron sus sonrisas por la ausencia de la lluvia, y estaban buscando como guarecerse. "Esta sequía, dijo Juancho, no ha tenido comparación, prácticamente ha sido todo el año, pues no llueve fuerte desde el mes de marzo, de ahí hacia adelante, ha sido pura lloviznas que no son capaces de mojar el suelo".

Llegaron al conuco y hombre y perro, se dedicaron sólo a dar una vuelta de reconocimiento bajo la mirada triste de las plantas que, al parecer, tampoco se explicaban este ardiente y largo estío. Una vez terminado dicho recorrido, ambos se llegaron a la siempre fresca y acogedora sombra de la mata de mango, que los saludó y ahí bajo el frondoso árbol el hombre y canino empezaron a conversar, y Pipo, le preguntó a Juancho por dónde andaba el día anterior y el periodista le respondió y agregó: "El mundo, Pipo, anda congestionado, la guerra vuelve a ser la noticia del día y los reportes dicen que mueren niños, hombres, mujeres y ancianos, los cuales son inocentes, y eso de verdad es un asunto que los hombres deben enfrentar y tratar de terminar con esas contiendas donde la muerte es el pan de cada día. Es triste y lamentable".

- Por eso no entiendo este mundo, Juancho, dijo el perro, pues ustedes los hombres buscan matarse ustedes mismos y se llaman racional y no es verdad, pues qué racionalidad puede haber en unos tipos capaces de matar a unos niños que están totalmente indefensos, ninguna. Y no sólo eso, sino que realizan grandes tragedias y acaban con especies animales y vegetales, sin importarles el dolor que puedan sentir estos seres vivos. Son unos degenerados y me perdonas.

El periodista escuchaba atentamente la exposición de su perro, sin poder agregar nada, y por eso Pipo preguntó: "Este mundo hermoso y bello, tiene un defecto, Juancho, y ¿sabes tú cuál es?"

-No lo sé, Pipo, y no tengo razones para rebatir tus argumentos, ni ganas de contestar, por eso quiero que me respondas cuál es ese defecto que tiene el mundo.

- Muy fácil, periodista ilustrado, es nada más y nada menos, que el hombre.

Juancho, lo acarició y le dijo: "Tienes toda la razón, Pipo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1582 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: