La Bola de la Serie del Caribe y los Pelabolas

La Bola de la Serie del Caribe y los Pelabolas

La dos Venezuela cada vez se distancia más, en la medida en que la permanencia del gobierno en el poder cada vez es más precaria. Hoy como nunca, si se quisiera dibujar la situación de la población venezolana esta se vería como un reloj de arena, en el polo superior un reducidísimo grupo que ostenta riquezas habidas y mal habidas de manera escandalosa, en el medio una desaparecida clase media y en el extremo inferior la inmensa mayoría de los venezolanos que pasan hambre y arrecheras al ver el descaro como se les niega un justo salario, los mismos que disfrutan de la Serie del Caribe en dólares.

Lo de la Serie del Caribe se suma a los Casinos para hacer de Venezuela un "atractivo" turístico donde se viene a disfrutar y otros a lavar. Es la Venezuela del Socialismo del Siglo XXI. Y es que hoy, que duda puede caber, entre socialismo del Siglo XXI y capitalismo del siglo XVI es poca cosa lo que hay que diferenciar. A los trabajadores no se les paga por el bloqueo; ese mismo bloqueo que permite el ingreso de una gama de automóviles que sólo la pueden comprar el alto gobierno Militar-Policial-Civil, los denominados boliburgueses y los burgueses de siempre. Y es que dentro todo esa confusión nauseabunda de tránsfugas ideológicas los "herederos" de Chávez les duele pagarle el salario que merecen los trabajadores pero no se inmutan en jugárselo en los casino, o beber el mejor escocés en la Serie del Caribe. Hoy nos hemos convertido en una republiquita bananera de la que los gringos le encantan sostener. Hoy mientras se roban todas las riquezas las grandes trasnacionales con la complicidad, son parte del negocio, de una corrupta élite Militar-Política-Civil al ritmo de consignas antiimperialistas, Pedro Carreño da cátedras de marxismo aplicándole a los educadores lo que el judío alemán denominaba el ejército de reserva. Arengaba este inefable personaje que los educadores que no se incorporaran al trabajo debían ser sustituido por las UBCh, los bachilleres, los milicianos; si algo se parece más a un esquirol es un pata en el suelo advenido en nuevo ricachón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 720 veces.



Isidro Camacho

Isidro Osvalinoc Camacho Manzano Docente Universitario, Profesor a dedicación exclusiva UNELLEZ-VPDS Barinas.

 osvalinoc@gmail.com

Visite el perfil de Isidro Camacho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: