Mis amigos Libros

Muy querido amigo y tocayo José R, he tenido la dicha, el placer de leer tu artículo aparecido en ese portal de Aporrea hoy tan aporreado, LA MUERTE MÁS IMPORTANTE JAMÁS IMAGINADA, Me ha conmovido todas las fibras y sentimientos de mi vida, alma y sentimientos, pues soy un enfermo eterno de mis amigos LIBROS IMPRESOS,con ese olor al tiempo a lo añejo, al polvo de historias contadas y vividas por nuestros amigos LIBROS.

De mi padre abogado, graduado en la Universidad de Barcelona España, y Republicano de los años 36......fiscal de la tercera región aérea de Barcelona, Cataluña y Baleares durante la guerra civil, que salió de España con el último cuerpo de ejército republicano que defendió a está ciudad Barcelona, andando por los Pirineos en retirada hacia Francia.

Si amigo José R, de mi padre herede ese amor por los libros, ese cariño en nosotros, ratoneros amigables de las bibliotecas del MUNDO.

He pasado con mi padre cuando vivió y después con mis libros y bibliotecas, todo eso que tu narras en forma tan real y exquisita al lector, gran parte lo he vivido lo he sentido a FLOR DE PIEL, primero con las vicisitudes y peripecias de los libros de la biblioteca de mi padre,quien en ocasiones perdí a sus amados libros, por caprichosas circunstancias y jugarretas del destino, algunas las más tristes para poder subsistir o llevarnos el pan a la boca, otras pagar el alquiler de un apartamento.

Luego esos queridos libros que viajaron por medio mundo en guerra y paz desde Venezuela a Costa Rica en un barco carguero, donde se mojaron o los mojaron con agua de mar, pacientemente vi a mi padre sacarlos al Sol, uno a uno, repararlos sin ser curador ni encuadernador de la mejor forma que pudo, con cinta de papel engomado y engrudo de harina, presencié aquel dolor con el que acariciaba sus recuerdos de juventud, su tesoro de tantos años de compañía y de andanzas estaba en gran parte perdido.

Hablando de andanzas pude aún siendo un niño comenzar desde entonces a querer a nuestros inseparables amigos LIBROS.

Recordar títulos como EL QUIJOTE DE LA MANCHA de Cervantes S LA DIVINA COMEDIA, de Dante A, ambos en sus ediciones antiguas de lujo e ilustrados a plumilla por el gran artista Gustavo Doré, pudo al final salvarlos a medias de las aguas marinas, la casa toda olía a moho a humedad, y aún recuerdo ver con el dolor que mi padre los secaba al Sol, y reparaba con lágrimas en sus ojos.

Sí creo que fue desde entonces que empezó esa enfermedad, esa curiosidad insaciable por mis amigos los libros.

Algunos han dejado desde mi niñez, huellas eternas en mi alma y vida con títulos como: EL LIBRO DE ORO DE LOS NIÑOS, CORAZÓN de Edmundo de Amicis o LA CABAÑA DEL TÍO TOM DE Beecher Stowe seguido de un gran etc, que para el día de hoy a mis dorados años de existencia siento sus huellas en mi sentir.

Muchos de esos libros que tanto amé y que yo luego poco a poco con el tiempo compré, o me regalaron como a ti amigos y autores con amables y cariñosas dedicatorias se han perdido, pues a fuerza mayor unos fueron regalados, prestados y nunca más regresados o vendidos para parchar algún roto de la vida, hoy sólo están vivos en mis recuerdos, y otros pocos los tengo en malas condiciones guardados o llenos de polvo por no tener un sitio idóneo para ellos hoy en bibliotecas y rincones improvisados donde vivo.

No se que será de ellos cuando muera, mis queridos libros, también tengo una buena cantidad de libros de matemáticas y otros de matemáticas escritos en español y editados en Rusia.

Es cierto como mencionas en tu escrito, que el Mr GooGle nos ha robado el placer de los libros, de ver y leer a esas fierecillas letras, con sus hojas llenas de dibujos y su olor a papel tan característicos a ellos nuestros libros.

¿Qué podemos hacer?

seguirlos queriendo y recordarlos en nuestras vidas

Con frecuencia recuerdo a tu hermano y apreciado amigo vecino de años, Argenis R, y de su amor por los libros, por la lectura y la escritura, por cierto me regaló unos cuantos por él escritos.

A veces se me nublan de lágrimas mis ojos recordando a esos queridos amigos nuestros que ya no están los libros



Esta nota ha sido leída aproximadamente 457 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor