Carnaval satánico mundial

300 millones de dólares regaló Bono, el vocalista de U2, a Pandemic/Bioware productora de Mercenarios 2, juego de video escuálido que lava el cerebro a los adictos Play Station contra la revolución socialista bolivariana. El capitalismo tiene cipayos en el mundo fashion que sirven de propagadores de una matriz de opinión contrarrevolucionaria, este grupo de rock sirve para eso. Por un lado, la fachada de humanitarios que dan conciertos beneficiando a los pobres, promocionando los derechos humanos, impulsando la paz y la ecología, y por otro, financiando la manipulación mental de millones de adolescentes en contra de Hugo Rafael Chávez Frías. La metodología es clarísima. Primero invaden a través de los medios con una matriz de opinión que señala a Venezuela revolucionaria como un país “desestabilizador” en donde un tirano impide el suministro de energía al imperio defensor de la “democracia” en el planeta. Hollywood fabrica a partir de esta matriz, películas que subliminalmente apuntan contra los enemigos del imperio. Las cadenas de televisión inundan con programas donde se estigmatiza a pueblos y líderes populares, transmutándolos en populistas, y siempre habrá la clara fusión con el pasado en la Alemania de Hitler, o la Italia de Musolini. Con la tecnología producen una serie de golems cibernéticos que harán del pasivo consumidor electrónico un adicto a la perversión política orientada en contra de Chávez, la revolución bolivariana, y por extensión de toda forma de manifestación popular en contra de la hegemonía gringa. Campañas internacionales a la sustentabilidad, reducción de la deuda externa, contra el SIDA, la pobreza, las enfermedades pandémicas, el militarismo, y la opresión política constituyen el disfraz del carnaval mediático de los mercenarios del nuevo orden mundial, de los “panas elevation”. El imperialismo que fracasa día tras día en las calles de Bagdad, vuelve a programar ataques contra Afganistán. Diseña una campaña terrorista contra Venezuela, diciendo que Al Qaeda atacará puntos estratégicos de la industria petrolera nacional. Todo el mundo sabe en el país que la oposición no ha podido salir de su marasmo político, y que finalmente atacan desde el exterior orquestando golpes mediáticos desde la secretaría de estado ( Condi Rice) o desde la subsecretaría ( John Negroponte ) siempre pretendiendo ocultar en una columna de humo mediático contra Chávez, la peor crisis política y militar de la historia norteamericana (Irak). Así la invasión mediática de Mercenarios 2 va programando subliminalmente al mundo, y de una forma psicológica específica, domesticando la opinión mundial para los efectos del cambio de lo virtual a lo real. Es la metodología del imperialismo satánico, utilizar la tecnología para programar a la humanidad a su favor. El mensaje siniestro de mentes como las del clan Bush, Rice, Negroponte, Gates, y el mismo Mercenario Bono, es la de beneficiarse económicamente del caos. Escala de valores que está en sintonía con la médula de los principios capitalistas neoliberales, y actualmente neoconservador, personificados por halcones de Washington en la política exterior del imperio gringo. De esta manera podemos asociar a Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial con Bono, uno ataca mediante políticas monetarias de crédito (véase la crisis de las papeleras en Uruguay y Argentina: Fray Bentos) dividiendo países hermanos; el otro disfraza su odio a la humanidad con canciones y conciertos filantrópicos, sirviendo al imperio del caos cuya sede está en la Casa Blanca. No hablemos de medios impresos, porque saturan con la desinformación contra nuestra cultura y decisión de llevar el poder al pueblo y convertir a Venezuela en una patria socialista. Miren el escándalo a través de la televisión una vez que decidimos quitarle armas al enemigo (Granier mercenario como Bono) escondido en nuestra propia casa. Hasta Bush diseña un viaje al patio trasero midiendo fuerzas en el me que viene, con la finalidad de desunir pueblos, conspirar con tratados internacionales, apoyar la división para reinar, inflamar odios entre hermanos, y expandir el caos mundial. Todos disfrazados de “demócratas”, “filántropos”, “justos”, “humanitarios”, no hacen otra cosa que dar manotazos de ahogado. Que este carnaval no quede sin quitarle las máscaras a los mercenarios que pretenden arriba, obstaculizar por todos los medios habidos y por haber, el avance inexorable del poder popular hacia el socialismo bolivariano; y por abajo, pretenden secuestrar los consejos comunales, infiltrándolo con mercenarios criollos que sólo defienden sus parcelas de poder. ¿No saben acaso estos señores que están con ello defendiendo la contra revolución? A toda la juventud revolucionaria bolivariana en Venezuela y América Latina: ¡No dejen que Play Station les destruya la voluntad de luchar por un continente justo, independiente y soberano! ¡Todos contra la invasión del Mercenario 2 llamado G .W .Bush al continente! ¡Por la defensa del Poder Popular en Venezuela y el mundo! ¡Boicot contra U2 y todos los grupos que apoyan hipócritamente al imperialismo donde quiera que se esconda! ¡Viva Chávez! ¡Viva la Revolución Socialista y Bolivariana! ¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!



Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5185 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a30943.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO