El PCV, APR y su fracaso

En algunas de mis notas adelanté lo que ocurriría al PCV y a APR... se ratificaría que son la nada.

Quisieron mostrarse ante el electorado como los verdaderas chavistas, pero dejando de lado dos acciones que son propias de cualquiera que sea verdaderamente chavista: el carácter antiimperialista y la definición de la derecha como el verdadero enemigo interno.

Obviamente, el pueblo captó esa "sutiliza" con la cual evitaban atacar a semejantes monstruos y los percibió como una mala copia.

Y es que una cosa es el partido comunista como organización histórica y mundial y otra muy diferente la gente que controla el partido en Venezuela desde hace más de 30 años.

El PCV fue infiltrado hace mucho tiempo. Un grupo de militantes fue captado por la derecha y el imperio allá por los años 80 para que con una buena "ayuda económica" se dedicaran a la política a tiempo completo a fin de tomar el control del partido.

Obviamente, el no tener que preocuparse por "pequeñeces como la comida, la ropa, el transporte y los tragos" les brindó una ventaja sobre el resto de la militancia y tomaron para sí el partido.

El apoyo a Rafael Caldera, el rechazo una y otra vez a Chávez y el ataque a Maduro es parte del "trabajo" que le ha sido encomendado y que como pudimos ver, no ha arrojado ningún resultado positivo desde el punto de vista, electoral.

Desaparecerán, no tengan duda de ello. La derecha y el imperialismo no seguirán invirtiendo en grupos tan pequeños e ineficientes.

Los Apeorros (por APR) son otra cosa. Para nadie es un secreto que se trata de una organización de traidores financiada por uno de los hombres más despreciados por el pueblo venezolano (Rafael Ramírez).

Se trata de gente de derecha que trabaja para la derecha. Se hicieron pasar un tiempo por chavistas para grangearse un nombre y una imagen como revolucionarios y poder trabajar desde adentro en la siembra de división, desesperanza y frustración.

El resultado fue el natural: a los traidores nadie los quiere ni respalda. Son despreciados por un bando, mientras que en el otro se les tiene desconfianza.

Esa alianza PCV-APR era, entonces, natural y previsible. Pero su fracaso también lo era.

Noviembre 2021



Esta nota ha sido leída aproximadamente 950 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: