Las lágrimas del alacrán José Brito

En la rueda de prensa efectuada al día siguiente de las elecciones regionales quiso dar la sensación que fue el ganador de la gobernación. La contundencia con que hablaba, prometiendo seguir trabajando recorriendo todo el estado Anzoátegui. El discurso iba muy bien hasta que de repente comenzó a llorar refiriéndose al regreso de los jóvenes en el exterior. Indudablemente era la excusa para esconder la verdadera razón de sus lágrimas: la pérdida de las elecciones.

Los ojos rojitos, la cara completamente mojada tal como si llegase de un maratón, no conforme con eso se levantó de la silla comenzando abrazar a cuanta señora mayor de edad estuviera, ofreciéndole al oído que la promesa la cumpliría de cualquier manera. Realmente el desdoblamiento dramático no tiene nada que envidiarle a un Raúl Amundaray en sus mejores tiempos.

Criticó a Capriles, lo calificó de cobarde, contando que estuvo cuatro veces en el estado buscando que Barreto declinará y lo apoyara a él. Manifestó que Antonio María debió haber seguido el ejemplo de David De Lima, quien había sido magnánimo al renunciar a la reelección apoyando a Barreto Sira. Primera vez que públicamente expresa su admiración por el jefe de los alacranes, David De Lima.

En el fondo debía estar satisfecho, puesto que cumplió a cabalidad la tarea recomendada por el madurismo, esos votos que obtuvo le hicieron falta a la unidad para gana las elecciones a nivel de gobernación y alcaldías. Ahora seguirá representando ese papel de opositor tratando de dirigir a la oposición, en compañía de los otros alacranes escondidos como lo son los dirigentes de LAPIZ y Fuerza Vecinal.

Por sus actos los conoceréis, ya Juan Guaidó advirtió que Brito no representaba ninguna oposición. Toda la comunidad fue testigo de la inmensa cantidad de recursos económicos que se gastaron en una campaña fastuosa, dirigida a crear la sensación de victoria anticipada. Faltan cuatro años para las próximas elecciones regionales que se olvide de financiamiento por tanto tiempo.

Pasa el tiempo y los politiqueros olvidan las estrategias y actuar del chavismo. Utilizan a la gente o partidos aliados para después borrarlos. Pasó con, PPT, PCV, Tupamaros, hasta con ellos mismos cuando eliminaron el MBR 200, para formar el Psuv, raspando a Miquelena. O acaso olvidan el personaje más emblemático cercano a Chávez, como fue Baduel, preso y muerto en la cárcel.

Patético el cuento de El Conde del Guácharo, en sus aspiraciones presidenciales. Comenzó con mucha fuerza, aumentaba día a día en las encuestas lo que puso nervioso a los misteriosos financistas, de repente de la noche a la mañana le dijeron que se acabó el dinero teniendo que tirar la toalla. Prometiéndose que de volver aspirar sería con su propio financiamiento.

Brito declaraba que vivió la mejor experiencia de su vida. Quien lo va a negar, la pregunta es hasta donde le durará el sueño, no sabe cuando se le convertirá en pesadilla. Mantener un liderazgo a punta de dólares es muy costoso. Las confesiones de Alex Saab no se saben hasta donde perjudicará a los que viajaron llevando una carta de buena conducta del hoy residente de las cárceles del estado de Florida.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 723 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor