La Guaratara

El Ex presidente Donald Trump

En su gira por los países vecinos de Venezuela, Pompeo encontró paranoicos a sus adulantes que insistían en aclararle que el presidente en pleno ejercicio del poder civil, militar, diplomático y económico en territorio bolivariano es Nicolás Maduro. En Guyana y Surinam las referencias hacia el autoproclamado eran tan risibles, que a las delegaciones de Brasil y Colombia se les advirtió no jugarse con el parapeto de presidencia interina, sin embargo los altos mandos militares fronterizos tuvieron que hacer entender al Departamento de Estado que, en efecto, están lidiando contra un Comandante en Jefe muy bien definido: Nicolás Maduro. En ese momento el buró comunicacional de la Casa Blanca se percató del nulo impacto que el informe de Derechos Humanos había logrado en la región: las redes de inteligencia subversiva -tejidas durante medio siglo de lucha en Colombia- observaron en primera fila cómo Pompeo se limpiaba el sudor ante el fiasco de los "especialistas de la ONU" y se proponía "comenzar a referirse a Maduro como ex presidente".

Así lo hizo al llegar a la comparecencia ante los medios: lo aburrido de su gira; el cuestionamiento al informe forjado contra Caracas; la inexistencia de Guaidó en todo campo político y la ferocidad con la cual la Fuerza Armada Nacional Bolivariana derrotó el ataque paramilitar colombiano en Apure, obligaron al súper policía de Estados Unidos maniobrar hacia la relación de la República Islámica de Irán con el armamentismo en Venezuela. En ese momento Pompeo se refirió a Nicolás Maduro como "ex presidente". A propósito, ni la ONU, ni la UE se toman a la ligera las actuaciones unilaterales de Estados Unidos sobre temas que corresponden al Consejo de Seguridad. Para simplificar la idea: para la ONU, la UE y la opinión mundial lo de Pompeo fue un berrinche. Claro, la administración Trump sigue ensayando todo tipo de guerra, menos la que exige su pueblo; mientras China y Rusia reciben el aval científico a sus vacunas contra el Covid19, Donald Trump se pelea por TikTok, las fábricas de celulares y el comercio entre Irán y Venezuela. Cualquier circo sangriento es mejor a tener que llamarse ex presidente por adelantado, como ocurre en NY, Portland y Seattle, ciudades declaradas en anarquía, donde Trump ya no ejercería control federal, sin contar las que, estadísticamente, no le favorecen.

Con mucha razón el profesor Adán Chávez, Embajador de Venezuela en Cuba y Vicepresidente de Asuntos Internacionales del PSUV, durante la entrevista concedida al programa la Palestra, transmitido por Hot 100.1 FM en Barinas, resaltó la importancia de Venezuela en la política hemisférica, a tal punto que Donald Trump, a 40 días para las elecciones norteamericanas, se enfoca en la Patria de Bolívar, procurando encarnar un heroísmo perverso, racista e injerencista. En opinión de Adán Chávez, las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela son un ejemplo para todos los países de la región amenazados por el imperialismo, pero también demuestran la capacidad de lucha contra la pandemia, lo que permitirá a Venezuela ejercer su derecho al voto con civismo y seguridad sanitaria. En su interacción con Hot Radio, el diplomático bolivariano demostró que el informe de Derechos Humanos forjado contra Maduro no fue más que un fraude desmontado por la diplomacia bolivariana y que dicho escenario nos ha puesto más alertas como electores y como pueblo, en el sentido de asumir las elecciones con verdadero espíritu patriota, tanto en las fuerzas revolucionarias que conforman el GPP, como en la misma oposición que quiere proponer y hacer política sin golpismo, sin injerencismo, sin clamar por la destrucción de la patria. "Es una elección por la soberanía de la patria entera", enfatizó el Líder Chavista de los Llanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 619 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor