La Columna del Guerrillero

El MBR200 la "Nueva Esperanza" está en la calle

Han pasado más de 20 años, desde que postulamos al Comandante Hugo Chávez Frías ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), como candidato presidencial a las elecciones de 1998, por tecnicismos y burdas maniobras, se implementaron otras siglas partidistas para tales efectos electorales, pero hoy día continuamos con nuestra denominación de origen, como el "MBR-200", destacando que posterior al referido evento histórico, nunca más volvimos a participar con voz propia, como movimiento cívico militar en un proceso electoral.

Planteado lo anterior, conviene resaltar algunos aspectos relacionados con el fallido intento que hicimos para inscribir al Comandante Chávez como candidato presidencial por el MBR-200 en aquel año; este intento fue frustrado por una trastada política de LUIS MIQUILENA, a quien la derecha sacó del ostracismo político para hacer implosionar al MBR-200, conjugando fuerzas desde adentro y foráneas al "Movimiento", para ello se confabuló y complotó con los directivos del ente electoral cuarto-republicano, para que negaran la inscripción del MBR-200 como partido político, sólo para que no fuera este "Movimiento" el que inscribiera al comandante Chávez como candidato presidencial, quien con su "POR AHORA", se perfilaba con clara opción para derrotar el bipartidismo ADECO-COPEYANO.

Tal jugada permitió a Luis Miquilena y su combo de urredecos, constituir el "MVR", organización política con la que finalmente inscribieron al Comandante como candidato presidencial.

A partir de esos acontecimientos, se sentenció a muerte al MBR-200, para hacerlo desaparecer del imaginario nacional con la gloria que representaba: "ser el movimiento cívico militar con el cual se alzó el Comandante el 4 de Febrero", contra el nefasto gobierno de CARLOS ANDRÉS PÉREZ, así como contra lo que él representaba para la burguesía y los sectores dominantes del capitalismo y el imperialismo norteamericano.

Llama la atención que todavía quedan por ahí figuras de ese entonces, ocupando altas posiciones de gobierno.

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, vemos cómo se delatan algunos "revolucionarios" que les da urticaria el nombre del MBR-200, quizás porque ni estuvieron en la fecha histórica del 4F, ni han asistido como delegados a ninguna de las Asambleas Nacionales del Movimiento.

Entre ellas destaca la que celebramos en el salón naranja de la UCV, la cual fue trasladada a Valencia, en la oportunidad en que finalmente el MBR-200 aprobó la candidatura presidencial del Comandante Chávez.

El tema de fondo, es que en aquel momento, el MBR-20O fue objeto de una emboscada por parte de un montón de fariseos, que luego se alzaron con el santo y con la limosna, o sea "hicieron milagros con escapulario ajeno". Todo lo anterior explica la razón por la cual "algunos cuantos" están interesados en mantener en el ostracismo político al MBR-200.

Sin embargo, a pesar del esfuerzo de ciertos verdugos, y tal como señalamos al principio del artículo, el MBR-200 histórico, reaparece con su prestigio intacto, como referente de los ideales del Comandante Chávez, sin oportunismo ni uso desmedido de su figura y sus mensajes, ideales que siguen siendo el soporte de esta larga espera para nuevamente andar por estas calles, recogiendo y compartiendo los dolores del pueblo.

A tales efectos, en esta fase turbulenta en que se mueve la política del país y como una de las formas que tenemos para rendirle honores a nuestro líder y conductor, nos involucramos y participamos en la búsqueda de soluciones concretas a la problemática social de los sectores populares. donde quedó sembrado el amor profundo que sentía el Comandante Chávez por este pueblo, al que amó y por el cual dio su vida, que vilmente le arrebataron misteriosamente. En este instante queremos decirle a quienes nos quisieron borrar del imaginario del chavismo: "El muerto que voz mataste, goza de buena salud"

Y para "muestra un botón", así estará de ruda la cosa para los sectores populares, que el solo anuncio, de nuestra decisión de participar en estas elecciones para elegir la Asamblea Nacional, ha despertado no sólo emoción, sino que en las filas del chavismo y en otros sectores moderados de la oposición, lo ven como "una nueva esperanza". Esperanza que está sustentada en la actitud crítica que hemos mantenido todo este tiempo, contra ciertas políticas económicas del gobierno, entre otras, que por falta de una apropiada Contraloría revolucionaria, se ha permitido perder el rumbo que nos había trazado el Comandante Chávez.

Misión contralora revolucionara, que nos tocará desempeñar a los diputados que lleguemos a la Asamblea Nacional con el voto popular.

Y en oposición a las expectativas de "ciertos agentes formadores de opinión", nuestra misión en este renacer del MBR-200 en el terreno electoral, es "Volver a Chávez", construyendo leyes que defiendan realmente al ser humano; al trabajador y la trabajadora, la familia, el respeto y preservación de la vida, la fauna y el medio ambiente y la defensa de los recursos naturales, de nuestro patrimonio cultural y la defensa integral de la nación.

Otro aspecto, tan importante como los anteriores, es hacer realidad el sueño de nuestro Padre Libertador Simón Bolívar, lograr que desde el Parlamento, se reoriente la gestión pública del gobierno, para que se generen las condiciones objetivas, para convertir éste o cualquier otro gobierno que venga más adelante, en eso que el Comandante Chávez asumió como bandera de su gobierno "llevar a su pueblo la mayor suma de felicidad y prosperidad posible y la mayor suma de justicia social".

No pretendemos ni será nuestro norte llegar a la Asamblea Nacional a tirarle piedras al gobierno, ni a convertir nuestra investidura de diputados en una patente de corso para avalar el divisionismo; vamos con el propósito de construir patria, a desmontar la cultura de corrupción que tanto daño le está haciendo al proceso bolivariano, revisar la gestión de gobierno desde el Presidente para abajo, reforzar las funciones de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, para que no sea un ente complaciente y timorato con el gobierno, sin que su actuación se convierta en un muro de contención para aquellos proyectos, que bien aplicados y supervisados con honestidad, estén destinados a mejorar las condiciones de vida de los venezolanos, por cierto actualmente bien maltratados por la dejadez, la ineficacia y falta de espíritu revolucionario de muchos de los funcionarios del gobierno; y por la miseria humana que acompaña los actos de los principales voceros de la oposición apátrida y rastrera de Juan Guaidó y su banda de delincuentes.

Finalmente, tengo la certeza que nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, vería con buenos ojos el relanzamiento del MBR-200, porque en atención a sus principios, propósitos, fines y fundamento cívico-militar, sería la organización política ideal que el Comandante quería.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1233 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas